• Buscar
Publicidad

La nube y la aceituna

Enviado por lau

Publicidad
La nube y la aceituna

Érase una vez una aceituna que estaba muy triste, siempre llorando y mirando al cielo

. Un día, una nube que la observaba todos los días, le preguntó:

- ¿Qué te pasa aceituna?, ¿por qué lloras?


Ésta miró al cielo y le dijo:

- Si no bebo agua, no podré crecer, el árbol donde estoy colgada se secará y yo moriré. ¿Nube, tú podrías ayudarme?

La nube le contestó:

- ¡Por supuesto, lo intentaré! Llamaré a mis amigos los rayos, a mis primos los truenos y a mis hermanas las nubes y hablaré con ellos para ver qué podemos hacer…

Al día siguiente, la nube llamó a la aceituna:

- ¡Aceituna, aceituna, ya tengo la solución! Nos juntaremos las nubes, los rayos y los truenos y formaremos una tormenta, así caerá agua muy rápido y mucha cantidad, de esa manera podrás beber el agua que quieras y el árbol no se secará.

Así fue, y en unos meses la aceituna creció mucho y se puso gordeta, gordeta… Desde aquel día la nube y la aceituna se hicieron muy amigas.

Y, colorín, colorado, este cuento se ha acabado.


FIN

Publicidad

¿Quieres publicar un cuento?

Cada vez que publiques un cuento en TodoPapás, podrás descargarte uno de los e-Books de la Colección TodoPapás ¡Gratis!

Publicar cuento
Colección de libros TodoPapás
Publicidad
×