Nombres modernos para bebés

Nombres modernos para bebés
comparte

Escoger el nombre de un hijo es una de las mayores responsabilidades de un padre que, en más de una ocasión, puede convertirse en objeto de discusión con la pareja. 

Las razones que llevan a unos progenitores a “bautizar” a su hijo con uno u otro nombre son infinitas. Algunos, los más clásicos, echan mano del santoral o del Antiguo Testamento, otros del listado del Instituto Nacional de Estadística, algunos de su árbol genealógico y los más modernos, y cada vez con mayor frecuencia, se inspiran en libros, películas, el mundo del deporte o, simplemente, dejan volar su imaginación.

 

Pero lo cierto es que, sea cual sea el criterio, rara vez un nombre se elige al azar.
 

 

¿Por qué me pusisteis ese nombre?

Seguramente, en especial si el nombre no es muy común, será una de las preguntas que te haga tu hijo algún día. Imagínate 15 años más adelante y piensa en la historia que vas a contarle. Muchos de los nombres nuevos que hoy están de actualidad, en unos 10 o 20 años pueden no estar de moda o resultar chocantes. 

 

Igualmente, antes de decantarte por el nombre definitivo para tu vástago, sea moderno o tradicional, ten en cuenta que le acompañará toda su vida y será probablemente una de las palabras que más oiga.

 

Plantéate también que el nombre es la palabra con la que se le asociará y que inevitablemente influirá en la personalidad de tu hijo.

 

Tampoco está de más optar por uno que pueda pronunciar y escribir sin dificultad. Y que suene bien con sus apellidos.

 

Actualmente los nombres buscan un punto de originalidad y aquellos más modernos se han hecho un hueco en el Registro y van ganando espacio. La permisividad legal, el rápido acceso a las telecomunicaciones, y el fenómeno migratorio han sido factores clave en la adopción de nombres que hace tan solo una o dos décadas eran totalmente desconocidos.
 

 

¿Cómo surgen los nombres modernos?

La inclinación por nombres modernos, alejados de aquellos que coparon las listas de los más populares durante muchas décadas, es una tendencia que gana seguidores en los últimos años. Pero ¿de dónde salen estos nombres? Las fuentes de inspiración son numerosas, no obstante las más frecuentes surgen así:

 

Por la combinación de dos nombres ya existentes: No es extraña la formación de un nombre por la unión de otros dos. Sin duda una influencia de las culturas latinoamericanas, donde es habitual este fenómeno. Así, ya se han hecho frecuentes nombres antes inexistentes como Julissa, nombre moderno nacido de la unión de Julie y Alissa. Alexane, mezcla de Alex y Ana, Roxana o Rosana, de Rosa y Ana, etc.

 

Variantes de nombres clásicos: Algunos padres deciden cambiar, quitar o añadir letras a un nombre clásico para crear uno más original. Es el caso de Tanessa, variante de Vanessa (asimismo nombre inventado que ya se ha convertido en común), Isabella, de Isabel, Leo de León, etc.

 

Diminutivos extendidos de nombres tradicionales: Lo son Katia, Lola, Curro, Pepe, Alex, Sandra…

 

Por la españolización de nombres extranjeros: Son ejemplos de esto los ya populares nombres de Izan (Ethan), Yésica (Jessica), Yónatan o Jonatan (Jonathan), Kiara (Chiara), etc.

 

Por pura invención: Esto es especialmente frecuente en Estados Unidos, donde es común la creatividad onomástica o la conversión de nombres comunes en nombres propios. Su influencia, como todo, no ha tardado en llegar también a nuestro país a través de la tele, internet, etc.

 

Por influencia de artistas, personajes famosos, del cine o apodos populares. Es el caso de Shakira, Keisha, Evolet, Arwen, Neymar, Naya, Liam, Violetta, etc.

 

Por desordenación de letras de un nombre ya existente: Nevaeh (Heaven, cielo), Naele (Elena)…
 

 

¿Qué dice la ley?

Desde 1994 la ley elimina cualquier prohibición anterior que impedía el registro de nombres extranjeros o inventados. Solo especifica algunas excepciones y establece que “quedan prohibidos los nombres que objetivamente perjudiquen a la persona, así como los diminutivos o variantes familiares y coloquiales que no hayan alcanzado sustantividad, los que hagan confusa la identificación y los que induzcan en su conjunto a error en cuanto al sexo”.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

Enviar
×


×
Volver

En Todopapás utilizamos cookies, propias y de terceros, analíticas y publicitarias, basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies. Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies y aceptarlas o rechazarlas en el Panel de Configuración.