› 
 › 
¿Para qué sirven las vacunas?

¿Para qué sirven las vacunas?

¿Para qué sirven las vacunas?
comentarios3 comentarios
comparte

Todos los padres conocen la existencia del calendario de vacunación, en el que se especifican las vacunas que deben ponerse a los niños desde que nacen hasta los 14 años, pero muy pocas veces se conoce la enfermedad de la que defiende ni su utilidad concreta; incluso a veces, el calendario que proporciona el pediatra resulta ininteligible e imposible de descifrar. Conoce cada una de las vacunas que inyectarán a tu hijo a lo largo de su vida y para qué sirve

Existen gérmenes que inducen en el organismo la fabricación de unas sustancias llamadas anticuerpos, que en un próximo contacto con los mismos microorganismos los destruirán antes de que se desarrolle la enfermedad, protegiendo a esa persona de por vida frente a esas enfermedades (a veces mortales). A esta inmunidad se le llama activa y suele ser para toda la vida. La finalidad de las vacunas es justo esa, fabricar anticuerpos específicos que creen una inmunidad activa frente a ciertas enfermedades que hace décadas eran mortales, como la viruela, la sepsis meningocócica, la difteria, etc.

Las vacunas se elaboran a partir de gérmenes atenuados o inactivos, microbios vivos a los que se les ha quitado su virulencia o poder infeccioso sin perder su capacidad de provocar respuesta inmunitaria, sometiéndolos a unas condiciones de vida inadecuadas para ellos, como exposición a temperaturas que alteran su mecanismo de reproducción o agentes químicos esterilizantes. 

Explicación del calendario de vacunación

Todas las vacunas del calendario las proporciona el pediatra, así como un calendario en el que se especifica cuándo y qué vacuna se debe inyectar cada vez. A continuación te explicamos brevemente para qué sirve cada una de las vacunas, para que sepas en cada momento lo que se le suministra a tu hijo.


HEPATITIS B (HB)

La hepatitis es una enfermedad causada por uno o varios virus, que pueden ocasionar infección a cualquier edad. Consiste en una inflamación del hígado. La mitad de los casos de la Hepatitis son causados por el virus tipo B (HBV) o virus del suero. Esta inmunización protege contra la hepatitis B, que a la larga puede conducir a la cirrosis hepática, enfermedad hepática crónica o cáncer del hígado.

El virus se transmite de diferentes formas, puede ser pasado de la madre al bebé en el momento del nacimiento, también puede transmitirse a través de contacto sexual o a través de contacto con sangre infectada. Si la madre del lactante tiene HBV en la sangre, el bebé necesita recibir la primera dosis poco después de nacer. Si no, se puede esperar hasta la cuarta u octava semana desde el nacimiento, con lo que la pauta de vacunación será diferente en cada caso. La pauta a seguir es 0-2-6 ó 2-4-6, es decir, al nacer, a los 2 meses y a los 6; o a los 2, a los 4 y a los 6 meses.


DIFTERIA, TÉTANOS Y TOS FERINA (DTPa)

Difteria: Es una infección contagiosa que puede ser mortal, causada por la bacteria corynebacterium diphtheriae. La difteria puede afectar a dos áreas del cuerpo: la garganta y la piel. En los años 30 este padecimiento era la principal causa de muerte infantil, pero hoy en día, gracias a la vacuna, es muy poco frecuente que las personas de países desarrollados la padezcan.

La difteria puede entrar al cuerpo a través de nariz y boca. La transmisión de persona a persona se da por medio de las secreciones que se expulsan con la tos, mientras que en raras ocasiones se puede transmitir a través de objetos o de artículos contaminados que se encuentran en el hogar, como juguetes o ropa. Regularmente las bacterias se multiplican en la superficie o cerca de las membranas mucosas de boca y garganta.

Tétanos: Es una enfermedad aguda del sistema nervioso central causada por una toxina producida por la bacteria clostridium tetani. Esta bacteria generalemente entra en el cuerpo a través de una herida abierta, ya sea superficial o profunda. Una vez que las bacterias del tétanos penetran en el organismo se puede producir una toxina, la cual actúa como veneno que se difunde a través de los tejidos y afecta al sistema nervioso causando la enfermedad.
El tétanos afecta a muchas personas en todo el mundo, pero muy en especial aquellas que viven en países en vías de desarrollo. Otras personas que son propensas a padecer tétanos son aquellas con quemaduras o heridas quirúrgicas, así como las que se inyectan drogas. Es importante mencionar que el tétanos no es una enfermedad que se contagie de una persona a otra.

Tos ferina: Es una infección muy contagiosa producida por la bacteria bordetella pertussis que origina ataques súbitos e intensos de tos que habitualmente terminan en una inspiración prolongada y profunda, emitiendo un sonido agudo. Entre los años treinta y cuarenta, la tos ferina causó estragos en muchos países. Con la llegada de la vacuna, el índice de muertes ha disminuido pero aún es considerado como un problema importante en el mundo. Personas de cualquier edad pueden desarrollar tos ferina, pero de un 100% de casos de tos ferina, el 50% se registra en niños menores de 4 años.

Un enfermo de tos ferina puede propagar las bacterias a través de las gotas de líquidos que se expulsan al toser o estornudar, y cualquier persona que se encuentre cerca podrá infectarse al inhalarlas. A partir de la tercera semana la enfermedad deja de ser contagiosa.

Estas tres vacunas se inyectan 5 veces, a los 2, 4 y 6 meses las tres primeras, una cuarta entre los 15 y los 18 meses y una quinta entre los 3 y los 6 años. Después, para prolongar la inmunidad, es recomendable revacunarse cada 10 años.


HÆMOPHILUS INFLUENZÆ B (Hib)

Es un virus que se aloja en el aparto respiratorio humano. El Hib puede presentarse en diferentes formas clínicas, de acuerdo a su ubicación, dando cuadros leves, moderados o graves. Los primeros suelen ser otitis, sinusitis y cuadros respiratorios. Los cuadros graves suelen ser formas llamadas invasivas por su agresividad. Entre ellas se encuentran la meningitis aguda, la neumonía, la epiglotitis (cuadro obstructivo de las vías respiratorias altas con dificultad respiratoria que puede llevar a la asfixia), o la pericarditis. La pauta de vacunación es a los 2, 4, 6 y 15-18 meses.


ImagePOLIOMIELITIS (VPI)

Es una infección vírica muy contagiosa, que produce debilidad muscular permanente, parálisis, fiebre, dolores de cabeza, vómitos, rigidez en el cuello y otros síntomas. En algunos casos puede ser mortal. Hoy en día es muy difícil que algún médico haya atendido algún caso de infección por poliomielitis, ya que la enfermedad ha desaparecido casi por completo gracias a los programas masivos de vacunación.

La infección se extiende desde el intestino a todo el cuerpo, pero el cerebro y la médula espinal son las más afectadas. Hay dos tipos de vacunas que están incluidas en las inmunizaciones sistemáticas de los niños. Una con poliovirus inactivado (vacuna Salk) que se inyecta y la otra con poliovirus vivos (vacuna Sabin) que se administra de forma oral. Sigue la misma pauta de vacunación que la Hib.


MENINGOCOCO C (MC)

Se define como enfermedad meningocócica a un grupo de síndromes clínicos ocasionados por la bacteria Neisseria meningitidis, que abarcan desde un proceso febril sin foco y con buen estado general (bacteriemia oculta) a un cuadro de sepsis fulminante con elevadas tasas de morbimortalidad. Existen multitud de variantes de meningococo (tipo A, B, C, D, X, Y,…). En España los más frecuentes son los conocidos como B y C. La peligrosidad del meningococo no es debida únicamente a su capacidad para producir meningitis, sino también algunas otras enfermedades. Es responsable de faringitis, neumonías, etc. O la temida sepsis meningocócica, donde el microorganismo invade la sangre y se produce la muerte fulminante en pocas horas. De hecho, el miedo a la meningitis se debe a esta enfermedad. Se inyecta a los 2 meses, a los 4 y una tercera vez entre los 12 y los 24 meses.


TRIPLE VÍRICA (TV): SARAMPIÓN, RUBEOLA Y PAPERAS

Es una vacuna conjunta contra tres enfermedades infecciosas muy comunes entre los más pequeños: sarampión, rubéola y paperas.

El sarampión es causado por un virus. Los síntomas incluyen fiebre, goteo en la nariz, tos, ojos rojos y sensibles, seguido por un sarpullido rojo-café. Este sarpullido comienza frecuentemente en la cara y se propaga al cuerpo, con una duración de 3 o más días.

La rubéola se caracteriza por la aparición de pequeñas erupciones en la piel de un color rosáceo que se inician en la cabeza y progresan hacia los pies, haciéndose más intensas en el tronco, que no provocan picores ni molestias y suelen desaparecer en pocos días. Junto con las manchas rojizas, los síntomas de la rubéola son bastante similares a los de un síndrome gripal, con malestar general, fiebre poco intensa, enrojecimiento de los ojos, dolor de garganta (faringitis) e inflamación dolorosa de ganglios alrededor de la nuca y en la región posterior de las orejas.

Las paperas se inician con la aparición de dolor y endurecimiento en la zona correspondiente a la glándula parótida (entre el lóbulo de la oreja y la mandíbula), generalmente debido a la inflamación de la zona. Característicamente el lóbulo de la oreja suele elevarse. La zona afectada tiende a ser dolorosa a la palpación e incluso con la administración de ácidos (limón, vinagre, etc.). Tras el contagio, el aumento del tamaño de la glándula alcanza su máximo volumen a los 2 - 3 días. Generalmente, primero se inflama un lado y en el transcurso de 2 días el otro lado; aunque puede ser en un solo lado. Suele además asociarse a fiebre generalmente menor de 40º.
Se inyecta en dos dosis, una entre los 12 y los 15 meses, y la otra entre los 3 y los 6 años.


VARICELA (Var)

Es una enfermedad infecciosa causada por un virus del grupo Herpes llamado Varicela Zoster. Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de fiebre y un exantema (erupción en piel) característico con forma de vesículas rodeadas por un halo rojizo. Estas lesiones producen una importante picazón, que muchas veces es la causa de las complicaciones de la varicela. Con el paso de los días, éstas vesículas se van transformando en costras que al estar completamente secas dejan de ser contagiosas.

La varicela es una de las enfermedades más fácilmente transmisibles y con alta tasa de contagio. Se propaga  de persona a persona a través de la tos o el estornudo. La probabilidad de contagio de varicela entre escolares y miembros de la familia es superior al 90%. La varicela contagia hasta cinco días después de la aparición del exantema o hasta que todas las lesiones estén en forma de costra. El calendario marca la vacuna entre los 12 y los 15 meses.


NEUMOCOCO (Prevenar 13)

Es una vacuna conjugada que contiene 13 serotipos de neumococo (los más agresivos), de reciente implantación en el calendario. El neumococo es una bacteria que puede causar infecciones en partes diferentes del cuerpo, muchas de ellas muy graves, como por ejemplo meningitis, pulmonía, sinusitis, otitis… El neumococo es una bacteria que vive naturalmente en los humanos en la parte posterior de la nariz. Muchas personas son portadoras de esta bacteria y nunca se enferman. Sigue la misma pauta de vacunación que la polio o la DTPa, 2-4-6 y entre los 12 y los 15 meses.

Si tienes más dudas, pregunta al pediatra.

Fuente: Asociación Española de Pediatría.
Redacción: Irene García

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • Tratamiento del virus respiratorio sincitial (VRS)

    Tratamiento del virus respiratorio sincitial (VRS)

    El virus respiratorio sincitial (VRS) es el agente que más frecuentemente causa infecciones en lactantes y niños menores de 2 años, generando más del 90% de los casos de bronquiolitis, una infección... (para que sirven las vacunas)

  • Cribado neonatal en España

    Cribado neonatal en España

    Tras varios años discutiendo una propuesta presentada en 2010 por el Partido Popular, el Ministerio de Sanidad ha aceptado incluir en el cribado neonatal siete enfermedades metabólicas en una primera... (que son las vacunas y para que sirven)

  • Megaloeritema

    Megaloeritema

    El megaloeritema, también conocido por quinta enfermedad o eritema infeccioso, es una patología frecuente en niños de edad preescolar, originada por el parvovirus B19 y que provoca en quien la padece... (para que sirve la vacuna)

3 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por: el día 02-10-2013
si me sirvio para la tarea
Anónimo
Enviado por: el día 23-04-2012
1589764186418764 mi tel.
Anónimo
Enviado por: el día 29-03-2012
las vacunas sirven para evitar enfermedades y dart salud normal las vacunas tambien es para cuando seas grande no t enfermes mucho