Anteproyecto de ley de custodia compartida

Anteproyecto de ley de custodia compartida
comparte

Este nuevo anteproyecto plantea la imposición de la custodia compartida por decisión judicial, suprimiendo los mecanismos de acuerdo, de garantía y de consulta que hasta ahora quedaban recogidos en la legislación actual para que esta pudiera ser efectiva. Una medida aplaudida por algunos y perjudicial para otros.

En España, la custodia de los hijos tras una separación se rige por el art. 92 del Código Civil, modificado por Ley 15/2005, de 8 de julio, en materia de separación y divorcio. Este artículo contempla el régimen de custodia compartida, si bien distingue la posibilidad de acordar la custodia compartida por acuerdo de los progenitores (art 92.5) cuando así lo soliciten los padres en la propuesta de convenio regulador, cuando ambos lleguen a este acuerdo en el transcurso del procedimiento o por determinación judicial (art 92.8). Excepcionalmente, aun cuando no se den los supuestos anteriores, el Juez, a instancia de una de las partes, con informe favorable del Ministerio Fiscal, podrá acordar la guarda y custodia compartida fundamentándola en que sólo de esta forma se protege adecuadamente el interés superior del menor.

A nivel de las comunidades autónomas, algunas comunidades, como Aragón, Cataluña, Navarra o Valencia, tienen una legislación específica respecto a la custodia compartida. Estas legislaciones contemplan la opción de la custodia compartida como general o preferente. A diferencia del Código Civil, no es necesario el acuerdo de los cónyuges, ni el informe del Ministerio Fiscal.

Custodia compartida en España

Custodia compartida en España

La ley de divorcio de 2005 introdujo una importante novedad con la posibilidad de la custodia compartida, aunque esta queda supeditada a un acuerdo mutuo de ambos progenitores, caso que se da en escasísimas ocasiones. Por eso, en la práctica, la mayoría de divorcios lleva aparejada la custodia en exclusiva (normalmente, a la madre)

En el nuevo anteproyecto de ley que ha presentado el Gobierno, se plantea la imposición de la custodia compartida por decisión judicial, suprimiendo los mecanismos de acuerdo, de garantía y de consulta que hasta ahora quedaban recogidos por ley.

Para la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF) esta medida es perjudicial. “La custodia compartida no puede ser en ningún caso una imposición de un juez o una jueza porque si los progenitores no son capaces de ponerse de acuerdo ni siquiera en el propio hecho de compartir la custodia, difícilmente van a poder llevarla a cabo, generándose una conflictividad permanente entre los progenitores que va a tener como principales víctimas a los y las menores”, señala Ana María Pérez del Campo, Secretaria General de UNAF.

De los 28 países de la Unión Europea, solo 7 contemplan en sus legislaciones la custodia compartida y ninguno de ellos la impone judicialmente. “Países como Francia, entre otros, han descubierto los perjuicios que la “custodia repartida” ocasiona a los hijos e hijas, porque cuando una pareja se divorcia o una convivencia termina, en realidad la custodia no se comparte, se reparte. Y si los progenitores han sido incapaces de entenderse, si carecen de criterios equivalentes, lo que van a ofrecer son pautas contradictorias y así es imposible educar ni asegurar el bienestar de los y las menores”.

Además, UNAF considera que la reforma es innecesaria, ya que la ley del divorcio ya prevé la custodia compartida y esta se está aplicando sin problemas, bajo las condiciones de primar el interés superior de hijos e hijas, de que el acuerdo sea mutuo, libre y voluntario, y que cuente con todas las garantías de la ley dispuestas en interés de los y las menores.

“La ley actual ya prevé la custodia compartida. Pero hay que decir que solo un 7% de los varones solicita la custodia en convenios de mutuo acuerdo y solo un 23% en procesos contenciosos, tal como se demostró en el XVII Congreso Estatal de Abogadas de Valladolid. Por lo tanto, lo que se necesita es que los hombres tomen conciencia y asuman con responsabilidad su paternidad y el cuidado de sus hijos e hijas en lugar de imponer una custodia compartida a padres que no la quieren”.

Sin embargo, para la Asociación Custodia Compartida Alicante, “resulta necesario modificar el art. 92. del Código Civil en su redacción dada por la reforma del 2005 para que la custodia compartida sea una opción obligatoria, salvo supuestos especiales, o al menos preferente o general, siempre todo ello, en interés del menor o “favor filli”.

“Teniendo en cuenta que en general más del 90% de las custodias de los hijos son otorgadas por los jueces a las madres tras un proceso de ruptura de convivencia conyugal explican desde la Asociación-, las custodias compartidas pactadas entre los progenitores o acordadas por la autoridad judicial son mínimas; aunque no existen datos oficiales, podríamos estar en torno al 5% de todos los casos en el territorio nacional. Estos porcentajes han variado sensiblemente en las comunidades con nueva ley sobre la materia como Aragón, Cataluña, etc., consiguiéndose ya porcentajes en torno al 50% en las sentencias dictadas que acogen la fórmula de la custodia compartida, por lo que se hace necesario regular esta situación”.

Fuente: www.unaf.org


0 Comentarios

Escribe tu comentario

Enviar
×


×
Volver

En Todopapás utilizamos cookies, propias y de terceros, analíticas y publicitarias, basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies. Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies y aceptarlas o rechazarlas en el Panel de Configuración.