16 de abril, Día Internacional contra la Esclavitud Infantil

16 de abril, Día Internacional contra la Esclavitud Infantil
comparte

Cada 16 de abril se celebra el Día Internacional contra la Esclavitud Infantil. La esclavitud o explotación infantil destruye cada día la infancia de millones de niños, de menores de edad que son utilizados por los adultos para fines económicos familiares o de otra índole y que, por supuesto, afectan al desarrollo personal y emocional de los menores y al disfrute de sus derechos.

La celebración de este día tiene su origen en Pakistán, donde Iqbal Masih, nacido en 1983, fue asesinado en la Pascua de 1995. Masih fue un niño esclavizado en una fábrica de alfombras que se fugó y luchó contra la esclavitud después de que a la edad de cuatro años fuera vendido por su padre a una fábrica de alfombras de Punjab al necesitar un préstamo para pagar la boda del hermano mayor. Tras su muerte, Iqbal Masih se convirtió en un símbolo contra la lucha de la explotación infantil.

 

La historia cuenta que Iqbal fue obligado a realizar jornadas laborales de más de doce horas, durante las cuales fue encadenado al telar donde trabajaba, pero también golpeado allí en varias ocasiones. En 1992, cuando Iqbal tenía diez años, escapó de la fábrica y se dedicó a denunciar la situación de esclavitud que vivían otros muchos niños de su país con el apoyo del sindicato Bhatta Mazdoor Mahaz (Frente de los trabajadores de ladrillos). Tras el aviso a la policía y con la ayuda del sindicato, el último dueño de la fábrica que fue clausurada, Hussain Khan, fue llevado frente a la justicia. Los compañeros de Iqbal fueron libres, y fue él mismo quien a partir de ese momento se dedicó a denunciar con ayuda del sindicato a todos aquellos patrones de telares contando la situación de esclavitud que muchos niños de su país estaban viviendo.

No te puedes perder ...

15 de febrero, Día Internacional del Niño con Cáncer

15 de febrero, Día Internacional del Niño con Cáncer

Cada 15 de febrero se celebra el Día Internacional del Cáncer Infantil que tiene como objetivo sensibilizar y concienciar sobre la importancia de los enormes desafíos a los que se enfrentan los niños y adolescentes, pero también sus familias. Asimismo, también se contempla la necesidad de que todos los niños en cualquier parte del mundo tengan acceso a un diagnóstico y tratamiento preciso y a tiempo. 

 

Finalmente, Iqbal fue abatido a tiros por unos mercenarios desde una furgoneta. Las heridas fueron tan graves que, desgraciadamente, acabaron con la vida del pequeño mientras montaba en bicicleta con tan solo doce años un 16 de abril de 1995.

 

¿Qué es la erradicación infantil?

 

Desde el Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) se contempla que es muy difícil determinar qué se entiende por este término, el de esclavitud o explotación infantil.

 

Según la propia organización, los principales sectores de explotación de niños y niñas son el matrimonio infantil, la utilización de niños como jinetes de camellos, soldados o esclavos sexuales, y los trabajos en condiciones duras y peligrosas tanto en el sector rural, la industria, el servicio doméstico y los servicios como el trabajo en la calle; y todas ellas contempladas a su vez como actividades realizadas por niños y niñas de prácticamente todas las edades, que van desde los cinco hasta los dieciocho años.

 

Por su parte, para la sociedad en sí, la esclavitud infantil es una lacra en cualquiera de sus formas, sobre la que los países industrializados o desarrollados parecen no darse cuenta de su existencia o sobre la que hacen la vista gorda. Según Amparo Medina, responsable para temas a nivel global de Save the Children, “la esclavitud infantil se trata de una realidad poco visibilizada; pero el no saber no puede venir motivado por él prefiero no saber, por lo que es indispensable que las políticas públicas incluyan campañas dirigidas a sensibilizar en este sentido”.

 

Es por ello por lo que para conseguir su erradicación en cualquiera de sus formas, bien sea explotación laboral, explotación sexual infantil, trata de menores, esclavos domésticos, utilización de niños soldados, es fundamental, según Medina, “articular el trabajo en los ámbitos en los que se desarrolla la esclavitud infantil: trabajo con las familias para amentar los ingresos económicos de las mismas; cambio de patrones sociales y culturales de tolerancia hacia la violencia y la explotación de niñas y niños; fortalecimiento de los gobiernos para identificar, prevenir y atender los casos de explotación infantil en los países, y promover y facilitar el acceso de los niños a la educación”.

   

Este último punto, además, es uno de los más fundamentales para lograr disminuir la existencia de la esclavitud infantil, tal y como afirma también Joaquín Nieto, director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), apuntando que “el desarrollo de políticas de acceso a la educación es una de las mejores formas de combatir el trabajo infantil, porque donde hay un maestro o una maestra es porque existe una escuela a la que deben asistir los niños y las niñas de ese entorno. Y entonces, los maestros son conocedores de la asistencia o no a la escuela por parte del menor. Un conocimiento que ayuda a que, si el niño o la niña falta a clase, se pongan en contacto con su familia y se interesen de por qué ha faltado. Una relación que puede descubrir si ese niño está trabajando y, si es así, denunciarlo ante las administraciones sociales para corregir la situación”.

 

Erradicación de la explotación infantil

 

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) es un organismo especializado de las Naciones Unidas que se ocupa de los asuntos relativos al trabajo y las relaciones laborales. Dicha organización, que fue fundada en abril de 1919 en virtud del Tratado de Versalles, tiene como prioridad urgente y muy importante la erradicación del trabajo infantil, una injusticia mundial que durante siglos fue aceptada legalmente. Hoy, tanto esta como otras prioridades ya forman parte de la Declaración de los Derechos del Niño (1959).

 

En primer lugar, cabe destacar que la eliminación de la explotación laboral infantil es una prioridad por los efectos que las actividades laborales tienen sobre la salud y el desarrollo de los menores de edad. Asimismo, se ha demostrado también que cuando los menores de edad trabajan en condiciones que afectan al ejercicio de sus derechos, frecuentemente son explotados al no recibir salario o bien porque las jornadas de trabajo son excesivamente extensas.

 

También son varios los estudios que muestran que a medida que más trabaje el menor de edad, mayor exposición a sufrir una mayor accidentalidad y enfermedades, como el llevado a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad del Rosario en Colombia por los profesionales médicos Leonardo Briceño Ayala y Ángela M. Pinzón Rondón, y que fue publicada por SciELO, un proyecto de biblioteca electrónica, iniciativa de la Fundación para el Apoyo a la Investigación del Estado de São Paulo, Brasil, y del Centro Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud (BIREME). Además, el trabajo de menores también afecta a la educación al generar abandono escolar (o deserción escolar, término comúnmente utilizado en América Latina). De hecho, está demostrado que el atraso escolar se relaciona con las horas de trabajo en la niñez.

 

En 1992, por su parte, la OIT creó el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil para combatir el trabajo de los niños y niñas que atentan con su desarrollo y salud en términos generales y, actualmente y según los últimos datos publicados en abril de 2018, la OIT calcula que 152 millones de niños y niñas están siendo sometidos hoy a la explotación infantil (“o trabajo infantil) desde el reclutamiento forzado, pasando por la trata, la explotación sexual y los niños soldados hasta incluso el matrimonio forzoso. Y aunque por norma general, la mayoría de nosotros sí lo denominemos explotación infantil, hoy son muchos los autores que utilizan este término como sinónimo de “trabajo infantil”, y otros, además, los que se sirven de este término, aunque ya de un modo más amplio sin una carga negativa necesaria.

 

Finalmente, hemos de ser todos completamente conscientes de que estas cifras son tan horribles como reales, cifras de las que tenemos que hablar en pleno siglo XXI por lo que lo único que debemos tener claro ante esto es que lo único que importa es acabar con la explotación infantil.


Te puede interesar:
La estatura de los hijos depende tanto de la herencia genética de los padres como del entorno en el que se cría. En este sentido, un entorno donde prime una alimentación sana y equilibrada y la práctica de deporte siempre impactará positivamente en el desarrollo del niño.


Fuentes

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0465-546X2008000400002

http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0124-00642004000300004

Fecha de actualización: 04-09-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>