Fractura de columna vertebral, guia de primeros auxilios

Definición:

Las fracturas de columna vertebral siempre deben considerarse como lesión severa, por la complicación que puede presentarse si la atención inmediata no es adecuada, pues ocasionan la sección de la medula espinal que lleva a la parálisis de miembros superiores e inferiores. Si la zona está hinchada, no puede mover los brazos ni las piernas, siente hormigueo, disminución o pérdida de la sensibilidad en manos o pies y respira con dificultad, se ha roto la columna.

Tratamiento:

Verifique la respiración, el estado de conciencia y controle las hemorragias. Aconseje al accidentado que no se mueva. No lo levante; para hacerlo pida ayuda. Se necesitan 4 auxiliadores. Valore la sensibilidad y movilidad. Si la víctima esta consiente pregúntele si puede mover los brazos y las piernas o si siente hormigueo; pídale que mueva uno por uno los dedos de las manos y los pies. Si la víctima esta inconsciente, utilice un alfiler, gancho o llaves, para tocar con ellos la planta de los pies y la palma de las manos. Si hay sensibilidad, la víctima reaccionará doblando los dedos. Asuma que toda víctima de accidente grave tiene fractura de columna vertebral, máxime si se encuentra inconsciente . Actúe con calma y seguridad. La rapidez con que se actúe en estos casos no es importante. Coloquen la víctima boca arriba, evitando movimientos bruscos de cabeza y cuello. Uno de los auxiliadores coloca cuidadosamente la cabeza alineada con el cuello y aplica tracción (hacia arriba y sostenida) colocando las manos alrededor de la mandíbula, mientras otro la sostiene de los pies. Esta medida impide que el cuello se doble y que los bordes de los huesos fracturados rompan la médula. Reduzca al mínimo el movimiento de la cabeza y la columna vertebral; utilizando cuello ortopédico o enrollando un periódico o revista alrededor del cuello. Mantenga una moderada pero firme tracción mientras otro auxiliar aplica un inmovilizador de cuello. Después de sujetar los pies, dos auxiliadores ponen a la víctima de lado mientras el auxiliador a la cabeza continua manteniendo tracción del cuello; entre tanto otra persona coloca una tabla corta y la sujetan. Ahora se coloca una camilla dura o tabla larga a la espalda de la víctima y la acuestan. Asegúrela a la camilla. Las manos se colocan debajo de la pretina del pantalón o asegúrelas sobre el tórax. Transporte a la víctima a un centro asistencial.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
1 listado-generico