› 
 › 
Inglés para niños, aprender un idioma desde bebé

Inglés para niños, aprender un idioma desde bebé

Inglés para niños, aprender un idioma desde bebé
comentarios0 comentarios
comparte

Según todos los expertos, la mejor manera de aprender un idioma es hacerlo desde pequeño, ya que hasta los 8 años de edad, se hace de una manera intuitiva y apenas requiere esfuerzo. Aunque te parezca que tu hijo es muy pequeño, no lo dejes para más adelante; cuanto antes, mejor.

Desde el momento en que nacen, los niños están genéticamente preparados para aprender a hablar más de un idioma. Su cerebro es sumamente permeable y está abierto al mundo para descubrir todo lo que le rodea.

En 1997, el equipo de neurólogos del hospital Memorial Sloan Kettering, de Nueva York, comprobó que el cerebro de un niño es capaz de memorizar dos lenguajes de forma simultánea en una misma región de la corteza cerebral, utilizando un único grupo de neuronas, a diferencia de los adultos, quienes al adquirir un segundo idioma lo almacenan en un área distinta. En términos prácticos, esto significa que mientras más pequeños sean los niños, el aprendizaje de idiomas es natural y simple, ya que no hacen el proceso de traducir el pensamiento de un idioma a otro, como los adultos.

Y es que un niño aprende un idioma desde el primer momento de vida. Si no, ¿cómo explicamos el aprendizaje de nuestro idioma materno? Es absurdo pensar que un segundo idioma debe aprenderse a partir de una cierta edad y con libros.

Si reflexionamos un poco veremos que de los 0 a los 3 años un niño es capaz de comunicarse construyendo frases prácticamente correctas y nadie le ha enseñado nada. Lo oye en contexto, lo interioriza y lo aprende a utilizar porque le surge una necesidad de comunicación.

Ventajas e inconvenientes

La edad en la que un niño tiene una mayor capacidad de aprendizaje es de los 0 a los 3 años. Aprenden de forma natural e intuitiva. Por lo tanto, el aprendizaje primerizo es mucho más eficaz porque –si se hace bien- el niño aprende sin darse cuenta.

El cerebro de los recién nacidos está listo para aprender un idioma. Los bebés nacen con millones de células en el cerebro que controlan el lenguaje. Estas células se conectan con otras al principio de la vida, formando "caminos." Cuando escuchan hablar a los adultos se fortalecen los "caminos" que tienen que ver con el lenguaje en el cerebro. Sin embargo, a los diez años estos caminos ya están bien desarrollados y a partir de ese momento cuesta más aprender otro idioma.

En contra de lo que mucha gente piensa, no tiene ningún inconveniente. La adquisición de un nuevo idioma no se debe percibir como un peligro, se debe entender como lo que es: una oportunidad. El niño va construyendo su conocimiento del idioma tal y como se hila una madeja de lana, construimos sobre conceptos ya interiorizados y los seguimos repasando de forma que nunca se deja atrás lo que ya se ha hecho. Tal y como decíamos, éste es el proceso natural. Ampliamos siempre el lenguaje también en nuestra lengua materna pero nunca dejamos atrás lo que ya conocemos.

Nuestro cerebro está preparado para aprender varias lenguas, por lo que desperdiciamos nuestra capacidad si no explotamos esta opción.

¿Puede llegar a ser bilingüe?

Si entendemos por bilingüe que los niños hablen el inglés con la misma facilidad y sin esfuerzo como lo hacen en español, la respuesta es no. Con Kids&Us vamos a lograr un grado de competencia excelente y muy superior al que se logra con sistemas más tradicionales. Nuestros alumnos llegan a tener un lenguaje muy rico y variado, con muy buenas habilidades comunicativas y muy buena comprensión. También consiguen un uso natural y espontáneo del inglés sin necesidad de traducir constantemente desde su lengua materna. Creemos que ser bilingüe implica mucho más, implica tener una competencia igual que su lengua materna, y teniendo en cuenta que los niños no están expuestos al inglés 24 horas al día, esto no va a ser así.

¿Cómo es el aprendizaje con niños tan pequeños?

Nuestro trabajo se sustenta sobre cinco pilares que son los que explican el aprendizaje de nuestra lengua materna:

1- Se da una exposición al lenguaje desde una corta edad porque para que se dé una eficaz adquisición del lenguaje, es básico estar expuesto a él desde pequeños.

2- Los niños necesitan un input rico en lenguaje. Nuestros alumnos escuchan y aprenden el idioma tal y como es desde el primer día y de forma natural. En este sentido, les tratamos como potenciales nativos.

3- La repetición también es una herramienta fundamental en la adquisición del lenguaje y del aprendizaje en general de hecho. No es casualidad por ejemplo que los niños de bien pequeños pidan que se les cante la misma canción cien veces o que se les cuente el mismo cuento. La demanda de repetición es un mecanismo innato necesario y vital para el desarrollo general del niño y la adquisición del lenguaje. Nuestros alumnos están en contacto con el inglés a diario.

4- La interacción y la necesidad de comunicación son vitales para la existencia del lenguaje. De no haber interacción, no existiría la comunicación. Por ello, en Kids&Us trabajamos con grupos reducidos y de esta forma garantizamos la interacción de cada uno de los niños con la maestra y creamos situaciones donde los niños sientan la necesidad de comunicarse.

5- Finalmente, el lenguaje se da en un contexto lleno de significado y rico en estímulos. De nada sirve exponer a los alumnos al lenguaje si esta exposición no se da en contexto que le dé significado. Por ello, en Kids&Us el primer contacto en inglés se da en un ambiente rico en contexto y lleno de significado para el niño.

Todo esto no se concibe de otra forma que a través de juegos, canciones y actividades estimulantes para cada grupo de edad. Las diferentes actividades están pensadas para ir consolidando todo aquello que se ha trabajado y a la vez ir ampliándolo. Nada se hace porque sí. Todo tiene su razón de ser. Todas las actividades que se llevan a cabo en clase tienen una finalidad comunicativa entre el niño y sus compañeros o entre el niño y la maestra.

Pautas para los padres

La única tarea que damos a los padres es la de poner el CD a sus niños en casa. De esta forma trabajamos la repetición y el contacto diario con el inglés. Somos conscientes que muchos de los padres de nuestros alumnos no tienen conocimiento del inglés y por lo tanto no podemos exigir que hagan el trabajo que nos corresponde a nosotros.

 

Redacción: Natalia Perarnau, creadora de Kids&Us

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • Visitas en el hospital después del parto

    Visitas en el hospital después del parto

    Durante los días que pases en la Maternidad, descansar y relajarte debería ser una de tus prioridades. Aunque el parto es un proceso normal y no hayas tenido complicaciones, resulta siempre agotador.... (inglés para bebés)

  • ¿A qué edad pueden empezar a ver la tele los bebés?

    ¿A qué edad pueden empezar a ver la tele los bebés?

    La televisión está implantada en nuestra sociedad desde ya hace muchos años, tanto, que son muchas las veces que la dejamos puesta como “ruido de fondo” y así los niños se crían junto a ella. (inglés bebés)

  • Cuándo involucrar al niño en la Navidad

    Cuándo involucrar al niño en la Navidad

    Es muy probable que tu bebé no disfrutara de sus primeras Navidades, ya que con un año o menos, no era capaz de darse cuenta de lo que ocurría a su alrededor. Con tener cubiertas sus necesidades básicas... (ingles para bebes en casa)

0 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo