Nombres de origen hebreo

Nombres de origen hebreo
comparte

El pueblo hebreo es un antiguo pueblo semita del cercano oriente, considerados los antepasados del pueblo judío. Sus fuentes de referencia son la Biblia y la Torá, por lo que la mayoría de nombres hebreos tienen que ver con ambos libros religiosos. Estos son algunos de los más conocidos y sus significados.

Según la Biblia y las tradiciones hebraicas, los hebreos son originarios de Mesopotamia. Era un pueblo nómada, cuyo primer líder fue Abrahám. Siguiéndole, los hebreos emigraron a Canaán, la tierra prometida de Dios. Allí se mezclaron con los pobladores locales y se convirtieron en un pueblo sedentario eminentemente agrícola.


Su rasgo más característico era la creencia en un solo Dios (Yahvé), siendo ellos el pueblo elegido por ese Dios. Por eso, actualmente hebreo es sinónimo de israelita y judío.


Muchos nombres que usamos hoy en día son de origen hebreo y pueden encontrarse en la Biblia.


Arath: "El que descendió".


Arlet: Significa "León de Dios o Altar de Dios" en hebreo. Es el nombre simbólico de Jerusalén y también se le cita como el único hijo de Gad.


Benjamín: "hijo" y "derecha", es decir, "hijo de la mano derecha", es el hijo predilecto.


Daniel: "mi juez es Dios".


David: "el amado", "el estimado", “el que es apreciado por todos”. Es el nombre del Rey David de Israel.

Nombres de origen aborigen australiano

Nombres de origen aborigen australiano

Los aborígenes australianos son los habitantes nativos de Australia que habitaban este continente antes de que llegaran los colonos británicos. Hablaban más de 250 lenguas distintas que se clasifican en dos grandes familias: las lenguas pama-ñunganas, habladas en la mayor parte de Australia, y las lenguas no pama-ñunganas, habladas en el norte del país. Los nombres de origen aborigen australiano provienen de estas lenguas.

 


Isaac: "el que ríe".


Jacob: "el que domina a Dios". Israel fue un apodo adjudicado a Jacob tras su lucha con el ángel enviado por Dios.


Jadiel: "Jehová ha oído".


María: María procede del hebreo y es el nombre en la forma de Miriam de la hermana de Moisés y Aarón. La confusión de ambas grafías se debe a que en el antiguo hebreo las consonantes del nombre son M-R-Y-M. En la Vulgata, primera edición de la Biblia, aparece trascrito en la forma de María por una errónea creencia gramática, mientras que los Setenta lo hacen en la forma de Miriam.


Mateo: "don de Yahvé".


Miguel: procede del hebreo mi-ka-El, que quiere decir "¿quién es como Dios?", es decir, "Dios es incomparable".


Moisés: según la interpretación popular de la Biblia, es "el sacado del agua" (mashá), sin embargo la interpretación no está bien orientada. Es "el que saca", "el libertador", de su raíz egipcia mesu.


Osiel: "el poder de Dios".


Raquel: significa "la oveja", "el cordero".


Salomé: del hebreo shalem, que quiere decir "completo, perfecto". Salomé es "la terminada de forma perfecta", "la magnífica", "la que reúne la belleza moral y física".


Samuel: proviene del verbo hebreo shamah, que significa "oír". Su traducción correcta sería "el escuchado por Dios".


Sara: "dominar", su significado sería "la dominante", "la poderosa". Como personaje bíblico Sara es la esposa del patriarca Abraham.


Saúl: del término shaul: "el deseado", "aquel que es solicitado", "el elegido".


Susana: es la unión de las voces shus, "lirio banco o azucena", y hannah, "gracia". Significa pureza, “la que es pura”.


Tamara: la voz hebrea de la que procede es thamar, "palmera de dátiles".


¿Quieres ver más?


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×