Después de una cesárea, ¿en cuánto tiempo puedo embarazarme?

Después de una cesárea, ¿en cuánto tiempo puedo embarazarme?
comparte

Tras el parto con cesárea la madre debe darse un tiempo para reponerse por completo antes de buscar un nuevo embarazo.

En primer lugar, han de consolidarse las cicatrices de la pared abdominal y el útero, esta última es la más lenta; si la técnica de la intervención ha sido correcta y no hubo complicaciones, seis meses serán suficientes para su completa cicatrización.

 

Según la Organización Mundial de la Salud el tiempo adecuado entre un embarazo y otro es mínimo de dos años ya que se considera que es el tiempo necesario que debe transcurrir para que el cuerpo de la madre esté listo para repetir dicho proceso, ya sea que el parto haya sido natural o cesárea. También es importante mencionar que el tiempo “límite” para volver a concebir después del embarazo que recomienda esta organización es no más de 5 años.

 

Embarazo después de una cesárea reciente

 

Concebir un bebé antes o después está vinculado de forma significativa con el aumento de las complicaciones, tanto para la mamá como para el feto, como bajo peso del bebé o nacimiento prematuro.


Entre los posibles riesgos para la mamá y el bebé por un embarazo cercano, principalmente por una cesárea previa, a otro están:


- Anemia materna

- Hemorragias en el embarazo

- Bajo peso en el bebé

- Deficiencia de hierro y ácido fólico en la lactancia

- Inflamación del tracto genital

- Desprendimiento de la placenta

- Ruptura o desgarre del útero

 

Si el tiempo entre los embarazos es demasiado corto, menor a 8 meses, las complicaciones antes mencionadas aumentan al doble y también hay un mayor riesgo de padecer anemia materna, rotura de membranas y podría ocasionarse una hemorragia en la segunda mitad del embarazo.

 

Existe un periodo que se llama puerperio, o cuarentena. Se denomina así al tiempo que pasa entre que se expulsa la placenta hasta, aproximadamente, cuarenta días después. Durante este tiempo, el cuerpo de la mujer va recuperándose poco a poco, volviendo al estado físico que tenía antes de quedarse embarazada. En estos cuarenta días, puede que no se dé la ovulación de la mujer, sobre todo si esta se encuentra dando el pecho de forma exclusiva.

 

No se recomienda en ningún momento un embarazo en estos cuarenta días. Por muchas ganas que se tenga de tener hijos, el parto aún está muy reciente, y el cuerpo no ha tenido tiempo para poderse recuperar al completo.

 

Cambios que sufre el cuerpo en la cuarentena

 

- En los primeros momentos y en los días sucesivos, el organismo de la mujer vuelve a sufrir una nueva revolución hormonal, con dos objetivos: conseguir que el útero se contraiga y que las mamas de la madre empiece a producir leche. 


- Por esta razón, por un lado caen los estrógenos y la progesterona, que volverá a aparecer unos días previos a la primera menstruación tras el parto, cuando se restablezca el ciclo ovárico. 


- Por el contrario, suben la prolactina, la hormona encargada de la producción láctea, y la oxitocina; esta hormona, que provocó las contracciones uterinas que facilitaron el nacimiento del bebé, no desaparece tras el parto, sino que sigue muy presente en el organismo de la recién estrenada mamá, pero con una diferencia: las contracciones que ahora provoca esta hormona no tienen como misión ayudar al niño a nacer, sino contraer el útero para que se cierre la herida que dejó la placenta al desprenderse y evitar así una hemorragia.

 

La mejor recomendación siempre será visitar a un profesional o ginecólogo, y que sean ellos los que te orienten o controlen tanto a ti como a tu pareja durante todo el proceso de volver a concebir un bebé; solo así podrás hacerlo de la forma más segura posible.

 

 


Fuentes: Dr. Usandizaga, ginecólogo obstetra. 

Redacción: Edgar Corona

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×