6 cosas que matan la autoestima en los niños que debes evitar

6 cosas que matan la autoestima en los niños que debes evitar
comparte

La autoestima de nuestros hijos puede verse afectada negativamente por ciertas cosas que hacemos a menudo los padres, sin ni quiera darnos cuenta de ello. Te explicamos cuáles son estos hábitos que debes evitar y cómo fomentar la autoestima en tus hijos.

La autoestima de los niños es mucho más vulnerable que la de los adultos. Por esta razón, algunas experiencias de la primera infancia y los hábitos de crianza pueden tener un profundo efecto en el desarrollo posterior de la personalidad de un niño.

Al educar a un niño, los padres se centran en proporcionar los elementos básicos esenciales de supervivencia (alimentación, higiene, salud…) y en darle la mejor educación con el fin de crear las mejores oportunidades para que en el futuro sus hijos puedan convertirse en adultos independientes y exitosos.

Sin lugar a dudas, estos factores tienen un gran impacto en el crecimiento del niño ya que es muy importante cubrir las dos primeras necesidades de jerarquía propuestas por la pirámide de Maslow (es decir, las necesidades fisiológicas y de seguridad). Sin embargo, para ayudar a un niño a alcanzar un nivel estable de felicidad, hay que asegurarse de satisfacer también sus necesidades sociales, de estima y de autorrealización.

Posteriormente a las necesidades básicas y de seguridad, Maslow sugirió que una persona debe sentirse amada, apreciada, reconocida por sus cualidades y logros. Tal reconocimiento debe provenir de los miembros de la familia cuando un niño se esfuerza en lograr algo, sin importar cuán grande o pequeño sea el objetivo.

Dado que los padres son los principales cuidadores y los modelos implícitos a seguir, tienen una influencia significativa en la estabilidad emocional y la autoestima del niño.

No te puedes perder ...

Cómo fomentar la creatividad en niños

Cómo fomentar la creatividad en niños

Fomentar la creatividad en los niños desde que nacen les ayuda a expresarse por sí mismos, desarrollar su pensamiento abstracto, resolver problemas, relacionarse mejor con los demás… La clave está en respetar sus tiempos de aprendizaje y darles libertad para que desarrollen su imaginación

 

¿Cómo se forma la autoestima en los niños?

 

El "amor propio" o "autoestima" es la forma en que una persona se percibe a sí misma. Es algo que influye en cada aspecto de la vida de un individuo (relaciones, elecciones de carrera, autogestión, etc.).

Los niños aprenden las primeras lecciones sobre la autoestima de sus padres. Por lo tanto, es muy importante que ayuden a sus hijos a desarrollar altos niveles de autoestima desde una edad muy temprana.

Un estudio realizado por la Universidad de Washington confirma que la autoestima se forma y se consolida desde los primeros años de la infancia (más precisamente alrededor de los 5 años). Estos hallazgos niegan la idea de que la autoestima se forma principalmente durante la adolescencia.

Hábitos de crianza que afectan la autoestima en los niños

Ser padre puede ser el trabajo más difícil del mundo. Nadie tiene un manual de instrucciones a mano, o directrices válidas universales a seguir. Confiamos en el sentido común, el amor, el instinto y, a veces, en el asesoramiento de expertos.

A pesar de ello, todos cometemos errores. El problema es que los estudios revelan que algunos de estos errores pueden arruinar la autoestima de los niños y convertirlos en adultos problemáticos, ansiosos, agresivos o deprimidos.

1. No alentar su independencia

Un estudio realizado por la Universidad de Vanderbilt en 1997 encontró que los padres que controlan psicológicamente a sus hijos pueden obstaculizar su autoestima y confianza en sí mismos.

Es importante fomentar a los niños, y especialmente a los adolescentes, a ser independientes ya que mejora su capacidad para gestionar y resolver conflictos y para tener buenas relaciones interpersonales. Además, tener una mayor independencia conduce a un aumento en la capacidad para soportar presiones externas.

Deja que tu hijo sea autónomo, haga las cosas por sí mismo y tome sus propias decisiones desde pequeño, aunque sea en elecciones sin importancia.

2. Ser un padre de helicóptero

Los padres helicóptero (o sobreprotectores, que vuelan siempre por encima de sus hijos) pueden tener un efecto negativo en la autoestima de los niños. Este tipo de padres a menudo priva a sus hijos del aprendizaje de ciertas habilidades de supervivencia, especialmente cuando se sienten frustrados, decepcionados o estresados.

Además, la crianza en helicóptero también socava la capacidad de los niños para ser flexibles en ciertas situaciones y tener confianza en sí mismos. La mayoría de las veces, estos niños carecen de la libertad de explorar, descubrir y perseguir nuevos desafíos.

3. Horarios irregulares para dormir

Los horarios irregulares y la falta de rutinas de sueño pueden afectar negativamente el desarrollo del cerebro del niño. Se ha demostrado científicamente que acostarse tarde o a diferentes horarios está relacionado con problemas de hiperactividad, mala conducta en la escuela y dificultades emocionales.

4. Falta de comunicación

La comunicación entre padres e hijos es muy importante y, a menudo, la función de los padres es iniciarla. Un padre debe tener cuidado cuando el niño está dispuesto a hablar y tratar en ese momento de iniciar una conversación con él: en el automóvil, después de las comidas, en la mañana mientras el niño se prepara para ir a la escuela, antes de acostarse, etc.

Es el padre quien inicia la conversación para mostrarle que está involucrado en su desarrollo y que le importa lo que le pasa. Una vez por semana, idealmente, el padre debe encontrar tiempo para que una actividad tenga que ver con el niño.

5. Demasiada crítica

Es absolutamente normal como padre querer que nuestro hijo sea el mejor, pero debes evitar la trampa de quejarte continuamente de lo que hace el niño, volviéndote demasiado crítico y negativo. No siempre se puede ser el mejor, hay que reconocer su esfuerzo y los éxitos logrados con anterioridad. No crees expectativas poco realistas porque siempre conducen a la decepción.

6. Tensión emocional entre los padres

Cuando los padres no se llevan bien, el niño sufre. Se preocupa y frustra si comienza a buscar soluciones para hacer felices a sus padres nuevamente.

Esta situación de conflicto parental puede hacer que el niño se sienta emocionalmente inseguro. Además, puede hacer que pierda el apetito o tenga problemas para jugar o dormir. En la mayoría de los casos, los niños tienden a sentirse culpables por las peleas de adultos.

¿Cómo fomentar la autoestima en los hijos?

- Si el niño se siente inseguro, ¡dale confianza! Algunos niños pueden sentir desconfianza de sus propias fuerzas y habilidades. A veces, para construir su confianza en sí mismos, es suficiente repetirle que puede tener éxito. El simple hecho de que tu hijo sepa que tú confías en él le ayudará a enfrentar sus miedos, inseguridades y, al mismo tiempo, a desarrollar su propia autoestima.

- Si quiere decirte algo, ¡escucha! Puede que a veces nos sintamos abrumados por la constante charla de los más pequeños. Pero cuando quieren comunicar algo, es bueno escucharlos cuidadosamente. Tal vez no comprendamos completamente sus pensamientos y emociones, pero al prestar atención a sus necesidades y a lo que tienen que decir, sabrán que realmente nos importa.

- Si comete errores, ayúdalo a explorar nuevas soluciones. Los adultos también cometen errores, generalmente mucho más grandes que los errores de un niño. Sin embargo, aprendemos a perdonarlos. De manera similar, cuando tu hijo hace algo mal, no lo critiques. Sugiérele nuevas ideas o ayúdalo a comprender las consecuencias de sus acciones.


Te puede interesar:
Los percentiles de pesos y tallas se utilizan en las consultas pediátricas para determinar si el crecimiento y desarrollo de un bebé es correcto o no.


Fecha de actualización: 28-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>