Síntomas y tratamiento de la laringomalacia

Síntomas y tratamiento de la laringomalacia

Comentarios0 comentarios
Comparte
Síntomas y tratamiento de la laringomalacia

Esta alteración congénita de la laringe, muy frecuente en recién nacidos, generalmente es benigna y se resuelve sola al madurar el niño.

La laringomalacia es una afección de la laringe que se produce si durante el desarrollo fetal las estructuras de la laringe del feto no se forman adecuadamente, con lo que al nacer, el niño tiene una laringe inmadura y débil que se colapsa al respirar.

Más de la mitad de los niños que nacen con este trastorno presenta síntomas solo durante la primera semana de vida. El resto, puede evidenciarlos hasta los 2 meses de vida, aunque el desarrollo completo de la laringe se sitúa en torno a los dos años.

Síntomas

El síntoma principal y más característico es el estridor, por eso se le llama también estridor congénito laríngeo. Este estridor es un ruido agudo que se oye al inspirar el bebé. Este ruido disminuye al acostarse el niño boca abajo o cuando cambia de actividad, y empeora si el pequeño padece alguna enfermedad de las vías respiratorias.

Tratamiento de la laringomalacia

El 90% de los casos de laringomalacia se resuelve espontáneamente cuando el niño crece y su laringe madura, normalmente antes de los dos años de edad, aunque algunos continúan con el estridor hasta los 5 años.

Solo un 10% desarrolla problemas respiratorios más serios que requieren intervención quirúrgica.

0 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Ingresa con tu cuenta de TodoPapás

¿Has olvidado tu contraseña?

Date de alta en TodoPapás

¿Te has registrado anteriormente?
Ingresa con tu cuenta