Sinaí

Del hebreo sinay, transcrito en griego Σινά, y en latín Sina o Sinai, nombre de etimología incierta, que algunos han relacionado con Sin, antigua divinidad sumeria de la Luna, que fue adorada por acadios y árabes. Hacia el 4500 antes de Cristo, Ur-Nina, rey de Shirpurla envió a Magan, esto es, a la península del Sinaí, por piedra y madera duras; mientras que las minas de cobre del Sinaí estaban siendo explotadas probablemente por los babilonios poco después del 3750, cuando Snefru, primer rey de la Cuarta Dinastía egipcia, los expulsó. Es notable que Babilonia no tuviera periodo del bronce, sino que pasara del cobre al hierro; aunque en épocas posteriores aprendió el uso del bronce de Asiria.

0 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo