×
  • Buscar
Publicidad

Video- Diabetes gestacional videos en TodoPapás

Publicidad
Publicidad

La diabetes gestacional es una alteración en la tolerancia de los hidratos de carbono que se da en la segunda mitad del embarazo. Es producida por las hormonas que comandan el embarazo en esta etapa.

Los factores de riesgo que predisponen a padecerla son: el alto peso materno, hipertensión arterial, tener antecedentes de diabetes en la familia o haber tenido hijos con un peso mayor a los 4 kilos.

Para detectar la diabetes gestacional lo que hacemos es un análisis de sangre entre la semana 24 y 28. Es un estudio que consiste en sacar sangre en ayunas, luego dar una bebida con una cantidad exacta de glucosa, y a las dos horas volver a sacar sangre para evaluar cómo el organismo tolera esa cantidad medida de glucosa.

Si este resultado da positivo, la mayoría de las mujeres realizan un tratamiento médico-nutricional y con eso es suficiente. Solo un pequeño porcentaje necesitan aplicarse insulina para controlar que los porcentajes de glucosa en sangre no sean elevados.

En cuanto a lo nutricional, debemos llevar un plan de alimentación balanceado, en el que tratamos de evitar azúcares simples, como el azúcar de mesa, las gaseosas con azúcar, gelatinas comunes, dulces, golosinas, postres dulces, etc.

Lo que tratamos de controlar son los hidratos de carbono complejos, que los presentan panes, galletas, pastas, cereales… un montón de otros alimentos.

También tratamos de distribuir a lo largo del día la ingesta de hidratos de carbono para no hacer sobrecarga en un determinado momento y, si el obstetra lo permite, si los parámetros obstétricos son adecuados, tratamos de caminar un poco cada día, que esto ayuda a mejorar la tolerancia a la glucosa.

Después del embarazo, por lo general, los valores glucémicos vuelven a la normalidad, es decir, cuando desaparece la placenta y desaparecen las hormonas que comandan esta alteración, los valores de glucemia vuelven a la normalidad. De todas formas, es importante que más o menos a las seis semanas posparto se realice una nueva curva de tolerancia a la glucosa para saber exactamente si desapareció o no esta intolerancia. Aún así es necesario que la madre que tuvo diabetes gestacional lleva una alimentación saludable, mantenga su peso y un estilo de vida saludable porque el riesgo a un futuro aumenta, tanto de la vida adulta como en futuros embarazos.

Publicidad
[#CSS-EXTRA#]