¿Son útiles las normas para relacionarnos?

¿Son útiles las normas para relacionarnos?
comparte

Las normas sociales son un conjunto de reglas que deben seguirse para tener una mejor convivencia, a las que se deben ajustar las conductas, tareas y actividades del ser humano. En definitiva, las normas son un conjunto o sistema de reglas que regulan las acciones de los individuos entre sí.

Asimismo, las normas sociales también se podrían definir como las reglas que cualquier persona ha de obedecer para llevarse medianamente bien con las personas y tener una relación armónica con la sociedad incluyendo valores, tradiciones y costumbres. Es la forma correcta de actuar en una sociedad, pero ¿acepta todo el mundo por igual las normas? ¿son útiles todas aquellas normas que nos sirven para relacionarnos?

 

Las relaciones humanas son el conjunto de interacciones que se da en los individuos que pertenecen a una sociedad. Estas se basan principalmente en vínculos, y la comunicación puede llevarse a cabo de diferentes maneras. Nosotros, los seres humanos, estamos ávidos de convivir y comunicarnos con otros. Esto es algo de suma importancia para todos porque las relaciones humanas estarán siempre ahí, junto a nosotros.

 

Para continuar una relación humana adecuada es totalmente necesario que existan normas, que son principalmente reglas o leyes que sirven para regular y mantener el orden dentro de un grupo, un proceso y una sociedad. Son, además, preceptos o mandatos que se escriben o se registran para que todos los integrantes estén enterados de ello. Desde la Antigüedad han existido siempre las normas en las culturas humanas. Será entonces que son importantes ¿no? Por supuesto. Las normas son necesarias para el sano desarrollo de la vida en sociedad porque las normas se encargan, además, de controlar la manera en la que se desenvuelven los individuos que conforman las comunidades. De hecho, todas las sociedades están regidas por normas para garantizar la convivencia entre sus diferentes individuos. Además, la mayoría de ellas están orientadas a evitar y corregir conductas destructivas. ¿Para qué sirven las normas?

No te puedes perder ...

Barreras de seguridad y parques infantiles

Barreras de seguridad y parques infantiles

Ajenos a los peligros que puede entrañar cada rincón de tu casa, los niños, en su permanente etapa de desarrollo, tratarán de descubrir todo lo que les rodea. Extremar las medidas de seguridad en el hogar puede ahorrarnos más de un disgusto

 

-para beneficiar a grupos

-para establecer un orden social

-para mejorar la disciplina y los buenos hábitos

-para evitar conductas destructivas

 

Las relaciones, además, son una fuente de satisfacción. Tener amigos, conocidos o poder expresar nuestros sentimientos y emociones, dar opinión…nos hace sentir que pertenecemos a algo determinado, a un grupo o a una sociedad. Por eso también es importante cuando se pertenece a ese determinado grupo saber actuar y saber cómo relacionarse adecuadamente. Si uno sabe cómo se llama una determinada persona, lo mejor es que le llamemos por su nombre. Ser agradecido con el tiempo y los detalles que los demás tienen con nosotros mismos, tener paciencia, dejar que los demás participen, interesarse por la vida de los demás, esperar cosas buenas de los demás, hacerles la vida también más fácil a ellos, dejar que la gente se exprese y, sobre todo, tener siempre en cuenta que nuestra mirada, nuestros gestos y nuestra sonrisa dicen mucho más de nosotros que cualquier otra cosa, son aspectos fundamentales.

 

Pero ¿siempre sé tiene éxito con unas normas adecuadas?

 

Lo cierto es que los seres humanos somos seres sociales que necesitamos de los demás y es por ello por lo que es muy importante saber relacionarse y saber hacerlo bien. Para ello es importante ser curioso, escuchar a las personas, ser abierto, evitar los prejuicios, ser auténtico y descubrir el verdadero valor de las personas. Todo ello es fundamental. Existen algunos factores, además, que sirven para favorecer las relaciones personales como lo es la autoestima, la inteligencia emocional, la empatía con los demás, el estilo de comunicación asertivo, ser positivo, la seguridad personal y la capacidad de resolución de los conflictos.

 

¿Cuándo no se tiene éxito?

 

Cuando existe un estilo de comunicación pasivo, o agresivo, cuando se tienen creencias irracionales, cuando existe una falta de conexión con los sentimientos de los demás, cuando aparece el estrés y la insatisfacción personal, cuando existe una mala gestión de los conflictos personales o cuando hay una falta de vinculación.

 

El trabajo y las relaciones personales

 

El trabajo y sus relaciones interpersonales ocupan también un papel súper importante en la vida. Por suerte, existen unos aspectos esenciales para conseguir unas relaciones profesionales positivas. ¿Qué se debe hacer?

 

-saber consensuar

-dialogar

-facilitar conocerse para evitar incomprensiones y recelos

-no precipitar la crítica o saber gestionarla

-capacidad para cooperar y delegar

-respetar siempre los ritmos de trabajo de las otras personas

-saber distinguir entre órdenes y acuerdos

-autoconocer los propios límites y saber poner límites a los demás

 

Finalmente, hay que entender, por tanto, que las reglas y las normas son indispensables para la convivencia con los demás que, gracias a ellas, además, podremos regular nuestro comportamiento y también así relacionarnos e integrarnos en distintos grupos.

 

A medida que uno va creciendo se va dando cuenta de que es completamente necesario relacionarse con el resto de las personas y que gracias a ello también van aumentando los conocimientos de un mayor número de reglas y normas. Por eso, además, si estas no existieran sería muy difícil saber relacionarse y convivir con los demás.

 


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan "¿qué color de ojos va a tener mi bebé?" ya que muchos recién nacidos nacen con los ojos grises/azulados. Esto es totalmente normal y los ojos irán adquiriendo su color definitivo conforme pasa el tiempo entre los meses 6 y 12.


Fuentes:

Formación Cívica

Fecha de actualización: 01-08-2019

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>