×
  • Buscar
Publicidad

El peligro de la mala colocación de las sillas de coche

El peligro de la mala colocación de las sillas de coche

El 36% de los conductores que viajan con niños cometen errores al colocar Sistemas de Retención infantil (SRI). No probar el dispositivo de seguridad antes de comprarlo, no aprender a instalarlo correctamente o directamente no revisarlo cada vez que montamos al niño en el coche, son tres actitudes que pueden ocasionarnos problemas en caso de sufrir un accidente mientras viajamos con nuestros hijos.

Publicidad

Indice

 

Estas son las conclusiones del VII estudio que se sitúa en el marco de colaboración entre JANÉ y RACC. Esta investigación de RACC-JANÉ se centra en identificar las malas prácticas en el montaje de los SRI, la instalación del niño y determinar las consecuencias de estas malas prácticas a través de la realización de ensayos en laboratorio que replican los casos de mal uso teniendo en cuenta su frecuencia y lesividad.

El estudio se llevó a cabo en zonas de ocio, colegios y hospitales para comprobar en persona qué costumbres tenían los usuarios, y si suponía una mala práctica en materia de seguridad infantil. A continuación, se escogieron los cuatro casos más frecuentes y se simularon mediante crash tests, para registrar los daños que se producen.

 

Errores más frecuentes

Del estudio se puede concluir que, en general, las familias españolas se preocupan de comprar o conseguir sillas de seguridad para que los pequeños viajen seguros, pero el problema es que no siempre estos sistemas están bien instalados.

No te puedes perder ...

Cardiopatías congénitas: la lucha de los corazones con cicatrices

Cardiopatías congénitas: la lucha de los corazones con cicatrices

Las cardiopatías congénitas son una asignatura pendiente para la sociedad. Apenas se conocen ni se oye hablar de ellas, pero los datos nos hablan de una media de ocho niños afectados por cada mil nacidos vivos. Y, aunque hoy en día gracias a los avances médicos los porcentajes de supervivencia rozan el 95%, sigue siendo imprescindible el apoyo social y el desarrollo de cauces que mejoren la situación de los niños enfermos y de sus familiares.

Y tambien:

Además un 10% de los progenitores admiten que a veces circulan con niños/niñas sin un SRI a bordo y un 36% de las sillitas observadas presentaba algún tipo de mal uso del SRI por parte de los padres (mala colocación del niño y/o mala instalación del SRI).

Los errores más comunes según su frecuencia y el riesgo de lesiones en caso de accidente son:

- Cinturones mal guiados en el grupo 0+ (0-13 kg.) que pueden provocar, en caso de accidente, lesiones de gravedad en la cabeza.

- Arnés holgado en el grupo I (9-18 kg.) que pueden provocar, en caso de accidente, lesiones de gravedad en la cabeza.

- Cinturón holgado en el grupo II y III (15-36 kg.) que pueden provocar, en caso de accidente, lesiones de gravedad en la cabeza y torso.

- Cinturones mal guiados en el grupo II y III (15-36 kg.) que pueden provocar, en caso de accidente, lesiones de gravedad en el torso.

 

Recomendaciones de los expertos

Probar el sistema de retención antes de comprarlo: Sólo un 23% de los que hacen la prueba cometen errores a la hora de que los menores a su cargo lo usen, cifra que se eleva hasta un 36% cuando se adquieren sin haberlos evaluado adecuadamente.

Lamentablemente, sólo un 18% de los encuestados afirmó haber probado la sillita antes de instalarla definitivamente en su coche. Antes de cada trayecto, siempre deberíamos de revisar si está instalada correctamente y ajustarla de nuevo al niño.

También recomienda a los padres que conciencien a sus hijos de la importancia del sistema de retención para que colaboren al instalarse en él. Además, estos sistemas deben revisarse con cierta frecuencia.

El RACC y JANÉ recomiendan el sistema ISOFIX por haber sido aquel con el que se han encontrado menos errores; siendo también el más fácil de instalar.

Imagen: FreeDigitalPhotos.net


Fecha de actualización: 10-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.