• Buscar
Publicidad

21 de septiembre, Día Internacional de la Paz

21 de septiembre, Día Internacional de la Paz

Cada año, el 21 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Paz en todo el mundo, una manera de fomentar los ideales de paz entre todas las naciones y pueblos, algo que ahora mismo estamos muy lejos de lograr. Sigamos luchando todos juntos por conseguir un mundo en PAZ.

Publicidad

En el año 1993 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió declarar el tercer martes de septiembre como Día Internacional de la Paz, aunque en el 2001 se decidió que ese día quedara fijado para siempre en el 21 de septiembre. Desde entonces, este día se conmemora en todo el mundo uno de los días internacionales más importantes ya que busca promover la paz en todo el mundo, acabando con las decenas de conflictos armados, guerras y terrorismo que asolan actualmente nuestro planeta.


Por medio de actos gubernamentales y sociales, la ONU busca mejorar la paz y la convivencia entre todos los pueblos, poniendo su foco de atención en los conflictos activos actuales. Además, consideran que es imprescindible lograr el desarrollo social y económico de todas las personas y garantizar la protección de sus derechos ya que es la única manera de evitar los conflictos y las guerras. Acabar con la pobreza y mejorar la salud, la educación, la igualdad de género o la justicia social son algunos de los objetivos sostenibles indispensables que hay que lograr para que el mundo sea más pacífico. Y es que muchos de los conflictos armados y las guerras que existen provienen de estos problemas. Una persona pobre, que no tiene nada que perder, es más propensa a unirse a un grupo terrorista e inmolarse que una que vive bien. De igual modo, la educación es un arma muy potente para acabar con este tipo de problemas.


Por lo tanto, no se trata solo de buscar la paz para los conflictos y problemas actuales, sino también de evitar que surjan nuevos logrando un mundo más justo e igual para todos. Por eso, cada año el Día Internacional de la Paz pone su foco en uno de estos objetivos. Por ejemplo, el lema del año 2009 trató sobre el desarme, en 2010 sobre los jóvenes para la paz y el desarrollo, en 2011 sobre la democracia y la paz, en 2012 sobre un futuro sostenible para todos, en 2013 sobre la educación para la paz, en 2017 sobre el respeto seguridad y dignidad para todos... Cada año se pone el foco en un tema concreto para impulsar todos los factores que puede contribuir a un mundo más justo y en paz.


En definitiva, tenemos que lograr entre todos una sociedad pacífica en la que la justicia y la igualdad estén al alcance de todos. Y aunque la Declaración Universal de los Derechos del Hombre no recoja de manera específica en su artículo 3 el derecho a la paz, se sobreentiende en su frase “todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”. Es decir, no es solo algo deseable, sino que es un derecho que todos tenemos, por lo que hay que luchar para que se respete.


Pero no solo los gobiernos y autoridades tienen mucho que hacer. Un mundo más pacífico empieza en nuestra propia casa, evitando conflictos familiares y potenciando un clima de respeto, seguridad y confianza. Si educamos niños pacíficos que sepan gestionar sus problemas sin recurrir a la violencia, estaremos dando un gran paso hacia un mundo mejor. Evita las injusticias en el colegio, la oficina o tu vecindario. Lucha por los más débiles y no permitas la violencia en ningún ámbito ni aspecto. Educa a tus hijos en la igualdad y el respeto, enseñándolos a ser personas comprometidas con las injusticias y a reivindicar los derechos humanos en todas partes, empezando por el ámbito más cercano. “Luchemos” todos juntos por la paz, sin la violencia.

Foto: Freepik.com


Fecha de actualización: 15-06-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×