×
  • Buscar
Publicidad

Comprar hamacas y columpios para bebés

Comprar hamacas y columpios para bebés

Las hamacas y los columpios son uno de los objetos imprescindibles para los primeros meses del bebé. En la hamaca puedes dejar a tu pequeño con total seguridad desde el primer mes de vida y su vibración le ayudará a calmarse y dormirse solo. Además, si cuenta con arco de juegos y melodías servirá también para estimular los sentidos de tu bebé.

Publicidad

A la hora de comprar una hamaca o un columpio, debes tener en cuenta varias cosas antes de decantarte por alguna de ellas:

- Como siempre, tu presupuesto ya que en el mercado hay hamacas y columpios mucho más baratos que otros, dependiendo de las funcionalidades, de la marca, el diseño, etc.

- Las funcionalidades de la misma. Algunas hamacas tienen vibración, balanceo, música, arco de juegos, cojín reductor, varias posiciones de reclinado… Unas son más sencillas que otras, busca aquella que reúna todos los requisitos que tú buscas.

- La seguridad, que debe ser tu criterio prioritario. Para que una hamaca (o columpio) sea seguro debe cumplir los siguientes requisitos:

> Estabilidad una vez abierta.

> El revestimiento debe ser de algodón para asegurar la transpiración o de plástico.

> Los materiales deben ser atóxicos por si el bebé los chupa. También antiinflamables.

> No debe tener ninguna esquina o canto que pueda clavarse.

> Debe contar con arnés de  3 o 5 puntos.

> Si vas a usarlo con tu recién nacido, mejor que cuente con cojín reductor.

No te puedes perder ...

Y tambien:

> Sistema antibloqueo.

> No debe tener tubos con terminación abierta en la que pueda quedar atrapado el dedo del niño y las aberturas deben tener una anchura inferior a 5 mm o bien superior a 12 mm.

> El ángulo entre el respaldo y el asiento debe estar entre 90º y 180º.


Fecha de actualización: 15-04-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.