Guía de viaje para madres: 15 prácticos consejos para viajar con niños

Guía de viaje para madres: 15 prácticos consejos para viajar con niños
comparte

Generalmente, las vacaciones son ansiosamente esperadas durante todo el año, pues por fin se pueden dejar las responsabilidades profesionales a un lado para poder disfrutar de un merecido tiempo libre alejados de la monotonía. Viajar puede ser una actividad espectacular llena de nuevas experiencias que dejarán gratos recuerdos por siempre. Sin embargo, si los viajes no son planificados estratégicamente se pueden convertir en una experiencia que nadie querría volver a repetir; por eso es tan importante tener todo listo antes de embarcarte en la aventura de conocer nuevos destinos. Sobre todo si viajas con niños. 

De viaje en familia

De viaje en familia

Ya está aquí el verano y probablemente estés contando los días que quedan para esas semanas libres de merecido descanso. ¡¿Descanso?! ¡¿Con un bebé?! Sí, ¡es posible! Viajar con niños - y más si son bebés- impone nuevas responsabilidades y más planificación de la habitual, pero con una buena organización puedes evitar que tus vacaciones se conviertan en una auténtica locura.

Hay quienes disfrutan sus días libres desde la comodidad de su hogar, pero ciertamente la idea de viajar cuando se tiene tiempo libre es muy tentadora, y termina siendo la opción preferida por muchos.


Viajar sola te da la libertad de complacerte a ti misma y hacer virtualmente lo que quieras. Viajar en pareja es tiempo de fortalecer la relación y alejarse del resto del mundo. Por otro lado, viajar con niños es una experiencia agridulce, porque requiere de cuidado y planificación adicional para que el paseo no se salga de control.

Si estás planeando empacar tus maletas y las de tus hijos, aquí te traemos algunos prácticos consejos para que tu viaje sea perfecto.

Primero lo primero, si estás planeando viajar en avión, no olvides verificar el precio del pasaje para tu pequeño. Nunca asumas que los niños viajan gratis, porque la verdad, en la mayoría de los casos, no es así… y no querrás ser sorprendida en el aeropuerto a la hora de hacer el chequeo. Asegúrate de verificar las tarifas correspondientes a la hora de comprar tu boleto.

Aunque es recomendable que reserves un asiento para tu hijo si es mayor de 2 años, hay aerolíneas que cobran hasta un 75% por un boleto sin asiento, así que no dejes que agarre por sorpresa.

De la misma manera, es muy recomendable hacer el check-in en línea antes de llegar al aeropuerto, pues esto te ahorrará tiempo valioso el día del viaje. El check-in online te permite registrarte para el vuelo desde tu casa, por lo que al llegar al aeropuerto solamente tienes que dejar tus maletas en el mostrador y seguir tu camino al avión.

Otro dilema común a la hora de viajar en avión con los pequeños de la casa es si se debe llevar el cochecito de bebé o no. ¡Y la respuesta es sí! Claro, todo depende del tu destino final, pero los cochecitos ligeros pueden llevarse hasta la entrada del avión al salir y puedes recogidos en la misma entrada al llegar. Además, los cochecitos pueden usarse como camas temporales durante el viaje para siestas cortas.

Durante el viaje, para que los niños no se aburran, la creatividad es tu mejor aliado. Los cuadernos, bolígrafos y lápiz deben ser un set obligatorio en tu maleta de mano, además los libros clásicos o electrónicos son un complemento clave para entretener a los pequeños. Una tablet con sus respectivos audífonos tampoco está de más.

¿Hotel o alquiler vacacional?

Otra pregunta que se hacen las madres antes de viajar está relacionada a la estadía, y esto depende ampliamente del presupuesto y estilo de vida que llevan los niños.

Los hoteles tienen ventajas obvias como el servicio todo incluido, servicio de cuidado de niños y comidas a la habitación, pero, por otro lado, los alquileres de casas o apartamentos vacacionales te dan la facilidad de emular tu cocina, por lo que puedes preparar las recetas favoritas de los pequeños, especialmente si alguno requiere una dieta especial.

¿Qué empacar?

Cuando viajes con bebés o niños pequeños, recuerda llevar siempre el doble de lo que tú calcules sea lo necesario para el viaje. ¿Por qué? Porque nunca se sabe cuándo sucederá un retraso inesperado y nunca querrás quedarte con bebé hambriento y mojado a mitad de camino.

Los bocadillos y meriendas deben estar también presente en tu maleta de mano, no simplemente porque debes alimentar a tu bebé, sino porque las golosinas pueden distraer a los niños y les dará una actividad más que realizar durante el viaje.

El resto del viaje

No olvides que programar las actividades con anticipación es obligatorio, pero tampoco olvides que entre esa programación se deben encontrar días de relajación y descanso. Si recorres un parque entero o museos durante un día, planifica una actividad más ligera para el día siguiente.

Según un estudio de NYU, el 49% de las familias indica que la principal prioridad cuando toman vacaciones familiares es visitar nuevos lugares y explorar juntos, así que, aunque tienes una gran responsabilidad de cuidar de tu familia, no te olvides que la meta final es disfrutar y ser felices juntos.

Aunque idealmente las actividades recreativas deban ser educativas, recuerda que después de todo estáis de vacaciones, por lo que un poco de flexibilidad a la hora de seguir e implementar reglas no está mal.

Puedes leer más consejos sobre cómo viajar con niños en esta infografía presentada por el blog de viajes MyInternationalPassport.com.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×