Nombres polacos para bebés

Nombres polacos para bebés
comparte

Polonia es un país situado en Europa Central, miembro de la Unión Europea (UE), en el que se habla polaco. Los nombres polacos son similares a los de otras lengua eslavas similares al polaco.

Breve historia de Polonia


Los asentamientos humanos en las tierras polacas surgieron más tarde que en otras tierras europeas con un clima más agradable. Los primeros restos datan de hace 500.000 años.


El Neolítico comenzó aproximadamente en el 5500 a. C. con la llegada desde el río Danubio de la cultura del Danubio, que tenían ganado, cultivaban cereales y trabajaban la alfarería. Comienzan con ellos las primeras comunidades rurales.


Después del 5000 a. C. llegaron del sur nuevas olas de inmigración y surgen diversas culturas, como la de la cerámica perforada, la cultura Lengyel o la cultura Polgar.


La primera cultura neolítica verdaderamente nativa fue la cultura de los vasos de embudo, que se desarrolló a partir del año 4400 a. C. y perduró unos dos mil años.


En Polonia la Edad de Bronce comienza entre 2400-2300 a. C. La Edad de Hierro comienza aproximadamente en el 750-700 a. C.


Celtas, germánicos y Baltos habitaron Polonia desde el año 400 a. C.


Con la llegada del Imperio romano aparecen los primeros comentarios respecto a los polacos. El colapso del imperio romano y la invasión de tribus nómadas del este hizo que muchas tribus germánicas se mudaran en busca de lugares más seguros y ricos. El extremo noroeste de la actual Polonia quedó poblado por tribus bálticas.

No te puedes perder ...

Ejercicios de estimulación para bebés de 2 meses

Ejercicios de estimulación para bebés de 2 meses

Actualmente, se sabe que los bebés nacen con un gran potencial para desarrollar un sinfín de habilidades que los irá formando durante su proceso de maduración. Por ello, el conjunto de ejercicios y actividades que ofrecen las técnicas de estimulación infantil pueden ser de gran ayuda para lograr un desarrollo máximo de capacidades cognitivas, físicas, sociales y emocionales.


En ese momento llegan tribus eslavas a la zona, menos desarrolladas que sus predecesoras germánicas.


Con el comienzo del siglo VIII, algunas de las tribus polacas formaron pequeños estados, fusionándose posteriormente en grandes estados. Entre las que se fusionaron se encuentran los vistulanos, en el sur de Polonia.


Mientras, los polanos (polanie, “gente del campo) habitaron las llanuras alrededor de Giecz, Poznań y Gniezno, lo que finalmente llegaría a ser el centro del nuevo estado, dando lugar al nombre del país.


A finales del siglo X, los polanos, dirigidos por la dinastía Piast, unificaron el territorio. Durante el gobierno de Miecislao I (960-992) se mantiene dicha unificación y se convierten al cristianismo.


En 1295 Polonia se convierte definitivamente en reino con Premislao II (1257-1296).


La dinastía Jogalia (1385-1569) formó la Mancomunidad polaco-lituana, comenzando con el gran duque lituano Jogaila.


Gracias a la cooperación de ambos países, los ejércitos lituano y polaco vencieron a la Orden Teutónica en la batalla de Grunwald en 1410, la mayor batalla en suelo europeo librada en todo el siglo xv.


El Nihil novi, acta adoptada por el Sejm en 1505, marcó el principio del periodo llamado la «Mancomunidad de los nobles» cuando el estado era gobernado por «libres e iguales», la szlachta.


En 1610 tropas de la Mancomunidad tomaron Moscú, hasta que fueron expulsados por el alzamiento patriótico de Rusia.


El poder de la mancomunidad decayó después del doble ataque de 1648. El primero bajo el mando del Zar Alejo I y el segundo la invasión sueca de 1655, conocida como la Avalancha.


En la segunda mitad del siglo XVII, la debilitada mancomunidad bajo el reinado del rey Juan III Sobieski en alianza con el emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico, Leopoldo I de Habsburgo, vence al Imperio otomano.


En el siglo XVIII la democracia de los nobles gradualmente declinó en una gran desorganización, haciendo al país vulnerable a las influencias extranjeras, borrando a Polonia del mapa en 1795.


Durante el siglo XIX hubo un gran movimiento independentista, pero sin lograr nada.


Desde el verano de 1915, Alemania y Austria-Hungría habían ocupado todos los territorios históricamente polacos. Los alemanes propusieron la creación de un reino polaco el 5 de noviembre de 1916, pero la independencia de este estado polaco ocupado militarmente era dudosa.


Con la firma del Armisticio de Compiègne, el Gobernador von Beseler cedió el poder al General polaco Józef Piłsudski el 11 de noviembre de 1918. En el Tratado de Versalles se reconoció internacionalmente la independencia polaca y se definió su frontera.


El inicio de la Guerra Polaco-Soviética no dio los resultados esperados: una contraofensiva soviética devolvió a los polacos a sus fronteras. En 1920, unidades del Ejército Rojo se acercaron a Varsovia, pero esta batalla dio un vuelco sorprendente el 16 de agosto, cuando tropas al mando del general Józef Piłsudski contraatacaron, expulsando a los soviéticos de Polonia. Polonia, exhausta, aceptó definir una nueva frontera.


En 1934 Polonia firmó un pacto de no-agresión con la Alemania Nazi, pero Hitler anuló el pacto en abril de 1939 y, el 1 de septiembre de ese año, Alemania invadió Polonia. Dos días después, Reino Unido y Francia le declararon la guerra al país agresor, dando inicio a la Segunda Guerra Mundial.


En la conquista de Polonia, los nazis lanzaron bombardeos que llevaron al deterioro de la nación. Ante la resistencia polaca, los alemanes mataron a miles de personas y destruyeron ciudades enteras. Polonia tuvo que rendirse a comienzos de octubre de 1939.


Los invasores nazis establecieron en la Polonia ocupada campos de exterminio, además de encerrar a los judíos en guetos dentro de ciudades como Varsovia y Lodz.


En agosto de 1944 comenzó el Alzamiento en Varsovia, planificado por el Armia Krajowa o Ejército Territorial, que representaba al gobierno constitucional en el exilio. Finalmente fueron superados por los nazis y liberados por los soviéticos hacia el final de la Guerra Mundial.


La URSS se quedó con el territorio de Polonia hasta la línea Curzon. Esto generó la salida forzosa de varios millones de polacos de sus tierras.


A finales de los años 1980 un movimiento de oposición al gobierno, encabezado por el sindicato obrero Solidarność logró la vuelta de las libertades democráticas, así como al capitalismo y el libre mercado, dando lugar al moderno Estado polaco, que cambió su nombre oficial a República de Polonia.


Nombres polacos


Estos nombres están en idioma polaco, una lengua eslava del grupo occidental hablado principalmente en Polonia, similares a otros nombres españoles, franceses o germánicos. Se escribe con el alfabeto latino, con gran uso de dígrafos y signos diacríticos extras.
 

Nombre

Sexo

Significado

Aniol

Niño

"Mensajero de Dios".

Józef

Niño

"Dios proveerá".

Jarek

Niño

"Nacido en enero".

Nikolai

Niño

"Victorioso, conquistador del pueblo".

Zarek

Niño

"Dios protege al rey".

Aleska

Niña

"Defensor de la humanidad”.

Irenka

Niña

“Paz”.

Janica

Niña

"Dios es amable".

Laska

Niña

“Gracia, favor”.

Rahel

Niña

“Cordero”.


1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "Muy interesante!".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×
    */?>