¿Qué es la lateralidad en los niños?

¿Qué es la lateralidad en los niños?
comparte

Cuando tu hijo comienza a utilizar más un lado de su cuerpo para realizar distintas actividades, ya sea patear un balón con un pie o utilizar una mano de manera preferente para agarrar las cosas, es porque tu hijo está desarrollando su lateralidad.

No te puedes perder ...

¿Qué es la lateralidad?

 

El origen de la palabra lateralidad viene de la palabra francesa latéralité. Su concepto hace referencia a la elección espontánea que realiza un ser vivo para utilizar con mayor frecuencia los órganos y extremidades que se encuentran en el lado derecho o izquierdo del cuerpo.

 

Todas las personas desarrollan la lateralidad en sus primeros años de vida, lo cual es la preferencia de utilizar un lado de su cuerpo. Esto se puede notar hasta cuando se coloca una pierna sobre la otra al estar sentado, además de que no sólo se trata del uso de las extremidades, sino también de órganos como los ojos y los oídos.

 

Los expertos dicen que el origen de la lateralidad está relacionado con que un hemisferio del cerebro se encarga de controlar el lado contrario del cuerpo y viceversa.

 

 

¿Cómo se desarrolla la lateralidad en los niños?

 

Al convertirnos en personas adultas dejamos de percibir ciertas cosas que desarrollamos cuando éramos unos niños, y ahora simplemente las hacemos por memoria muscular de manera inconsciente. Algunas de esas cosas pueden estar relacionadas con la lateralidad.

 

Esta se desarrolla a través de fases, en las cuales se irá definiendo hasta cerca de los 6 y 7 años de edad. Entonces podemos ver que la lateralidad debe estar definida en un niño para cuando este alcance la edad obligatoria para entrar a la educación básica.

 

El desarrollo de la lateralidad es elemental para que el niño pueda aprender adecuadamente sobre el entorno que lo rodea y cómo puede vivir en este. Además, podrá aprender a leer, tener un esquema corporal y organizar las referencias espaciales entre la derecha e izquierda.

 

La primera fase es la de indiferencia, la cual ocurre desde que el bebé nace hasta que cumple los dos años de edad. En esta fase el niño no contará con una lateralidad, sin embargo, es cuando descubre que tiene dos manos, por lo que agarra objetos y los tira para experimentar con el medio.

 

La segunda fase es llamada de alternancia, la cual sucede en un lapso de dos años, entre los 2 y los 4 años de edad. Durante este periodo tu hijo explorará absolutamente todo, por lo que lo podrás observar del tingo al tango, como dirían las abuelas. Sin embargo, podrás notar que sigue utilizando ambas manos sin preferencia alguna.

 

La tercera y última etapa es llamada fase de automatización, la cual puede durar entre los 4 y los 6 años de edad. Cerca de los 4 años de edad de tu hijo podrás observar cómo va a ir automatizando sus gestos y por fin comenzará a utilizar con preferencia un lado de su cuerpo.

 

 

Diestro vs Zurdo

 

Aunque anteriormente en nuestra cultura pareciera que había una batalla contra los zurdos, debemos informarte los diestros y los zurdos no son los únicos tipos de lateralidad que existe. Es por ello que te dejamos la siguiente lista con los ejemplos de lateralidad:

 

1.- Diestro. Se le llama diestro a la persona que tiene una predominancia sobre el hemisferio izquierdo y la actividad motora sobre el lado derecho.

 

2.- Zurdo. La persona zurda utiliza su hemisferio derecho para mover el lado izquierdo de su cuerpo.

 

3.- Diestro falso. Antes se consideraba que ser zurdo era malo, entonces se les obligaba a los niños a realizar sus tareas con la derecha.

 

4.- Ambidiestro. Es quien puede ser zurdo de unas partes y diestro de otras.

 

5.- Lateralidad cruzada. Este tipo es cuando la mano y el ojo que predominan son distintos.


Te puede interesar:
Las tablas de percentiles han sido elaboradas por la OMS con el fin de determinar de manera rápida y precisa si un bebé está creciendo de manera adecuada en relación con otros bebés de su misma edad.


Fecha de actualización: 20-12-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>