› 
 › 
Cortes y heridas en bebés y niños

Cortes y heridas en bebés y niños

Cortes y heridas en bebés y niños
comentarios0 comentarios
comparte

Los cortes, rasguños y heridas forman parte irremediablemente del crecimiento del niño y probablemente le acompañen durante muchos años. Sus juegos, su actividad constante y su inexperiencia favorecen que éstos sean más propensos a sufrir este tipo de lesiones

Como consecuencia de caídas, el contacto de manos, rodillas y pies con el suelo u objetos cortantes o punzantes produce rasguños, cortes o pinchazos. Sin embargo la mayoría de ellos son heridas pequeñas que pueden curarse en casa sin necesidad de acudir a un centro sanitario. Aunque su tratamiento dependerá de la profundidad del corte


¿Cómo actuar?

Si es superficial
Lo primero que debes hacer, tras comprobar que la herida no reviste gravedad, es lavarte bien las manos con agua y jabón. Después lava la herida, sin frotar, con jabón suave y agua templada, (mejor si está hervida previamente y enfriada). Asegúrate de que la herida ha quedado limpia y libre de partículas, que podrían provocar infección y formación de cicatrices. Si es necesario deja el agua corre sobre la herida durante unos minutos.

Aplica un antiséptico y seca la piel de alrededor de aquélla.

Según el tamaño de la lesión coloca una tirita, gasa o venda para cubrir el área. No emplees nunca algodón porque sus fibras pueden introducirse o pegarse a la herida.

Revisa la zona afectada a diario para mantenerla limpia y seca, cambiando el apósito con frecuencia.

Evita soplar la herida o rasguño, ya que puede causar la aparición de bacterias.

Si es profunda
Ante todo mantén la calma y tranquiliza a tu hijo.

A continuación actúa inmediatamente para controlar y parar la hemorragia. Para ello presiona la herida con un paño limpio o venda estéril. Si el corte no es muy importante, el sangrado debería parar en unos minutos. Entonces lava la herida con agua y jabón. Si el agua no ha  sido suficiente para eliminar la suciedad o arena que haya podido quedar incrustada, utiliza una venda para retirar las pequeñas partículas que queden adheridas. Después procede siguiendo los pasos anteriores.

Si se ha clavado un pedazo de cristal u otro objeto, no trates de extraerlo de la herida. Puede estar evitando una hemorragia mayor y al sacarlo puede empeorar.

Si el niño sangra mucho eleva la zona del sangrado por encima del nivel del pecho para reducir el flujo sanguíneo y presiona firmemente la herida (o cerca de ella, si hay un objeto en la misma) con una venda, hasta que se detenga la hemorragia.

Coloca un vendaje sobre la herida, sin apretarlo mucho, ya que probablemente esa zona se hinchará.

El vendaje debe ser revisado diariamente. En caso de que esté húmedo o sucio debe cambiarse.

Una vez que esté curada la herida aplica protector solar con factor 15 para evitar la formación de cicatrices.


Tiritas¿Cuándo acudir al médico?

Debes llamar o acercarte al centro de salud si los cortes o las heridas presentan las siguientes características:

- Si después de transcurridos 10 minutos de presión, la hemorragia no se detiene. (En ese caso, si el paño se empapa de sangre, coloca uno nuevo sobre el anterior, sin retirarlo ni destaparlo para ver la herida)

- El corte tiene una profundidad de más de 1cm.

- Los bordes de la herida están muy separados. Probablemente necesite sutura.

- La herida ha sido causada por un objeto sucio u oxidado.

- Tiene clavado algún objeto.

- La herida ha sido provocada por la mordedura de un animal o persona.

- Produce mucho dolor.

- Existe la posibilidad de que se haya fracturado un hueso o tenga una lesión craneal.

- Muestra síntomas de infección como aumento de temperatura, secreciones, hinchazón o enrojecimiento.

- El niño no ha sido vacunado contra el tétanos durante los últimos 5 años o no sabes con certeza cuándo fue a última vez.

- Acude también al médico si estás preocupado o tienes dudas.


¿Cómo prevenirlo? 

- No dejar objetos cortantes o punzantes al alcance de los niños

- Guardar los objetos cortantes o punzantes inmediatamente después de su uso.

- Utilizar las protecciones adecuadas que impidan el contacto con la zona que puede producir un corte o herida (funda de tijeras, rejilla de ventilador…)

- Desechar los objetos que estén parcialmente rotos y puedan tener aristas cortantes (vasos agrietados, platos desconchados, etc.)

- Cerrar bien y mantener fuera del alcance de los niños, la caja de herramientas.

- Prestar especial cuidado a las plantas, muchas tienen hojas potencialmente cortantes.

- Utilizar protecciones en rodillas, codos y cabeza cuando monten en bici.

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • Causas de la tos en niños

    Causas de la tos en niños

    La tos es un movimiento espasmódico o contracción de la cavidad torácica que hace que el aire salga por la boca bruscamente desde el aparato respiratorio. Actúa como un mecanismo de defensa del organismo... (heridas en niños)

  • Los niños reclaman vivir sin tabaco

    Los niños reclaman vivir sin tabaco

    La Sociedad Española de Neumología Pediátrica, formada por más de 300 neumólogos pediatras, reclama mayor consciencia a la población y a las Administraciones con respecto al hábito del tabaco. (tratamiento de las pequeñas heridas contusas)

  • Abuso de los antibióticos en España

    Abuso de los antibióticos en España

    La resistencia a los antibióticos en España se sitúa por encima de la media europea. La aparición de resistencias es una consecuencia inevitable del uso continuo de antibióticos, ya que las bacterias... (heridas en bebes)

0 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo