×
  • Buscar
Publicidad

Cuentos de hadas

Cuentos de hadas

¿A tu hijo le encantan los cuentos de hadas y fantasía? ¿La magia y las aventuras? No te pierdas estos divertidos cuentos en los que las hadas son protagonistas para leer a tu peque:

Publicidad

Leer cuentos a los niños es una actividad que debería ser obligatoria realizar todos los días ya que aporta muchos beneficios para el desarrollo mental y social del pequeño, así como para instaurar valores esenciales y fomentar el vínculo padre-hijo.


Si a tu hijo le gustan los cuentos de hadas y no te quedan ideas, aquí van unas cuantas más:


1- El arcoíris


Hace mucho, mucho tiempo, nuestro mundo y el mundo de las hadas estaban separados por un cristal mágico. Y tal era el poder de este cristal, que sólo las hadas veían lo que pasaba al otro lado.


Pero por aquel entonces, nuestro mundo no era como lo conocemos ahora. Todo él era de un color gris opaco: las casas eran grises, la gente era gris, incluso el cielo era siempre gris... Mientras, en el país de las hadas, el color brotaba por todos lados. Rojo, verde, azul, amarillo... todo era color y alegría.


Sin embargo, existía un ser, un hada joven y hermosa, que se sentía muy apenada por el mundo triste y gris en el que vivían los humanos.

No te puedes perder ...

Y tambien:


2- Pin, Pan, Pun


En un lugar secreto del bosque, en el tronco hueco de un castaño, viven tres hermanos, duendes de la naturaleza: Pin, la hermanita pequeña, Pan, el hermano mediano y Pun, el mayor de los tres.


Los duendes de la naturaleza nacen dentro de las piñas, siempre en otoño. Miden más o menos un palmo de altura y tienen las orejas y los pies puntiagudos. Todos nacen con los ojos verdes y el pelo marrón clarito... Todos, menos tres. Pin, Pan y Pun tenían algo especial que les hacía diferentes al resto de duendes. A cada uno de ellos la Luna les había coloreado el pelo de colores: Pin, lo tenía rubio como el trigo; Pan, lo tenía naranja zanahoria, y Pun lo tenía de color negro como el carbón.


3- La habitación de la fantasía


Sofia vivía con sus abuelos Juan y María en una casa muy grande a las afueras de la ciudad. Allí tenía un bonito jardín, un huerto, conejos, gallinas y patos.


Al llegar del colegio, le gustaba jugar con los animales y cuando estaba muy cansada de saltar y brincar, se recostaba en el césped dejándose acariciar por la suave brisa que la primavera traía consigo. A veces, se quedaba muy quieta y callada intentando escuchar el sonido que hacia la hierba al crecer. Era feliz.


4- Las hadas


Érase una vez una viuda que tenía dos hijas. La mayor se parecía tanto a ella, tanto en sus facciones como en su temperamento, que todo el mundo que la veía la confundía con su madre. De hecho, tanto la madre como la hija eran tan desagradables que nadie del pueblo las soportaba. La hija más joven, en cambio, era el vivo retrato de su padre: dulce, cariñosa, educada e increíblemente guapa. Como os podéis imaginar, la madre adoraba a su hija mayor ya que era la que más se le parecía. En cambio, sentía una gran antipatía por su hija más joven a la que obligaba a comer en la cocina y a trabajar sin parar, como si se tratase de una criada.


5- La última hada


"Dice la leyenda que, cuando un niño deja de ser niño, en algún bosque del mundo, muere un hada". Esto sucedió en el bosque más cercano a tu casa, así es, todo realmente pasó en ese bosque que está muy cerca de ti, solo que no pones atención; porque ese bosque que tú conoces, está lleno de hadas, bueno, lo estuvo, pero con tu ayuda las hadas podrían volver. ¿Quieres saber cómo? Solo lee y pon atención.


6- El sueño de Karen


Karen era una niña muy soñadora, le gustaba imaginarse que estaba sentada sobre la luna y que a su lado pasaban cientos de estrellas, y que en cada estrella viajaba un hada que le concedía un deseo a todos los niños que creían en ellas.


7- Las hadas existen de verdad

 

Había una vez en un hermoso lugar un lindo niño llamado Alejandro. Alejandro era muy curioso y siempre se impresionaba por todo lo que pasaba a su alrededor pero lo que más le impresionaba era cómo su mamá siempre se daba cuenta de todo lo que pasaba y a veces sentía que ella podía ver el futuro y saber que iba a pasar más adelante.


Un día estaba en su habitación y su mamá le llamó la atención por algo que él estaba haciendo pero ella ni siquiera le estaba mirando, es más, ella ni siquiera estaba con él en su habitación.


Fecha de actualización: 13-02-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.