Chupetes y broches para bebes

Chupetes y broches para bebes

Comentarios0 comentarios
Comparte
Chupetes y broches para bebes

Los chupetes se utilizan de manera generalizada para satisfacer las necesidades de succión no nutritivas de los bebés y tranquilizarlos. Por ello están especialmente diseñados para permanecer en su boca durante largos períodos. Y a muchos además se les incorporan broches o “cadenitas”, para unir el chupete a su ropa. Sin embargo, estos aparentemente inofensivos objetos también entrañan sus riesgos


Normativa europea de seguridad

Al igual que en otros artículos de puericultura, cada producto posee una norma específica. En este caso los chupetes deben cumplir la norma europea UNE-EN 1400, y los broches para chupete la UNE-EN 12586.

Cuando compres un chupete o un broche, verifica que la información visible (en el envase o en el producto) haga referencia a las normas citadas.

En el caso de broches para chupete que incorporan un juguete (un sonajero, un cordel con una hilera de perlitas…), además de broche, el artículo se considera también juguete. Por lo que además de la norma de broches, debe cumplir también la legislación relativa a juguetes.
Las normas mencionadas fijan los requisitos de seguridad relativos a los materiales, la construcción, la resistencia mecánica, el envasado y el etiquetado de estos productos, con el objeto de eliminar riesgos para la salud de los niños derivados de su utilización.


Accidentes

Los accidentes provocados por chupetes son pocos y prácticamente se desconoce que alguno haya causado la muerte de un niño. Sin embargo, un pequeño número de fallecimientos infantiles han sido resultado de accidentes en los que se encuentran implicados chupetes indirectamente, como consecuencia del estrangulamiento debido al cordel utilizado para colgar el chupete alrededor del cuello del bebé. Muchas veces éstos han sido fabricados en casa o para otro fin.

Para eliminar este riesgo, es fundamental restringir la longitud del broche para chupetes. Ésta debería ser suficiente para su fin y a la vez no demasiado larga como para que la cinta, banda o cadena pudiera rodear el cuello del niño y estrangularlo. La norma para broches establece una longitud máxima de 220 mm estirando con una fuerza de 25 N.

Aunque el principal propósito de las normas es reducir el riesgo de accidentes, hay que subrayar que éstas no pueden eliminar todos los riesgos, y que el control de los padres o del cuidador es de suma importancia.


En el laboratorio

Aunque cada normativa establece requisitos específicos adaptados a las características concretas de cada producto, en general, los chupetes y las cadenitas:

- No deben construirse con materiales que puedan generar efectos nocivos, tóxicos y/o irritantes, como resultado de su ingestión, inhalación o contacto.

- Deben tener sus bordes protegidos o redondeados, para evitar riesgos de cortes o heridas.

- Ninguna de sus piezas debe romperse, rasgarse o separarse. No deben tener elementos desmontables pequeños que el niño se pueda tragar. Sus decoraciones deben estar adecuadamente adheridas, y si contienen alguna pieza que pueda quedarse alojada en la boca del niño, por ejemplo el disco de un chupete o el broche, ésta debe tener la ventilación suficiente para evitar riesgos de asfixia.

- Deben contener en su etiquetado todos los datos, instrucciones y advertencias que especifican las normas, de manera que se proporcione al consumidor toda la información esencial para el uso correcto y seguro de cada producto.


Diez consejos para el uso de chupetes

Para la seguridad de su bebé es fundamental que, a la hora de utilizar un chupete o una cadenita, sigas las instrucciones y recomendaciones de uso suministradas por el fabricante.

1. Nunca sujetes cintas o cuerdas al chupete, tu bebé podría estrangularse con ellas.

2. Inspecciona el chupete antes de cada uso, especialmente si el niño tiene dientes. Tira el chupete a los primeros síntomas de deterioro.

3. No dejes el chupete expuesto a la luz solar directa o cerca de una fuente de calor, puede dañar la tetina.

4. No dejes el chupete en contacto con una solución esterilizante durante más tiempo del recomendado.

5. Si el chupete lleva un protector de tetina, mantén el protector lejos del alcance de los niños.

6. Antes del primer uso hierve el chupete durante 5 min, déjalo enfriar, y extrae del chupete toda el agua retenida. Antes de cada uso limpia el chupete.

7. No introduzcas nunca la tetina en sustancias dulces o medicamentos, podría provocar caries al niño.

8. Por seguridad e higiene cambia el chupete después de uno o dos meses de uso.

9. Comprueba con qué está fabricado el chupete por si tu hijo es alérgico al material.

10. En el caso de que el chupete llegara a quedarse alojado en la boca, no te dejes llevar por el pánico, no se lo puede tragar puesto que está diseñado para hacer frente a esta situación. Saca el chupete delicadamente y con cuidado.


ChupeteCinco consejos para el uso de cadenitas

1. Antes de cada uso, inspecciona el broche. Tíralo al primer indicio de deterioro.

2. Nunca alargues el broche para chupetes.

3. No unas el broche a cordeles, cintas, lazos o partes sueltas de la ropa, tu niño podría estrangularse.

4. Une el broche solamente a la ropa del niño.

5. No utilices el broche cuando en el niño esté en la cuna.


AijuFuente: AIJU

0 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Ingresa con tu cuenta de TodoPapás

¿Has olvidado tu contraseña?

Date de alta en TodoPapás

¿Te has registrado anteriormente?
Ingresa con tu cuenta