• Buscar
Publicidad

20 de marzo, Día Mundial de la Felicidad

20 de marzo, Día Mundial de la Felicidad

Aunque estar feliz es como todos deberíamos estar siempre, desde el año 2013 las Naciones Unidas celebran el Día Internacional de la Felicidad el 20 de marzo como reconocimiento del importante papel que desempeña la felicidad en la vida de todos nosotros.

Publicidad

En el año 2015 fue cuando dicha organización además lanzó los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible que pretenden poner fin a la pobreza, reducir la desigualdad y proteger nuestro planeta, tres aspectos primordiales que contribuyen además a garantizar bienestar y felicidad, un estado de ánimo en el que la persona se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o disfrutar de algo bueno.


Y aunque la ONU fue quien bautizó el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad, su origen se remonta bastantes años atrás, en concreto, a la antigua historia que viene del reino de Bután tras presentar la idea a la Asamblea de la ONU el pasado 2012, organización que además invita a todos y cada uno de los estados miembros, organizaciones y a la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales y los particulares, a observar adecuadamente este día y a celebrarlo con actividades educativas y de concienciación.


La historia del origen de este día cuenta que, cuarenta años antes, comenzaba en Bután (país del sur de Asia) el reinado del Rey Dragón IV, que con tan solo dieciséis años decidió que la filosofía de su gobierno se basaría en hacer felices a sus súbditos y fue por ello por lo que creó un concepto revolucionario: “Felicidad Nacional Bruta (FNB)”, un indicador de nivel de vida que hoy se utiliza internacionalmente como complemento del Producto Interior Bruto y se calcula midiendo nuevo puntos fundamentales: el bienestar psicológico, el uso del tiempo, la vitalidad de la comunidad, la cultura, la salud, la educación, la diversidad medioambiental, el nivel de vida y el gobierno.  


Y para vivir en una felicidad constante lo que nos recomiendan los expertos es vivir más en el presente. ¿Por qué? Pues bien, según ellos “lo ideal sería vivir en el presente para disminuir la ansiedad que produce la alienación de lo que vendrá y sacarse de encima el peso del pasado”. Sin embargo, la situación que se llega a producir es algo contradictoria y el camino no es tan sencillo porque es fundamental primero analizar el pasado para comprender cómo llegamos a ser quiénes somos y también para que lo vivido no determine de manera negativa nuestras vidas ya que, de hecho, las personas están en gran medida condicionadas por su historia y eso les aleja de la felicidad.


Con ello quieren decir que, si nos comportamos, nos relacionamos con otros y tomamos decisiones importantes en la actualidad condicionados, además, por situaciones que en general son de carácter inconsciente y que se remontan al pasado remoto y a los vínculos primordiales de nuestra infancia, tendremos grandes dificultades para ser felices si desconocemos el pasado o nos intentamos evadir de él. “Una vez se haya superado ya el análisis profundo de nuestro pasado y los vínculos infantiles estaremos en condiciones de vivir más libres nuestro presente”, aseguran los expertos.


Y, por supuesto, no hay que olvidarse de que una muy buena manera de ser feliz y de mejorar nuestro estado físico y psicológico puede conseguirse gracias a la risoterapia, una estrategia o técnica psicoterapéutica que tiende a producir tanto beneficios mentales como emocionales a través de la risa y que, además de mejorar la columna vertebral, mejora la tensión arterial y nos aporta más oxígeno. Asimismo, cuando reímos a carcajada limpia se activan entre cien y cuatrocientos músculos. La risa es buena para nuestra salud y no solamente en lo anímico, pues esta posee beneficios fisiológicos y por ello se puede utilizar como el motor de un cambio positivo en nuestras vidas, algo que sin duda nos conlleva a la felicidad que debemos encontrar.


Y ahora ¡sonríele a la vida!


Fecha de actualización: 04-07-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×