› 
 › 
 › 
Cómo adelantar el parto de forma natural

Cómo adelantar el parto de forma natural

Cómo adelantar el parto de forma natural
comentarios0 comentarios
comparte

¿Has pasado de la semana 40 y no te pones de parto? Te presentamos una serie de remedios caseros que te ayudarán a adelantar el trabajo de parto, de forma totalmente natural, una vez pasada tu fecha estimada para dar a luz.

Antes de iniciar alguna de las siguientes prácticas debes saber que únicamente serán útiles cuando el proceso de dilatación ya haya empezado. Además, estos consejos pueden ayudar a tonificar y a hacer más flexible el cuello del útero.

- Algunos expertos sugieren que ingerir alimentos picantes o piña ayuda a adelantar el parto.

- Andar y subir escaleras puede favorecer a que el bebé sienta la necesidad de empezar a ejercer presión sobre el cuello del útero. Además al caminar, el pequeño, irá adoptando la postura correcta para el parto.

- Tener relaciones sexuales será efectivo a la par que placentero. La mujer durante este proceso libera una hormona conocida como oxitocina que favorece la contracción del útero. Por otro lado, el semen masculino contiene prostaglandina que contribuye a ablandar el cuello del útero.

- Para las que os resulte incómodo tener relaciones sexuales llegadas a este punto, existe otra manera de liberar oxitocina pero de una forma más lenta y costosa. Consiste en estimular los pezones, y aunque lleve más tiempo, el proceso de inducción será muy parecido al anterior.

- Estirar las membranas que se encuentran en la apertura del útero es una técnica muy eficaz. El trabajo de parto suele iniciarse a las 48 horas de haberse sometido a este proceso que siempre será realizado por un médico u obstetra. Este método también se denomina “stripping”, es muy parecido a un examen médico vaginal normal aunque mucho más doloroso. El médico coloca su dedo a través del cérvix y así liberará las membranas amnióticas de sus ataduras a la cavidad uterina. Ocurre que, de esta forma, se liberan prostaglandinas que preparan el cuerpo para el parto.

- Otras terapias alternativas: acupuntura, masajes, tés, hierbas y otros remedios homeopáticos. No obstante es muy importante acudir a un profesional con experiencia en mujeres embarazadas para consultarle sobre este tipo de remedios naturales.

 

¡Advertencia!

 Antes de utilizar algún remedio natural cuyas propiedades y efectos sean dudosos e incluso sospechosos, ¡no los utilices!

 Consulta a especialistas para que te puedan recomendar cuál es la forma que mejor se puede adaptar a tus necesidades sin causarte daños a ti y a tu bebé.


Redacción: Almudena Villoslada

Tras leer este texto, otras personas han leído:

0 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo