• Login
  • Registrarme
×


×
×

Cómo enseñar reiki a los niños

Cómo enseñar reiki a los niños
comparte

El reiki es una técnica de sanación japonesa que consiste en canalizar la energía de nuestro cuerpo y transmitirla a través de la imposición de las manos para desbloquear los chakras. A partir de los 5 años, pueden enseñar a tus hijos a practicar reiki.

El reiki está reconocido por la Organización Mundial de la Salud como un “método complementario de sanación pero no de sustitución”, es decir, no cura, solo puede ayudar a la persona a sentirse mejor durante una enfermedad, pero debe ir acompañada de los correspondientes tratamientos médicos (fármacos, cirugía, etc.).


El reiki está basado en los puntos energéticos de nuestro organismo, llamados chakras. Si uno de estos chakras se bloquea, el cuerpo puede enfermar. Así, el reiki busca, a través de la energía del organismo, desbloquear estos chakras armonizando los puntos bloqueados.


Es un sistema de autosanación, aunque también lo pueden llevar a cabo otras personas.

 

Beneficios del reiki para niños

 

Algunas de las ventajas de enseñar a un niño reiki son:


- Aporta salud física, emocional y mental

- Ayuda a mantener la calma y la armonía

- Contribuye a superar momentos de angustia, baja autoestima, inseguridad…

- Disminuye el déficit atencional al tranquilizar la mente

- Ayuda a controlar las conductas agresivas

- Mejora la memoria y favorece los estudios al aportar paz mental

- Ayuda a conocerse mejor a sí mismo y el entorno

- Estimula el pensamiento creativo

- Mejora la comunicación con los demás

 

Todos estos beneficios dependen del niño, ya que tiene que sentirse atraído por esta técnica y creer en ella para que pueda aportarle paz, seguridad, armonía, etc.

 

¿Cuándo empezar?


Desde los 5 años los niños pueden empezar a practicar reiki, pero siempre que sean ellos los que muestren interés, nunca hay que obligarles. Y, cuando quieran parar o dejarlo, no forzarles.

 

¿Cómo enseñarles?


Si eres un experto en reiki puedes enseñarle tú mismo. Si no, hay muchos talleres para niños de reiki, solo debes buscar uno cerca de casa que ofrezca aquello que buscas.


Los talleres deben ser especializados para niños ya que estarán enfocados de una manera amena y didáctica. Tiene que haber una parte teórica y otra práctica en la que primen los juegos y las actividades entretenidas.


En ellos se les enseñará la historia del reiki, la energía universal, las posiciones de las manos, a meditar, técnicas de respiración, etc.


Hay que adaptar el lenguaje y el ritmo, compartiendo con ellos esta experiencia y viviéndola a la vez.

 

Foto: Designed by Dashu83 - Freepik.com

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.