×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo decir a los niños pequeños que te separas?

¿Cómo decir a los niños pequeños que te separas?

Sin duda alguna, una de las conversaciones más difíciles que cualquier padre puede tener es decirles a sus hijos que se separarán. Es una lucha abrumadora de emociones, profundamente dolorosa, te invade un gran temor, angustia, un gran sentimiento de culpa y vergüenza.

 

Publicidad

Debemos tener presente que los niños, después de todo, son inocentes, son seres cariñosos que aman a papá y mamá y ciertamente no merecen esto.

 

Aunque nunca es buen momento para tener esta importante conversación, será de vital importancia que ambos estéis tranquilos y, aunque ya no os podías poner de acuerdo en todo, procurad estarlo en el momento en que decidáis hacerlo, para evitar confusión y dar la impresión de que fue una decisión mutua. Si lo hacéis de manera sencilla y en términos que el niño comprenda, limitando la explicación a frases sencillas, ayudará a preservar la confianza del niño en ambos padres.

 

No importa lo enojados o disgustados que estéis, no debéis culparos mutuamente de la ruptura y evitar discutir delante de los hijos, sobre todo si los motivos son por líos amorosos o por problemas financieros, ya que eso solo lo hará sentir mal.

 

Los niños de 2 años o menos seguramente no se darán cuenta de que su vida será diferente, siempre y cuando ambos padres sigan formando parte de su vida.  Sin embargo, un niño mayor puede sentir ansiedad y preguntarse cómo van a cambiar las cosas, sobre todo respecto a dónde va a vivir, dónde va a dormir, si va a continuar viendo a ambos padres… ya que están acostumbrados a una rutina familiar, papá, mamá y ellos mismos.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Es muy probable que, cuando reciban la noticia, se alteren emocionalmente, por lo que es aconsejable hacer un ejercicio de prevención, durante al menos dos meses antes de darles la noticia. Se sugiere que ambos padres pasen días completos con los niños de forma bilateral. Por ejemplo, un domingo papá puede compartir toda la jornada con su hijo(s) y, otro día, la mamá puede hacer lo mismo. De esta manera, los niños sentirán que pueden hacer múltiples cosas y pasarla bien tanto con él como con ella.

 

Los niños pueden sentirse culpables de la ruptura, aunque no lo digan, debido a que lo relacionan con alguna discusión pasada por algo que ellos hicieron, así que decirles que ellos no son los culpables les ayudará a no guardar ese sentimiento ya que esto ocasionará bloqueos emocionales que podrían generar que reprimieran sus emociones y dejaran de expresar sus sentimientos, lo que generaría problemas mayores en la adolescencia o la edad adulta.

 

En cualquier caso, es recomendable que los niños reciban ayuda de un especialista algunas semanas antes de recibir la noticia, con el pretexto de que les ayudará a leer mejor, a concentrarse y a prestar más atención. Esto le generará un vínculo previo con el especialista ya que, a menudo, habrá niños que al recibir la noticia se cierren emocionalmente y entonces se hará muy difícil que compartan sus sentimientos con otras personas.

 

Si los padres deciden no recurrir a un especialista, se sugiere que un familiar cercano e imparcial al que el niño le tenga confianza se convierta en la persona con la que pueda expresar sus sentimientos. En estos momentos los niños no desean hablar ni con papá ni con mamá a solas, o decir lo que sienten a uno de ellos, ya que sienten que traicionarían al otro. Este proceso de acompañamiento puede alargarse hasta dos meses después de la separación (dependerá de la madurez de cada niño), es el tiempo que necesitan para asimilar la nueva situación.

 

Después de la separación es recomendable evitar las discusiones entre los padres delante de los hijos (antes, durante y después), los pequeños entienden todo e interpretan correctamente lo que está pasando cuando oyen discusiones y perciben las emociones. Por lo tanto, es mejor buscar excusas como un dolor de cabeza o un mal día en el trabajo para justificar el silencio o tensión del momento.

 

La noticia de la separación es dura para los hijos, pero se les hará más daño si se les miente, diciéndoles que los padres siguen queriéndose igual, que alguno de ellos viajará y se ausentará, etc., ya que siempre quedará una duda. La verdad en sencillas palabras, por dolorosa que sea, les ayudará a aceptar mejor este momento. 

 

Es necesario explicarles que, para papá y mamá, lo más importante es él o ella y que siempre será así. Los niños deberán comprender que continuarán teniendo padre y madre y que podrán estar con ambos, aunque hayan decidido no vivir juntos a partir de ahora. 


“El mensaje más importante para los hijos es que seguirán recibiendo amor y atención, pase lo que pase”.


Te puede interesar:

Una de las primeras inquietudes que tiene la futura madre es "¿calcular cuántas semanas de embarazo tengo?". Para saberlo de manera orientativa puede contar las semanas que han pasado desde la última regla siendo el resultado las semanas de gestación. Cuando se visite al obstetra éste podrá dar una cifra exacta a través de la primera ecografía que se le realiza al feto.


Fecha de actualización: 13-06-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad