×
  • Buscar
Publicidad

Cuentos de Halloween

Cuentos de Halloween

¿Buscas cuentos temáticos apropiados para contarles a tus niños en Halloween? ¿Estás preparando una fiesta terrorífica y quieres tener a mano unos cuantos cuentos de miedo para entretenerlos? ¡No te pierdas nuestra selección!

Publicidad

1- Un Halloween diferente


Hace mucho tiempo, la mayoría de los monstruos eran seres simpáticos y golosos, tontorrones y peludos que vivían felizmente en su monstruoso mundo. Hablaban y jugaban con los niños y les contaban cuentos por las noches.


Pero un día, algunos monstruos tuvieron una gran discusión por un caramelo, y uno se enfadó tanto que sus furiosos gritos hubieran asustado a cualquiera. Y entre todos los que quedaron terriblemente asustados, las letras más miedosas, como la L, la T y la D, salieron corriendo de aquel lugar. Como no dejaron de gritar, las demás letras también huyeron de allí, y cada vez se entendían menos las palabras de los monstruos. Finalmente, sólo se quedaron unas pocas letras valientes, como la G y la R, de forma que en el mundo de los monstruos no había forma de encontrar letras para conseguir decir algo distinto de "¡GRRR!", "¡AAAARG!" o "¡BUUUUH!".


2- La señora viuda

No te puedes perder ...

Y tambien:


En un pueblo olvidado por el tiempo, había una señora que vivía sola. Se vestía todo de negro con una manta que le cubría la cara. Por eso, la gente del pueblo la llamaba "la viuda". Todos decían, "¡Qué mujer tan respetuosa! Se viste de negro después de tantos años". Algunos preguntaban, "¿Cuándo se murió su esposo?”.


3- La suegra del diablo


Había una vez una viuda de buen pasar que tenía una hija. La muchacha era hermosa y la madre quería casarla con un hombre bien rico. Se presentaron algunos pretendientes, todos hombres honrados, trabajadores y acomodados, pero la viuda los despedía con su música a otra parte porque no eran riquísimos.


Una tarde se asomó la muchacha a la ventana, bien compuesta y de pelo suelto. No hacía mucho rato que estaba allí, cuando pasó un señor a caballo. Era un hombre muy galán, muy bien vestido, con un sombrero de pita finísimo, moreno, de ojos negros y unos grandes bigotes con las puntas para arriba. El caballo era un hermoso animal con los cascos de plata y los arneses de oro y plata. Saludó con una gran reverencia a la niña, y le echó un perico.


4- Patricia y el vampiro


Érase una vez una niña llamada Patricia a la que le encantaba irse a jugar lo más lejos posible de su madre. Su madre siempre le decía: “Patricia, no te vayas muy lejos”. Pero Patricia no hacía caso ninguno.


Al principio jugaba cerca de casa, con los vecinos de alrededor. Luego empezó a alejarse e irse a jugar al final de la calle. A continuación, optó por irse al barrio contiguo y después, al siguiente. Entonces su madre salía a su encuentro y le decía: “¡Patricia! ¡Es hora de que hagas los deberes!”. ¿Y sabéis lo que hacía algunas veces Patricia? Se escondía detrás de un árbol o de un muro para que su madre no la encontrase y así ella no tener que hacer los deberes.


5- La súper bruja


La Bruja despertó de su sueño de varios siglos, se desperezó largamente y ya en pie se miró en el espejo y dijo: “¡Qué suerte! Estoy tan horrible como siempre. No, mejor aún. Estoy más fea que nunca. ¡Qué hermoso! ¡Cuántas arrugas y granos tengo en la cara! Soy fea, muy fea, tan fea que hasta yo misma me asusto al mirarme al espejo. ¡Magnífico! Sigo siendo, sin duda, la bruja que más aterroriza y, espero, la que más maldades comete por minuto. En esto, a decir verdad, no tengo competidoras. La bruja del cuento de Blancanieves al lado mío es un poroto. ¿Qué digo? Un microbio. Yo soy una Superbruja: la bruja más bruja”.


6- El manuscrito de un loco


¡Sí! ¡Un loco! ¡Cómo sobrecogía mi corazón esa palabra hace años! ¡Cómo habría despertado el terror que solía sobrevenirme a veces, enviando la sangre silbante y hormigueante por mis venas, hasta que el rocío frío del miedo aparecía en gruesas gotas sobre mi piel y las rodillas se entrechocaban por el espanto! Y, sin embargo, ahora me agrada. Es un hermoso nombre. Mostradme al monarca cuyo ceño colérico haya sido temido alguna vez más que el brillo de la mirada de un loco... cuyas cuerdas y hachas fueran la mitad de seguras que el apretón de un loco.


Fecha de actualización: 08-02-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.