• Login
  • Registrarme
×


×
×

Meses del Bebé. Tu bebé con 2 años, Bebé de 2 años

Construyendo el lenguaje

A los 24 meses de edad es posible que tu bebé tenga conversaciones de dos o tres frases contigo, y probablemente podrás comprender lo que está diciendo, por lo menos la mitad del tiempo. Además, a esta edad los niños empiezan a reaccionar cuando las frases están mal construidas; se cree que esta capacidad se termina de desarrollar a los 32 meses.

A medida que crece su conciencia de ser una persona independiente, hablará acerca de sí mismo, de lo que está haciendo, de lo que le gusta y de lo que no le gusta.

Inventando el mundo

Su principal juguete es su imaginación. Con ella inventa grandes aventuras que pone en práctica con sus muñecos. Se lanza a imitar el mundo de los adultos, lo que aprende cada día, lo que descubre en casa o en la guardería.

El uso de la imaginación y el desarrollo de juegos con ella le ayudarán a entender los comportamientos sociales, a discernir entre lo bueno y lo malo, a entender la forma de actuar de los adultos…

El juego simbólico resulta vital para que el niño ponga en orden sus pensamientos y se desarrolle como persona individual. Además, le ayuda a desarrollar su capacidad lingüística y comunicativa, a madurar psíquica, física y emocionalmente y a expresar con palabras los sentimientos y emociones.

¿Por qué?

Los niños preguntan continuamente “¿por qué?” por muchas razones. Algunas veces quieren una explicación; en ocasiones no conocen otras palabras para expresar su curiosidad acerca de algo; pero otras veces les da satisfacción saber que han encontrado una pregunta que requiere una larga respuesta.

Aunque la mayoría de las veces acabes harto de responder a sus preguntas, debes tener paciencia y hacerle siempre caso. Puedes intentar responder a sus preguntas con otra: "¿Por qué piensas tú que el gato se escapó?". De esta forma puedes acabar obteniendo la explicación que él realmente está buscando.

Juegos estimulantes

- Los espacios semicerrados tienen un magnetismo especial para los niños; por ejemplo, les encanta meterse debajo de la cama. Puedes improvisar un juego con él haciendo que vivís debajo de la mesa o creando una “tienda de campaña” con una sábana vieja. Todo lo que esté fuera de ese espacio puede ser el mar lleno de tiburones, una selva inhóspita, etc.

- Llena unas cuantas cajitas de colores con diferentes juguetes para que tu hijo busque las sorpresas que hay dentro. Le puedes decir: “La pelota está en la caja roja y el cochecito en la amarilla”. Así practicáis los colores.
           
- Cuéntale un cuento antes de irse a dormir, le relajará a la vez que fomenta su imaginación.

- Los puzzles pensados para niños de esta edad mejoran la conciencia espacial del pequeño y desarrollan la capacidad de reconocer y diferenciar formas y encajarlas entre sí. Es una buena práctica para cuando tenga que aprender a leer.


Redacción: Irene García

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.