• Buscar
Publicidad

El pez mariposa

Enviado por SEL1

Publicidad
El pez mariposa

Había una vez un pez que no quería ser pez, quería ser mariposa. Se acercaba al borde del agua esperando ver una mariposa. Un día vio una mariposa amarilla y pensó

¡Quiero ser como ella!, viajo hasta el arrecife de coral, cuando lo encontró buceó entre corales amarillos y así sus escamas se volvieron amarillas.

¡Ahora me parezco a la mariposa que ví! Otro día volvió a subir a la superficie y espero y espero pacientemente y al fin pasó volando una mariposa con lunares negros. ¡quiero ser como ella!, viajó al fondo del océano y busco al Señor Pulpo al que pidió un favor muy importante.

¡Quiero que utilices tu tinta para pintarme lunares y parecerme a la mariposa que ví! El Pulpo no entendía nada pero como le gustaba pintar, le hizo caso. Cuando se paseaba por el mar los otros peces decían: - ¡ese pez! ¿De qué va disfrazado?

- No soy un pez, soy una mariposa

- Eso es imposible, las mariposas no viven en mar y tú no puedes volar.

El pez se entristeció porque comprendió que nunca podría ser mariposa. Su amigo el Pulpo, le dijo; no te preocupes, nunca serás mariposa pero si puedes un pez que parece mariposa,

¡yo te pintaré los lunares! Le pez mariposa se puso muy contento por tener un amigo tan fiel, y otros peces también quisieron ser amigos del pulpo para que les pintara lunares.

Desde entonces hay unos peces preciosos en los ríos de agua dulce que son conocidos como Peces mariposa y viven en estos ríos porque el agua salada del mar borra sus dibujos.

FIN

Publicidad

¿Quieres publicar un cuento?

Cada vez que publiques un cuento en TodoPapás, podrás descargarte uno de los e-Books de la Colección TodoPapás ¡Gratis!

Publicar cuento
Colección de libros TodoPapás
Publicidad
×