×
  • Buscar
Publicidad

Elegir el sexo del bebé

Elegir el sexo del bebé

¿Cada vez más cerca? Si es posible elegir el sexo del futuro hijo, ¿por qué prohibirlo? A pesar de los intentos de autorizar la libre selección del sexo en España, prohibida por la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, todavía continúa estando prohibido... ¿se permitirá algún día?

Publicidad

Índice

 

Iniciativa legislativa para cambiar la ley

Hace unos años, CEFER impulsó una iniciativa legislativa popular con la finalidad de cambiar una normativa que, en opinión del centro médico reproductivo, “impide sin motivo alguno ejercer un derecho que no atenta contra nada ni contra nadie”. Su objetivo es poner el foco sobre una cuestión, la posibilidad de escoger que el futuro hijo sea un niño o una niña, que tiene una especial significación para algunas personas. “Por experiencia, las solicitudes que recibimos responden a un deseo muy fuerte en el caso, por ejemplo, de parejas con tres hijos del mismo sexo que querrían buscar el equilibrio familiar”, afirma el director médico de CEFER, el Dr. Simón Marina.

Uno de los principales argumentos que esgrime el instituto en el texto de la ILP para que se elimine esta prohibición se basa en la idea de que merma un derecho reproductivo legítimo, el de constituir la forma de familia que cada individuo considere libre y responsablemente.

La iniciativa ciudadana apelaba al hecho de que, en cualquier caso, se trata de una opción personal que no afecta al bien común. Desde CEFER, sus promotores sostienen además que no produciría un desequilibrio social entre sexos, puesto que en España no existe la preferencia por un género determinado.

La Asociación Nacional de Clínicas de Reproducción Asistida (ANACER) suscribía el contenido de la ILP por lo que la entidad que agrupa a los principales centros de medicina reproductiva del país colaboró en la búsqueda de avales para que la proposición de ley llegue al Congreso. “Es una causa justa que no afecta más que a las parejas que persiguen el sueño de ser padres”, afirmaba su portavoz, el Dr. José Codesido.

Actualmente, la legislación tipifica como una infracción muy grave “la selección del sexo con fines no terapéuticos o terapéuticos no autorizados” y aprueba su uso exclusivamente en el caso de enfermedades ligadas al género como la hemofilia o la distrofia muscular.

A pesar de estas iniciativas, la elección del sexo del bebé, si no es por estos motivos, sigue estando prohibida, aunque no se sabe lo que pasará en el futuro. 
 

Viajar al extranjero como única opción

No te puedes perder ...

Y tambien:

La demanda para poder decidir que el futuro hijo sea un niño o una niña ha ido en aumento, a pesar de que un porcentaje todavía elevado de la población desconoce que es posible la selección previa del sexo del embrión.

En los últimos años, CEFER ha recibido a través de sus centros de Barcelona, Valencia y Lleida un centenar de solicitudes para las cuales la única alternativa es desplazarse a alguno de los países donde esta técnica está autorizada, como Estados Unidos o México. “Esta iniciativa pretende facilitar el acceso a esta técnica a quien no dispone de los recursos económicos suficientes para viajar al extranjero”, indica el Dr. Marina.


¿Cómo se selecciona el sexo de un feto?

Decidir el sexo del futuro bebé requiere someterse a una Fecundación In Vitro en la que se transfiere al útero el embrión del género deseado, información que se obtiene a través de un diagnóstico genético preimplantacional. Esta técnica permite conocer los cromosomas sexuales, pero actualmente es un dato que se oculta a los padres para que no se tenga en cuenta. “En una época en que la transparencia rige todas nuestras actuaciones no hay razón para no tomar en consideración la preferencia de la pareja en relación al sexo”, añade el Dr. Codesido.


Un 81% de la población estaría a favor de que se autorice la selección del sexo

Un sondeo previo realizado por el Instituto de Reproducción CEFER refleja un estado de opinión favorable a que se permita elegir el sexo del hijo como una opción personal.

Un 81% de los encuestados* –hombres y mujeres con y sin hijos– considera que no se debe prohibir. Asimismo, un 22% de los entrevistados ha asegurado que lo elegiría si tuviese la oportunidad. “Este estudio nos ha servido para tomar el pulso a la sociedad sobre una cuestión prioritaria para muchas personas a las que se les priva, sin justificación alguna, de hacer realidad un deseo muy íntimo”, concluye el director médico CEFER.

El debate está servido.


¿Se puede elegir el sexo del bebé por medios naturales?

Además de la selección genética de los embriones, se puede intentar elegir el sexo del bebé mediante el método Shettles. Este método, creado por los doctores Landrum Shettles y David Rorvik, se basa en las diferencias entre los espermatozoides X y los espermatozoides Y.

Así, los espermatozoides con el cromosoma Y (hombre) son más pequeños, más rápidos y más débiles, requieren condiciones de mínima adversidad -acogedoras, alcalinas-; llegan primero y mueren rápidamente; por eso, para concebir un niño, el espermatozoide debe llegar a las trompas casi simultáneamente con el óvulo.

Mientras que los que llevan el cromosoma X (mujer) son más grandes, más fuertes y más lentos, más resistentes en condiciones moderadamente adversas o ácidas. Son más duraderos y pueden esperar unos días al óvulo, por lo que las relaciones deben darse antes. 

Este método busca combinar el momento de la relación sexual con el de los días fértiles para que los espermatozoides lleguen antes o a la vez que el óvulo a las trompas. La relación sexual más cercana al momento de la ovulación, tendrá mas oportunidades de concebir un niño y si la pareja tiene relaciones 2 días antes de la ovulación, las probabilidades de concebir un varón aumentarán. Por lo tanto, para tener un niño hay que abstenerse del sexo o utilizar condón hasta 12 horas antes de la ovulación. Una vez llegado a este momento, la pareja deberá tener relaciones, preferiblemente sólo una vez. Y es que durante la ovulación los fluidos vaginales y del cérvix (cuello del útero) son alcalinos, condición que hace más favorable la llegada de espermatozoides Y (hombre).

Mientras que, para tener una niña, la pareja debe de suspender las relaciones sexuales 2 días antes de la ovulación, para que más espermatozoides X (mujer) estén presentes. Este método recomienda a la pareja tener relaciones después de terminado el periodo menstrual, por lo menos 1 día después, hasta 2 días antes de la ovulación. Antes de esta, las secreciones vaginales son más ácidas y el espermatozoide X (mujer) tendrá más posibilidades de sobrevivir y fecundar al óvulo que el espermatozoide Y.

Este método tiene un 75% de efectividad y no pierdes nada por probar. Mucha gente asegura que asi ha conseguido su sueño. 


Te puede interesar:

El sexo del bebé se define cuando se produce la concepción, ya que depende del cromosoma que aporte el espermatozoide. De esta manera, se trata del padre quien determina si el bebé será un niño o una niña.

Texto de la ILP en: http://www.ilpselecciondesexo.es/

Referencia:

Selección del sexo de los hijos, ¿por qué no?

https://www.institutocefer.com/es/notices/2013/01/_seleccion_de_sexo_151.php

Fecha de actualización: 11-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.