¿Cómo sacar fotos a tu bebé en verano?

¿Cómo sacar fotos a tu bebé en verano?
comparte

Tenemos la sensación de que los niños crecen muy deprisa, en un momento dan sus primeros pasos y, al siguiente, se están preparando para su primer día de escuela. Puesto que todo se mueve tan rápidamente, capturar todos esos pequeños y maravillosos momentos con una cámara de fotos puede ser una extraordinaria manera de conservar los recuerdos para que perduren toda una vida.

Sin embargo, la fotografía de bebés y niños no está exenta de dificultades y, a menudo, una oportunidad magnífica para realizar una fotografía puede acabar en una batalla campal.

 

De la mano de expertos de Nikon junto con un equipo de galardonados fotógrafos de bebés y niños, Faye y Trevor Yerbury, te proporcionamos algunos consejos fáciles de seguir para obtener los mejores resultados en tus fotos estas vacaciones y el resto del año.

 

Crea un ambiente relajado:
 

Antes incluso de empezar, es importante asegurarse de que el niño está tranquilo y cómodo. Trevor aconseja no crear expectativas ni niveles de excitación a los más pequeños; no les digas que les vas a fotografiar, es mejor que no lo sepan y en su lugar, háblales lentamente en un tono pausado. Lo ideal sería que sólo fotografiaras a los bebés y niños cuando se encuentren en su mejor momento, por lo tanto, intenta evitar una sesión fotográfica si parecen incómodos o si están resfriados, ya que se mostrarán muy inquietos. Faye añade que los niños necesitan divertirse mientras se les fotografía, por lo tanto es primordial dejarles todo el tiempo del mundo y por supuesto cargarse de paciencia infinita.

 

Prueba a enseñarles algunas de las imágenes en la parte trasera de la cámara o, mejor aún, deja incluso que ellos mismos tomen alguna fotografía, ya que esto les dará una idea aproximada de lo que estás haciendo y les ayudará a sentirse como parte integrante del proceso creativo.

No te puedes perder ...

Cómo introducir a tu hijo en la música

Cómo introducir a tu hijo en la música

El oído musical es algo que se puede estimular desde la infancia para beneficiarse de los positivos efectos de la música para los niños. Puedes enseñarles desde pequeños a hacer ritmos y jugar con la música.

 

No digas “una sonrisa para la cámara”:
 

El mejor consejo de Trevor es que nunca se le debe decir a un niño que sonría o que pose para la cámara, ya que todo lo que se conseguirá es crear la clásica sonrisa artificial de la “foto escolar”. Si interactúas con los niños con naturalidad, las oportunidades para obtener una buena foto surgirán de manera espontánea y, a menudo, las imágenes de un niño de aspecto más pensativo y relajado son las que ofrecen el mejor impacto visual. Recuerda, los niños reaccionarán de manera brusca si les pide continuamente que sonrían, ya que esta situación es ajena a su mundo.

 

Prepara el escenario:
 

Si vas a fotografiar bebés en un espacio de interior, Faye recomienda buscar la zona con la mejor iluminación, ya que es preferible contar con una luz suave y tenue. Una cama deshecha cubierta con sábanas blancas sería la ubicación ideal; si no es posible, inténtalo en el suelo, cerca de una ventana que proporcione una luz suave. Como fondo, podrías utilizar una sábana o una capa de cristianar, que proporcionará un bonito encuadre neutro y, además, actuará como reflector alrededor del bebé, lo que le ayudará a reducir las sombras.
 

Si tienes paciencia, espera a que el bebé se quede dormido y, entonces, conseguirás imágenes serenas y muy bonitas. Recuerda que no sólo se trata de la cara del bebé; captura también los pequeños detalles, como las manos y los pies. Faye aconseja no permanecer siempre de pie por encima de la altura de los niños, de modo que tengas que mirar hacia abajo para fotografiarles. Por el contrario, agáchate al nivel de sus ojos y no tengas miedo de acercar el zoom al máximo para encuadrar toda su cara; en algunas ocasiones, con esta acción capturarás expresiones naturales y únicas.

 

Por su parte Trevor afirma que cuando se trabaja con niños en el exterior, los cobertizos, los portales antiguos, los muros de piedra y los grandes árboles se convierten en fondos muy interesantes. También propone evitar fotografiarles a determinadas horas, por ejemplo durante el mediodía de un día de verano soleado y caluroso, ya que los niños entornarán los ojos deslumbrados y la luz será demasiado intensa. Además, a esa hora del día la luz adquiere una tonalidad azul, por lo tanto, si es posible, conviene esperar a una hora más avanzada del día en que la luz sea más suave y cálida.

 

La cámara a cuestas:
 

Finalmente, siempre que pases un tiempo con tus hijos, intenta llevar la cámara encima cuando creas que podrías presenciar grandes momentos. No esperes que un niño se siente y pose para ti, ellos sólo quieren divertirse; por lo tanto, deberás esperar el momento oportuno, especialmente cuando captures fotografías de acción.

 

Permite que los niños expresen sus emociones y se diviertan mientras mantienes el dedo sobre el obturador, siempre preparado para captar cada momento. Dispara muchas fotos, es una cámara digital, por lo tanto, no le costará ningún dinero. Recuerda que es mejor capturar demasiados recuerdos que demasiado pocos.

 

Algunos truquitos para fotografiar a niños:

 

- Si quieres que salgan sonriendo no se lo pidas… Hazles reír

 

- Elige fondos lisos o lo más sencillos posibles para centrar el protagonismo en el niño.

 

- Recuerda que los niños no paran de moverse. Algunas cámaras compactas incluyen “opción niños”.

 

- Utiliza el modo multidisparo. Tendrás más probabilidades de que alguna salga bien. Después elige la que más te guste.

 

- No te conformes con revelar las fotos en papel,  o almacenarlas en el ordenador. Aprovéchalas y personaliza con ellas cojines, peluches, ¡todo lo que se te ocurra! Contarás con originales juguetes y regalos para los más pequeños o tus seres queridos.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de fertilidad para tener una niña basada en una teoría que relaciona el momento de la concepción y el ciclo de la ovulación con el sexo del bebé. La evidencia científica de esta relación es poca, pero dado que su práctica es totalmente inocua es una opción que siempre se puede probar. Al fin y al cabo la probabilidad de tener una niño o un niño es del 50%!


Fuentes: Nikon

Fecha de actualización: 30-06-2010

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>