Acetona

Definición:

Las células del cuerpo se nutren principalmente de glucosa. Cuando no pueden hacerlo, recurren a otras fuentes de energía, como son las grasas. A causa de este uso, se producen cuerpos cetónicos que se eliminan por la orina y la respiración. Pueden ser distintas las situaciones que hacen aparecer el acetona: vómitos prolongados, anomalías metabólicas, enfermedades infecciosas, quemaduras u otros trastornos que exigen condiciones nutricionales especiales como el ayuno, anorexia o dietas altas en proteínas y bajas en carbohidratos, etc.

Tratamiento:

El acetona, más que una enfermedad, es un síntoma de que existe alguna anomalía en el organismo. En la mayoría de los casos se puede controlar en casa haciendo que el niño tome bebidas azucaradas, a pequeños sorbos y con una frecuencia aproximada de 5 o 10 minutos haciendo así que las tolere mejor y no vomite. Cuando las naúseas y los vómitos hayan cesado el niño deberá a empezar a comer yogures azucarados, galletas o cucharadas de almíbar. Para evitar que esto vuelva a suceder, conviene vigilar la dieta del pequeño, eliminando de ella las grasas y aumentando los hidratos de carbono. Si la acetosis no cesa, se deberá acudir rapidamente al pediatra.

Síntomas:

El acetona tiene un olor fuerte y característico que puede apreciarse en el aliento del niño afectado y en su orina. Cansancio y aumento de fiebre y vómitos. A más vómitos más acetona, a más acentona más fiebre y a más fiebre más vómitos.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×