×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué edad hay que independizarse?

¿A qué edad hay que independizarse?

¿Independencia? ¿Cómo? Así es, lo cierto es que, aunque nuestros padres y abuelos se fueran de casa más bien pronto actualmente para muchos jóvenes hoy en día irse es algo prácticamente impensable…al menos antes de los 30. Pero ¿por qué?

Publicidad

Salir de casa para dar ese gran y esperado paso hacia la independencia conlleva cambiar bastante tu vida y también, por supuesto, ajustar en cierta medida tus actividades anteriores. Según la psicóloga Azyadeth Peralta, actualmente los jóvenes dejan el hogar en donde crecieron a una edad mucho más tardía que antes, es decir, que ahora lo hacen entre los 27 y los 30, algo que anteriormente pasaba a los 24. ¿La causa? El mercado económico a nivel mundial, en el que resulta mucho más complicado conseguir un trabajo que te permita ser independiente más rápido.

Entonces, ¿cuál es la edad ideal para irte de casa de tus padres?

Lo cierto es que los expertos aseguran que entre los 20 y los 25 años sería la edad ideal para que los jóvenes abandonen el hogar en el que viven con sus padres, es decir, para dar comienzo a la independencia, siempre que puedan, por supuesto, sostenerse por sí mismos. Pero ¿qué pasa si lo hacen entre los 30 y los 40? Que se consideraría una edad bastante tardía. De media en nuestro país, los españoles se emancipan a los 29, una cifra que coloca a España como el sexto país europeo que abandona la casa de sus padres más tarde, según datos de Eurostat. Pero ¿por qué nos vamos tan tarde (si nos comparamos, por ejemplo, con otros países europeos como Suecia (19,7) o Finlandia (21,9)? Básicamente por dos sencillas razones: independencia económica y apego familiar, que suelen ser, además, los factores condicionantes a la hora de abandonar el hogar familiar, aunque la cultura y la sobreprotección de los padres también puede influir bastante en dicha decisión.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Y aunque antes o después habrá que abandonar el nicho, no todo es tan bonito como parece

Amigos, la comida y la compra será vuestra responsabilidad, aunque en general este término será mucho mayor y, por supuesto, único vuestro porque ya no están vuestros padres para hacerse cargo de los pagos del agua, de la luz, del teléfono, de Internet. Ahora todo es responsabilidad vuestra hasta el mantenimiento, por supuesto, de casa, y pasando por la limpieza.

Esa sensación de soledad (a no ser que te vayas con tu pareja o con los amigos). ¿Por qué? Porque no tienes a nadie con quien desahogarte, porque ya no hay mimos y cuidados cuando tienes un día algo malo, y porque tampoco podrás compartir (a no ser que lo hagas por teléfono) una alegría o una anécdota del día.

También disminuye la capacidad para saber convivir y tolerar porque uno se acostumbra a no ceder, a hacer las cosas cuando quiere y a no tener en cuenta las necesidades del resto. Y porque, inevitablemente, aumentan las manías y las intolerancias hacia los demás. En definitiva, hay varios inconvenientes: responsabilidad, aislamiento, intolerancia, mayores gastos y aburrimientos. Aunque también hay ventajas…

Porque no hay turnos, no tienes que esperar a nadie para utilizar el baño, por ejemplo, algo que a muchos nos desespera y bastante. Porque lo que hay en la nevera y en los armarios es solamente tuyo, y porque no tienes que estar pendiente de si coges algo que no te pertenece o al contrario. Porque aprendes a hacer cálculos para llegar a final de mes, porque disminuyen las distracciones para, por ejemplo, trabajar o estudiar. Y porque, por fin aprendes a ser independiente y descubres que vales por ti mismo, mucho más incluso de lo que pensabas.

Pero ¿por qué todavía hoy muchos jóvenes siguen sin independizarse?

Porque el coste de la vivienda pesa y mucho, o es eso al menos lo que reflejan los diversos estudios y encuestas realizados en los últimos años a los jóvenes, y es que la vivienda. Con el paso de los años el coste de la vivienda y el precio de los alquileres se ha ido incrementando, pero los salarios no se han ido aumentando. Esto ha hecho que muchos sean los jóvenes que se quieran ir de casa de sus padres, pero que no puedan hacerlo todavía por estos motivos. También junto al coste de la vivienda y las dificultades de acceso a la compra de viviendas y los reducidos salarios está la inestabilidad del empleo juvenil. Todo ello ha provocado también que, de los jóvenes, hoy por hoy, casi el 60% de los jóvenes que se hayan independizado opten más por el alquiler o vivan en un inmueble cedido por algún familiar.

Entonces quizás no haya una edad ideal, sino que simplemente haya una determinada situación lo que origine ese gran paso hacia la independencia: muy deseada por muchos, y bastante rechazada por otros. Por eso, la idea es que se tome la decisión que se tome, antes o después, se esté satisfecho con ella.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.