¿Cómo actuar ante el síndrome del emperador?

¿Cómo actuar ante el síndrome del emperador?
comparte

¿Alguna vez te has sentido sin autoridad ante tu hijo o sientes que te ha manipulado? Son algunos de los síntomas del síndrome del emperador, un problema que puede acabar muy mal si no se toman medidas a tiempo.

No te puedes perder ...

El berrinche

 

El problema de la actitud que está tomando tu hijo puede venir de mucho antes. Intenta recordar la primera vez en la que tu hijo hizo un berrinche y cómo reaccionaste ante ello. Puede ser que siempre hayas cumplido los caprichos que tiene y ahí pudo empezar el problema.

 

Los berrinches son comportamientos emocionales que empiezan desde el primer año de vida. Estos comienzan con llanto y pataletas, pero cuando los pequeños aprenden a hablar empiezan a utilizar palabras para manipularte o hacerte sentir mal emocionalmente.

 

Pregúntate cuántos berrinches has evitado con darle la razón o cumplirle la necesidad que expresaba con ese mal comportamiento, puesto que esta puede ser la razón por la cual tu hijo crea ahora que tiene mayor autoridad que tú y te imponga su voluntad.

 

 

¿Cuáles son las características del síndrome del emperador?

 

Debes averiguar si tu hijo realmente padece este síndrome para así poder pedir ayuda cuanto antes y solucionar este problema.

 

La conducta de un niño tirano suele ser parecida a la que tiene un niño con hiperactividad o TDA, aunque también puede presentar distintas conductas o actitudes parecidas a las que tiene una persona egocéntrica. Sin embargo, debes saber que no es lo mismo.

 

Estas son las características que puede presentar un hijo tirano:

 

- No acepta un no por respuesta

 

- Intolerante a la frustración

 

- Se muestra desafiante

 

- Egocentrismo

 

- Miente

 

- Es impulsivo

 

- No tiene empatía

 

- Exige atención constante

 

- Baja autoestima

 

- Exige todo

 

- Muestra insatisfacción por lo obtenido

 

- Justifica su conducta y echa la culpa a otros

 

Es probable que tu hijo haya ido sumando distintas características de un niño tirano a lo largo de este tiempo, o puede ser que por ahora sólo presente alguna, pero si no actúas pronto terminará siendo un enorme problema.

 

Consejos para evitar un hijo con síndrome del emperador

 

Después de haber detectado que tu hijo sufre este síndrome, deberás tomar acción sobre esta situación que está viviendo tu familia. A continuación, encontrarás algunos consejos que puedes utilizar para corregir a tu hijo:

 

1.- Pon reglas en el hogar. Si empiezas a notar que tu hijo se comienza a comportar con muchas libertad y actitudes negativas, será mejor que pongas límites dentro del hogar y el círculo familiar.

 

2.- Reconoce y ponle alto al problema. Una vez que hayas logrado identificar el problema de tu hijo, deberás hablar claramente con él.

 

3.- Sé firme con tu hijo. No te sientas mal por regañarlo o ponerle un castigo, simplemente lo haces por su bien.

 

4.- No pierdas la paciencia. No demuestres comportamientos negativos, puesto que esto podría afectar más la situación.

 

5.- Supervisa sus actividades. Pon atención a los demás ambientes en los participa tu hijo para saber cómo se comporta en clase o con sus amigos, por ejemplo.

 

6.- No caigas en su manipulación. Tu hijo intentará manipularte a través de emociones o palabras, deberás evitar caer y ponerle un alto en cuanto lo haga.

 

Recuerda que tu hijo se encuentra en una edad de descubrimiento y aprendizaje, por lo que si tus comportamientos son buenos, él los aprenderá. Además de que está a muy buen tiempo para que lo corrijas y le enseñes el buen camino.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una herramienta para evaluar los síntomas de altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fecha de actualización: 04-12-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>