Qué comer durante el embarazo

Qué comer durante el embarazo
comparte

Son muchas las mujeres que durante el embarazo se vuelven locas para saber lo que pueden o no comer y lo que mejor les sienta en su estado. Además, las opiniones que se escuchan alrededor suelen ser contradictorias, de forma que por intentar ayudar terminan provocando una gran confusión en la embarazada. Por eso, Nutrición Center, empresa de referencia en el sector de la alimentación en farmacias, pone el acento sobre tres pilares fundamentales: variedad, cantidad y frecuencia, para determinar la alimentación más recomendable para la futura mamá.

Lo mejor es optar por una buena variedad de alimentos frescos como verduras y frutas, ya que aportan una buena cantidad de vitaminas, antioxidantes, fibra y minerales. En el caso de las verduras de hoja ancha encontramos ácido fólico, muy beneficioso para el desarrollo fetal. Especialmente importante es también el pescado, sobre todo el azul, ya que son ricos en Omega 3 y, por tanto, fundamentales para el desarrollo fetal. Según las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los más aptos para el consumo de embarazadas serían los pequeños o de río, como sardinas, boquerones o trucha.


Asimismo, para evitar la anemia, son aconsejables las carnes ricas en hierro como la ternera, el conejo, las perdices o las codornices, así como los huevos (proteínas) y productos lácteos que garanticen el correcto aporte de calcio. Tampoco hay que olvidar los ácidos grasos poliinsaturados (frutos secos) y los ácidos grasos monoinsaturados, que podemos encontrar en el aceite de oliva.


Por otra parte, consumir sal marina sin refinar o sal yodada durante el embarazo es importante para mantener un correcto nivel de yodo y ayudar así al desarrollo neuronal del bebé. Y, por supuesto, nunca olvidar el agua, ya que ayuda a controlar el estreñimiento y las infecciones de orina, por no hablar de que mantenerse hidratada resulta fundamental para ayudar a evitar las estrías.

No te puedes perder ...

Qué comer durante el embarazo

Qué comer durante el embarazo

Son muchas las mujeres que durante el embarazo se vuelven locas para saber lo que pueden o no comer y lo que mejor les sienta en su estado. Además, las opiniones que se escuchan alrededor suelen ser contradictorias, de forma que por intentar ayudar terminan provocando una gran confusión en la embarazada. Por eso, Nutrición Center, empresa de referencia en el sector de la alimentación en farmacias, pone el acento sobre tres pilares fundamentales: variedad, cantidad y frecuencia, para determinar la alimentación más recomendable para la futura mamá.


Habitualmente estamos acostumbrados a escuchar que estando embarazada hay que comer por dos, pero nada más lejos de la realidad. Es cierto que hay que aumentar ligeramente el número de calorías que se toma habitualmente, pero con un incremento de 100 o 200 calorías es más que suficiente.  Aún así, esto no significa tener carta blanca para comer todo tipo de alimentos, sino que las embarazadas tienen que vigilar lo que comen ya que se convierte en nutrientes para su bebé.


Asimismo, para evitar los trastornos digestivos propios del embarazo, como náuseas, ardores o acidez es necesario seguir una alimentación saludable y variada, comiendo en pequeñas cantidades y con relativa frecuencia. Por eso, aunque no se tenga hambre, lo ideal es comer cada tres o cuatro horas, ya que aunque nosotros no lo sintamos, el bebé necesita nutrirse para crecer y desarrollarse de la mejor forma posible.
 


Te puede interesar:
Muchas parejas se preguntan "¿cómo elegir el nombre de mi bebé según el apellido?". En estos casos la tarea puede ser larga y tediosa y por ello siempre se recomienda que la búsqueda comience desde que se sabe la noticia del embarazo y que se mantenga siempre la mente abierta a nuevas opciones hasta encontrar la satisfactoria para todos.


Fecha de actualización: 01-08-2012

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>