Cuentos que ayuden a los niños

Cuentos que ayuden a los niños
comparte

Los cuentos no solo sirven para entretener, también para ayudar a los niños a aprender valores o enseñanzas que pueden resultarles más complicadas como dejar los pañales, vestirse solos, ir al colegio, etc.

1- Los duendecillos holgazanes


Érase unos duendecillos que vivían en un lindo bosque. Su casita pudo haber sido un primor, si se hubieran ocupado de limpiarla. Pero como eran tan holgazanes, la suciedad la hacía inhabitable.


Un día, se les apareció la Reina de las hadas y les dijo:


- Voy a mandaros a la bruja gruñona para que cuide de vuestra casa. Desde luego no os resultará simpática...


2- Pin, Pan, Pun


En un lugar secreto del bosque, en el tronco hueco de un castaño, viven tres hermanos, duendes de la naturaleza: Pin, la hermanita pequeña; Pan, el hermano mediano; y Pun, el mayor de los tres.


Los duendes de la naturaleza nacen dentro de las piñas, siempre en otoño. Miden más o menos un palmo de altura y tienen las orejas y los pies puntiagudos. Todos nacen con los ojos verdes y el pelo marrón clarito... Todos menos tres. Pin, Pan y Pun tenían algo especial que les hacía diferentes al resto de duendes. A cada uno de ellos la Luna les había coloreado el pelo de colores: Pin, lo tenía rubio como el trigo; Pan, lo tenía naranja zanahoria; y Pun lo tenía de color negro como el carbón.

No te puedes perder ...

Cuentos que ayuden a los niños

Cuentos que ayuden a los niños

Los cuentos no solo sirven para entretener, también para ayudar a los niños a aprender valores o enseñanzas que pueden resultarles más complicadas como dejar los pañales, vestirse solos, ir al colegio, etc.


La vida de los tres hermanos era muy divertida. Siempre estaban riéndose y jugando. Sobre todo, Pin y Pan, los más pequeños. Todo el día estaban juntos y no había nada que los separara…


3- El árbol mágico


Hacía un sol espléndido aquel día en que Mario, un niño muy simpático y alegre, iba caminando hacia la escuela. Los papás de Mario no tenían mucho dinero y por eso Mario no tenía muchos juguetes para jugar porque todo el dinero que ganaban sus padres era para comprar comida y ropa, pero aun así, Mario era feliz.


Ese día soleado de camino hacia el cole vio un mendigo, que parecía triste y temblaba mucho.


- ¡Pobre señor! Ni siquiera tiene comida como yo. Debe de tener mucha hambre- pensó- ¡Ya sé! Le daré mi bocadillo de la merienda.


Y eso hizo.


El mendigo se puso muy contento y aceptó el regalo del chico. Mientras comía aquel delicioso bocadillo de jamón le dijo a Mario:


- Eres un niño muy bueno. En agradecimiento te voy a regalar una cosa muy especial.


El mendigo se agachó y sacó algo del saco en el que guardaba sus cosas, una pequeña bolsita que entregó al niño.


- Dentro de este saquito hay una semilla mágica -le explicó el mendigo- Cuando llegues a casa debes plantarla, cuidarla y regarla todas las noches de luna llena. Cuando florezca tendrás una sorpresa muy especial…


4- Un día en el campo


Un día de fin de semana, Lucía salió con sus papis al bosque a visitar el Pinar de Tamadaba, en la hermosa Isla de Gran Canaria. Iban a preparar una barbacoa y a pasar el día allí disfrutando de los árboles, el canto de los pájaros, el azul del cielo, y el aire puro.


Cuando llegaron, aparcaron, sacaron todos los bártulos del coche y empezó papi a calentar la barbacoa, mientras que mami sacaba las bebidas, la bolsa para las basuras, el radio-cassette para oír música, y algunos juegos como las cartas, la comba... Nada más llegar se dieron cuenta de que habían más familias repartidas por las otras barbacoas, preparándose alegremente como ellos, pero había un grupito que lo que estaba haciendo era molestar a los demás, con voces altas, también la música, y ensuciándolo todo. Todos intentaban apartarse de ellos, e ignorar el bullicio que montaban, pero era inevitable mirar y lamentar cómo estaban dejando todo para el que viniera después, y el espectáculo bochornoso que estaban montando. Fue entonces cuando a Lucía se le ocurrió una brillante idea, y le dijo a su papá que era el momento de que interpretaran la obra de teatro que habían hecho varias veces en casa…


5- ¡Salvemos el Planeta!


Gota, Goti y Gotón son tres gotas de agua que durante miles de años habían estado congeladas formando con otras muchas amigas un gran iceberg. Un iceberg en una gran montaña de hielo que se encuentra en el Polo Norte.


Pero un día, sin saber por qué, las tres amigas comenzaron a soltarse


- ¿Qué está pasando? ¡me derrito! -dijo Gota.

- ¡¡Nos derretimos todas!! -gritó Goti.

- ¡Oh no! El iceberg está desapareciendo, nos hundimos en el océano -decía Gotón lloriqueando.


En el Polo Norte hace mucho frío, por eso el agua forma grandes montañas de hielo, llamadas iceberg, pero ahora ya no hace tanto frío por eso las montañas de hielo se derriten y se convierten en agua líquida.


-Tengo una idea- gritó Gota - no os separéis o estaremos perdidas, agarraros bien que vamos a caer al océano.


Las tres amigas se agarraron muy fuerte y al instante cayeron al océano convertidas en agua líquida. Una gran corriente las empujaba hacia el gran océano azul... Cuando la corriente se hizo más lenta, las tres amigas bajaron al fondo del océano, y allí encontraron a un pez muy viejecito y sabio. Se acercaron a él y le preguntaron…


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de estatura final de los niños que arroja como resultado una previsión orientativa de cuánto puede llegar a crecer tomando como base la altura de los padres. Para un resultado más preciso es necesario acudir al pediatra y realizar algunas pruebas médicas, incluyendo radiografías y análisis hormonales.


Fecha de actualización: 27-02-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>