Consejos para padres en Navidad

Consejos para padres en Navidad
comparte

La Navidad es una celebración que tiene una gran variedad de costumbres y tradiciones que se vive y disfruta en familia, pero los niños la esperan con tanta ilusión todo el año y desbordarán toda la energía en tan esperadas fiestas decembrinas, desde los adornos y decoraciones, las tradicionales posadas con sus típicas piñatas, la llegada de Santa Claus y los Reyes Magos con la magia de los regalos y juguetes y la variedad de comidas y postres, según sea la costumbre y tradición de cada familia.

En esta época todos en la familia tenemos ilusiones y deseos por realizar, pero ver esta época con los ojos de un niño es entrar en un mundo de magia y fantasía.


Estas tradiciones han pasado de generación en generación y son vividas de diferentes formas por cada familia y se complementan o cambian cuando se formar una nueva familia, por lo que será recomendable que, cuando lleguen los hijos y estén en edad de vivirlas, los padres ya hayan acordado cuáles y cómo las festejarán.


La más común es la Cena de Nochebuena para esperar la Navidad, por lo que hay que considerar las edades de los niños y no hacerlos trasnochar si ellos quieren dormir. Generalmente los padres desean que estén despiertos para tan esperado momento, pero no pasa nada si a ellos los vence el sueño, no les exijamos estar despiertos, esto solo generaría llantos, rabietas y ni padres e hijos disfrutarían el momento, dejemos que con el tiempo adquieran esa costumbre.


La Navidad, como su nombre lo dice, significa nacimiento y en las festividades religiosas es la conmemoración del nacimiento de Jesucristo y, si no deseas integrar a la vida del niño la religión, será conveniente no colocar en casa el tradicional Nacimiento, ni hacer alusión a la historia de este para no confundir a los niños. Sabemos que en la sociedad en donde se desenvuelven los pequeños habrá varias tradiciones, procuremos como parte de cultura explicar y aclarar a los niños que pregunten de forma sencilla sin profundizar en el tema, ya llegará la edad en que pueda comprender, además de que en las escuelas también abordarán las costumbres y tradiciones de varios lugares.

No te puedes perder ...

Las primeras vacaciones de tu bebé

Las primeras vacaciones de tu bebé

Se acerca el verano y con él las esperadas vacaciones. Sin embargo, ahora somos uno más en la familia y es necesario organizar todo y prepararnos para la gran cantidad de dudas que puedan surgir para poder disfrutar así de las primeras vacaciones con nuestro bebé.


En estas fechas la mercadotecnia nos invade y va dirigida principalmente a los niños, por lo que es el momento ideal para enseñar a los pequeños a valorar lo que tienen y reciben, no es necesario saturarlos de regalos y juguetes, que a futuro serán exigidos y muy frustrantes para ellos si no los reciben. Será conveniente pensar en un factor importante, la economía y que conforme crecen los gastos son mayores.


Si deseamos inculcar la magia de la llegada de Santa Claus y los Reyes Magos, seamos prudentes en la cantidad de regalos, inculquemos el agradecimiento y enseñemos a valorar lo que reciben. Es recomendable mantener esta magia hasta los 8 o 10 años, ya que es triste para ellos que en la escuela los amiguitos les digan la verdad. Prepárate para ese momento ya que es un gran duelo para los pequeños que lograrán superar con tu comprensión, cariño y una explicación clara y breve.


En cuanto a la gala que esa noche requiere, no pasará nada si eliges una ropa cómoda para que los niños se sientan libres de disfrutar ese momento y estén de buen humor para recibir a los familiares y amigos. Tengamos presente que a veces es abrumador el que todas las personas que lleguen quieran abrazo y beso de los niños, lo que a veces es incómodo para ellos, no los obliguemos a hacerlo, con una sonrisa, un hola, un adiós y gracias será suficiente, ya llegará el momento en que por voluntad y hábito de cortesía lo haga solos y eso dependerá de nosotros como papás el inculcárselos.


Como adultos tenemos buenos e inolvidables recuerdos de nuestra infancia de esta época, compartamos y transmitamos desde temprana edad esas tradiciones y costumbres que como familia deseamos tengan nuestros hijos.


Si queremos que reciban estas fiestas como la época de unión familiar, reflexión, festejos tradicionales y manifestaciones de cariño, debemos iniciar a inculcarlas desde que los niños tienen uso de razón, aproximadamente a partir de los 3 años que ya convive con pequeños de su misma edad y ya comparten experiencias.


Los preparativos son divertidos y unen a la familia, por lo que hay que estar todos involucrados, desde hacer o elegir los adornos de acuerdo a la tradición que deseas vivan como familia: colocar el árbol (tradición adoptada de países nórdicos), el Belén que representa el nacimiento de Jesús y las posadas que son 9 días de preparación para la llegada de este… si no deseas que lo viva esta tradición religiosa, pueden simplemente romper la piñata como en una fiesta más. Si los pequeños te preguntan el porqué de las piñatas, podrás explicarles que es una costumbre en donde la fruta y los premios que llevan las piñatas son la recompensa para aquella persona que con los ojos vendados (con fe ciega) desea arrepentirse de las cosas malas que ha hechos (7 pecados capitales). Las formas tradicionales son las estrellas de 7 picos. Para este momento de romper la piñata, es recomendable cuidar que no se acerquen mucho cuando les estén pegando.  


Si se diera el caso de que los padres están separados, para los pequeños es más difícil esta época de magia y fantasía, por lo que será importante que los padres hagan un alto a su enojo y diferencias para que los chicos pasen este momento de la mejor manera. Buscad alternativas para que para que ya sea por la mañana o la tarde puedan estar todos juntos haciendo de este momento una nueva experiencia para los chicos, lo más importante es que no le hagamos más difícil la separación.


Jamás pongamos a los pequeños en la disyuntiva de elegir con quién pasarán la Navidad, el mejor regalo es ver que tiene a ambos padres, que algunas cosas han cambiado, pero que lo siguen amando.  Evitemos hablar mal de papá o mamá según sea el caso del que esté ausente, por el contrario, hagamos que el padre ausente esté presente con una llamada, videollamada o un regalo de su parte. El padre ausente jamás será sustituido por un regalo. Evitemos confundirlo en tan dolorosa situación.


Hagamos de las fiestas de Navidad un recuerdo hermoso que perdure por años y, cuando nuestros hijos formen sus familias, tengan increíbles tradiciones que compartir y vivir con sus familias.


Te puede interesar:
Algunas parejas desean saber cómo hacer para tener un hijo varón. El sexo del bebé viene definido por el padre, habiendo un 50% de probabilidades que sea hombre o mujer. Sin embargo, existe una teoría que relaciona el momento de la concepción con el estado de la ovulación. La evidencia científica de esta relación es poca, pero dado que su práctica es totalmente inocua es una opción que siempre se puede probar.


Fuente:

- Dubovoy, Silvia . ”Tradiciones y costumbres mexicanas”. CONACULTA

- Álvarez Noguera José Rogelio. “Costumbres y tradiciones mexicanas”. Edit. EVEREST.

Fecha de actualización: 18-10-2018

Redacción: Edgar Corona

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>