Arianna

Proviene del griego Ari-agné, "muy santa" o también de Ari-adnos, "muy indómita". Arianna era una adolescente esclava del Asia Menor, santa Ariadna se convirtió al cristianismo y defendió valerosamente ante el Tribunal sus nuevas creencias, lo que le abrió de par en par las puertas de la gloria. Variante gráfica Ariana.
Los padres que pusierón Arianna. A sus otros hijos le pusierón: David

0 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Date de alta en TodoPapás

¿Te has registrado anteriormente?
Ingresa con tu cuenta