¿Una embarazada puede estar en un velorio?

¿Una embarazada puede estar en un velorio?
comparte

Antes, las abuelas decían que las embarazadas no podían cruzar las piernas, ni teñirse el pelo ni acudir a un cementerio o velorio, pero realmente no hay nada malo en ninguna de estas acciones, aunque es cierto que las emociones fuertes negativas pueden afectar a la mamá y al feto.

Las embarazadas no son personas débiles ni enfermas a las que haya que tratar con una atención especial ni ocultar las cosas malas que pasan, aunque es verdad que las desgracias o los accidentes fatales pueden afectar a su estado de ánimo y, consecuentemente, al bebé.


Sin embargo, esto no significa que una mujer embarazada no pueda acudir a un entierro o tanatorio si se ha muerto algún conocido o allegado; simplemente por estar en un lugar así no le va a pasar nada, sino que las consecuencias negativas pueden sobrevenir si el fallecido es alguien muy cercano o un imprevisto.


Cuando una persona recibe una mala noticia, el impacto puede causarle diferentes emociones (rabia, ira, depresión, shock…) que pueden provocar a su vez diversos síntomas físicos, es lo que conocemos como somatizar una emoción. Las principales consecuencias físicas son alteraciones del sueño, del apetito, dolor de cabeza, dolores abdominales, etc. Esto mismo le puede pasar a una mujer embarazada si le dan una noticia muy mala, por lo que podría verse alterado su sueño o su apetito, lo que no es bueno para el bebé pero no tiene por qué afectar a su crecimiento ni su desarrollo si no dura más que unos días.

No te puedes perder ...

Un niño especial llega a casa

Un niño especial llega a casa

Se dice que nadie nace sabiendo ser padre… pero menos aún se sabe ser padre de un niño con discapacidad. Lo fundamental para ofrecer una vida de calidad y calidez familiar a un niño especial, depende de la situación emocional de los padres. Un niño jamás podrá estar bien y ser feliz si sus padres no están bien y se sienten felices. 


Y es que el cuerpo humano tiene una capacidad inmensa de sobrevivir y sobreponerse a las desgracias más grandes, por lo que lo normal es que la embarazada pase unos días muy malos pero, gradualmente, se vaya pasando, por lo que el bebé no se vería afectado aunque su madre esté unos cuantos días durmiendo o comiendo peor o con un ánimo más decaído y triste.


Sí que se conocen algunos casos en los que el parto se ha adelantado tras recibir una noticia muy mala, pero generalmente esto ocurre cuando el embarazo ya está muy adelantado y el bebé está casi listo para nacer.


Es raro que las emociones, por muy negativas que sean, provoquen abortos, preeclampsia u otros problemas. Lo habitual es que el organismo se sobreponga y el bebé, si está sano y no hay ningún problema, continúe su desarrollo normal.


Otra cosa distinta pasaría si la noticia es tan mala que causa a la embarazada depresión, en este caso, al ser un estado más duradero, sí podría afectar al bebé, especialmente a su desarrollo emocional y motriz. Los bebés nacidos de madres deprimidas en el embarazo pueden ser más irritables, desarrollan conductas violentas, empiezan a caminar y hablar más tarde, etc.


Pero, como decíamos, estos problemas irían asociados al shock de la noticia, no al hecho de acudir a un velorio o cementerio, donde la embarazada puede ir sin problemas siempre que esto no vaya a aumentar su ansiedad o sus problemas emocionales. Si así fuera, hay que procurar la tranquilidad de la embarazada y sería mejor que se quedara en casa si eso le iba a ayudar. 


Te puede interesar:
Hay algunas parejas que exploran la idea de combinar nombres de niñas. Esta práctica tiene como ventaja que hace que el nombre resulte original pero, por contra, puede que el resultado no sea muy afortunado y no guste a todo el mundo.


Fecha de actualización: 25-10-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>