Metaplasia epidermoide cervical

Definición:

El epitelio es un tejido formado por una o varias capas de células que recubre la superficie de cualquier superficie libre del organismo, formando por lo tanto el revestimiento de interno de los órganos.

La metaplasia es un proceso en el que un epitelio maduro se cambia por otro, con el que puede tener un parentesco próximo o no. Es decir, es la transformación o reemplazo de un tejido adulto en otro de la misma clase. En muchos tejidos, como los embrionarios, es un proceso normal que asegura la maduración y desarrollo del embrión.

Si hablamos de una metaplasia epidermoide, nos referimos al cambio de un epitelio por otro en la epidermis, o sea, en una parte de la capa externa de la piel. En este caso concreto, de la piel del cérvix o del cuello uterino.

Para resumir, la metaplasia epidermoide del cérvix o cervical es la transformación de un tejido adulto por otro en la capa externa de la piel del cuello uterino.

Tratamiento:

En cualquiera de estos casos, el ginecólogo pondrá el tratamiento que considere oportuno (puede ser, incluso, que no haga falta tratamiento).

Sin embargo, en ocasiones, la metaplasia forma parte de un proceso cancerígeno. En este caso, indica que existe un tumor en la zona que ha hecho que los tejidos se transformen. Si así fuera, habrá que realizar una serie de exámenes (biopsia, resonancias…) para localizar el cáncer y tratarlo adecuadamente.

Síntomas:

La metaplasia en el cérvix puede deberse a diferentes motivos: irritación de la zona, sustancias químicas, estrógenos o déficit de vitamina A. Normalmente, no produce síntomas, simplemente se descubre en una revisión ginecológica al realizar una citología.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×