A Filipinas con los niños

A Filipinas con los niños

Comentarios0 comentarios
Comparte
A Filipinas con los niños

Descansar en sus playas paradisiacas, disfrutar de sus parques naturales y, sobre todo, de su cultura asiática a través de sus ciudades es la fórmula ideal para conocer a fondo las islas Filipinas, un destino que no dejará indiferente a nadie.                                                             

Casi antes de aterrizar en el archipiélago filipino, al sudeste asiático, podrás vislumbrar la mezcla de rasgos chinos, españoles, árabes y americanos que conforman la población del país. Más tradicionales estos, sin embargo, para su lengua y religión: el cristianismo en la mayoría de los hogares y el inglés como lengua común.

 

Historia

Fue colonia estadounidense por un tiempo, como otros tantos países de Asia, pero, tras desasirse de lo que le unía a América, Filipinas se ha convertido en un país completamente libre y democrático.

Es el tercer país de habla inglesa, aunque se han asentado muchos dialectos. Sus monedas oficiales, el peso y el centavo. ¿A qué esperas a hacer el cambio de divisa y plantarte en Filipinas en un santiamén?

 

Qué hacer

Prácticamente todos los niños admiran los cuatro elementos clásicos: agua, tierra, aire y fuego. Los tres primeros son muy fáciles de mostrar y encontrar en Filipinas, por lo que este destino también cautivará a los más pequeños de la casa.

Manila

Como capital que es del archipiélago, es uno de esos sitios de visita obligatoria en el caso de viajar a Filipinas. Un lugar para acostumbrar gradualmente a tus hijos al clima, el habla y la cultura filipina.

Tubbataha Reef National Marine Park

Este parque se sitúa en Cagayancillo, cercano a la playa de Palawan, la isla más occidental de Filipinas. La UNESCO lo reconoció como uno de los lugares de arrecifes de coral más destacados del sudeste asiático, además de ser el único parque nacional marino de todo Filipinas. Por tanto, los pequeños de la casa tendrán esta única e inigualable oportunidad de ver, estudiar y contemplar de cerca los seres que habitan las entrañas del océano.

Puerto Princesa Subterraneam River National Park

Situado sobre la Saint Paul Mountain Rouge, al lado opuesto de la playa de Palawan (aunque, la estrechez de la isla casi permite tocar una con la otra), el Subterraneam National Park (Puerto Princesa 5300, 5300, Filipinas) es foco de continuas y numerosas investigaciones científicas.

Extraordinario a la vista por sus karsts, entre otros accidentes geográficos que pueblan el lugar, los niños entrarán en contacto de lleno con la vegetación, fauna y flora típica del lugar. Ciervos, mofetas, diversas clases de aves y pájaros, monos, reptiles… y muchísimos animales más harán las gracias de grandes y pequeños.

Sarangani Bay

Y para tomarse un merecido descanso tras tanto caminar, escalar y explorar, esta playa, en la región de Davao, muy al sur del archipiélago filipino, es una de las más elegidas.

En ella, los niños podrán nadar, jugar, montar en canoa, al mismo tiempo que los padres disfrutan del sol y el cálido clima sin preocuparse de peligros, inexistentes en esta zona de aguas calmadas.

 

De compras

Los productos artesanales así como los grabados en perlas y corales son muy populares en Filipinas. También, los turistas aprovechan para comprarles a sus hijos esas zapatillas o chándal tan de moda en occidente pero tan caro de conseguir que, sin embargo, en Asia, al estar localizadas muchas fábricas, como la de Ralph Lauren, se adquieren a un precio más que asequible. Ciudad Quezón o Manila, en la Isla de Luzón, son dos de las opciones más interesantes que tiene Fillipinas para ir de compras, ya que en ellas hay mercados tradicionales, calles comerciales o centros modernos, en los que los amantes de las compras encontrarán un buen aliado.

 

Qué comer

El arroz, la carne y el pescado, como en casi toda Asia, son la base de la alimentación en Filipinas. Dos ingredientes que acompañan casi todo plato: el coco y la soja. Muy adoptada esta en la dieta mediterránea en la actualidad, dadas sus propiedades curativas.

La White Beach o “playa blanca” es una de las más frecuentadas por los turistas para comer algo más informal, como pasta, pizzas o hamburguesas que tan locos vuelven a los niños y que sirven en multitud de restaurantes italianos de esta isla, como el Ciao Italia (White Beach, Puerto Galera, Mindoro) o el Coco Loco Bar&Restaurant (Angol, 5608, Filipinas).

Información del portal Oficina de Turismo de Filipinas www.tourism.gov.ph

0 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Ingresa con tu cuenta de TodoPapás

¿Has olvidado tu contraseña?

Date de alta en TodoPapás

¿Te has registrado anteriormente?
Ingresa con tu cuenta