Convulsión febril, guia de primeros auxilios

Definición:

Las convulsiones febriles en infantes o niños pequeños son convulsiones causadas por fiebre. Durante las convulsiones febriles, los niños a menudo pierden la conciencia y se extremecen, moviendo las extremidades en ambos lados del cuerpo. Menos comúnmente, el niño se vuelve rígido o tiene contracciones en una sóla parte del cuerpo. La mayoría de las convulsiones febriles duran un minuto o dos, aunque algunas pueden ser tan breves como algunos segundos y otras pueden durar por más de 15 minutos.

Tratamiento:

Se debe colocar al niño en una superficie rígida tal como el suelo o una mesa, sujetándole para que no se caiga. Retirar la ropa de la cabeza, cuello y abdomen dejándole con ropa ligera. Colocarle en un ambiente fresco y aireado. No darle nada de beber. Aplicar compresas de agua fría en la frente o refrescarle el cuerpo con una esponja o darle un baño de agua tibia. Si la fiebre es muy alta, darle un antipirético. Al acabar las convulsiones, ponedle en la posición lateral de seguridad. Llamar al médico.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×