×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo empezar a preparar las cosas del bebé?

¿Cuándo empezar a preparar las cosas del bebé?

La noticia de un embarazo trae una gran alegría, nervios y preparativos. Queremos tener todo preparado para cuando nazca el bebé, lo cual causa una gran preocupación a la futura mamá, quien prácticamente desde el comienzo de su embarazo empieza a pensar en todo lo que va a necesitar y lo que tiene que preparar.

Publicidad

Cuando se acerca el nacimiento del bebé los nervios se hacen presentes en la futura mamá y en su afán de tenerlo todo preparado, tiende a exagerar y a repasar todos los preparativos constantemente.

 

Es cierto que no hay nada que nos diga cuándo puedes comprar la ropa y todos los accesorios del bebé, sin embargo, es importante que por lo menos pases de la semana 20 del embarazo dado que es cuando disminuye el riesgo de aborto en el embarazo. Puedes comprar poco a poco, recuerda que tu embarazo durará 9 meses y muchas personas querrán regalarte todo para tu bebé.

 

Las compras de ropa, sábanas, biberones y aseo, aunque suponen un verdadero placer para la futura mamá, sería aconsejable que se hicieran con cuidado hasta que nazca el pequeño, pues tras el nacimiento recibirá muchos regalos y, probablemente, se encuentre con muchos conjuntos de ropa que no dará tiempo a ponerle debido a la rapidez con la que crecen, o con muchos juegos de sábanas, pendientes, cremas, etc. Así que moderación en las compras, pero cubriendo como mínimo lo que realmente va a necesitar el bebé.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Recuerda que no hay que volverse loca ni olvidar que el tiempo no se acaba cuando nace el bebé. Hay cosas que es imprescindible tener listas y otras que se pueden comprar incluso un año después.

 

Entre las cosas necesarias son los biberones y un esterilizador, tu bebé tendrá la necesidad de comer y es importante tener esto, aunque no exageres con los biberones, recuerda que al principio tomará leche materna por lo que con 4 será más que suficiente. Las bañeras son algo fundamental o en algunos casos puedes utilizar solo adaptadores para llevar el aseo de tu bebé. Compra poca ropa, quizá suena algo imposible sin embargo, la rapidez con la que crecen no permitirá que use todos los conjuntos que le compraste y no olvides sumar a eso la ropa que te regalarán antes y después de su nacimiento. Si viajas en carro no olvides comprar una silla de seguridad para poder transportarlo o una carriola si es necesaria. Los pañales son importantes sin embargo, te recomendamos no comprar muchos pues no sabes si la talla realmente es la indicada y recuerda que su crecimiento es realmente rápido.

 

Entre tus compras recuerda una pañalera (aquella que usarás en el momento del parto), cómprala con suficiente tiempo para sentirte lista y tener todo bajo control en la etapa preparto.

 

Para la bolsa del hospital no son pocas las cosas que necesitas, la gran mayoría son para los cuidados del bebé y para ti, incluso puedes incluir en tu listado para la bolsa del parto artículos para tu acompañante. Se te recomienda tener este bolso con todo preparado a partir del séptimo mes, dado que es entonces cuando el bebé puede nacer, si se adelanta.


 

Lo demás puede esperar y puedes comprarlo conforme lo vayas utilizando, incluso la habitación del bebé puede esperar, sabemos que es de los momentos más importantes de las futuras mamás, sin embargo, recuerda que lo ideal es que esté en la tuya los primeros 4 meses.

 

Retrasando algunas compras las harás más atinadas y tu bolsillo no lo resentirá tanto.

 


Fecha de actualización: 15-06-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.