Acupuntura y dolor de cabeza en el embarazo

Acupuntura y dolor de cabeza en el embarazo
comparte

Durante la gestación es muy común sufrir dolores de cabeza, sobre todo si ya los padecías antes de quedarte embarazada. Como hay ciertos medicamentos contra las migrañas y cefaleas que no se pueden tomar en el embarazo, a veces es necesario recurrir a otras técnicas como la acupuntura para tratar esta molestia.

Una de las molestias más habituales durante el embarazo son los dolores de cabeza, ya sean tensionales, migrañas o cefaleas. El problema es que a veces estos dolores se vuelven tan habituales y fuertes que pueden afectar a la vida de la embarazada pero, desgraciadamente, el único fármaco admitido para tratarlos son los analgésicos, que la mayoría de las veces no funcionan frente a estos fuertes dolores.

 

Para aquellas futuras mamás que sufre dolores de cabeza a menudo y que no son capaces de librarse de ellos, existe una terapia alternativa y muy recomendada: la acupuntura.

 

La acupuntura es una técnica milenaria de la medicina tradicional china que consiste en la inserción de agujas en diferentes puntos del cuerpo para restaurar el equilibrio del organismo. Este tipo de medicina contempla al ser como un todo: cuerpo y mente. Según sus principios, es necesario que ambos estén en equilibrio para aliviar y evitar ciertos dolores y molestias, como el dolor de cabeza.

Dolor de espalda en el embarazo

Dolor de espalda en el embarazo

Náuseas, estreñimiento, acidez… y encima, dolor de espalda. Estar embarazada es una experiencia maravillosa, pero desgraciadamente, también viene acompañada de múltiples molestias como la lumbalgia, sobre todo en el último trimestre de embarazo

 

En este caso, el acupuntor te hará un examen previo para tratar de averiguar la causa de tus dolores de cabeza: ansiedad, nervios, preocupaciones, tensión en el cuello, molestias digestivas… y así poder tratarlo más adecuadamente.

 

A continuación, te colocará agujas en ciertos puntos específicos para hacer que la energía circule y así reequilibrar el organismo y recuperar la armonía del mismo. Lo normal en este caso es que te las coloquen en la cabeza y el cuello. Por supuesto, hay ciertos puntos que jamás se deben tocar en el caso de una embarazada, por eso debes acudir a un especialista.

 

Durante la sesión permanecerás tumbada y en un ambiente relajado. Las agujas se dejarán unos 20 minutos, aunque depende de los síntomas a tratar.

 

La inserción no debe doler, tan solo se tiene que notar un pequeño pinchazo.

 

El número de sesiones variará en cada mujer según sean sus dolores y la causa de los mismos, pero la mayoría de las veces solo con unas cuantas sesiones los dolores de cabeza mejoran considerablemente.

 

De todas formas, consulta antes a tu ginecólogo por si en tu caso hubiera alguna contraindicación, aunque la acupuntura es muy beneficiosa y no presenta riesgos ni efectos secundarios.  

 

La acupuntura es una especialización sanitaria que no ha demostrado su eficacia terapéutica a través de la evidencia científica y que nunca debe emplearse de manera aislada, dejando de lado los tratamientos convencionales. Si tienes algún problema, debes consultar al médico y seguir sus indicaciones.

Foto: Freedigitalphotos.net


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×