Juguetes apropiados para niños de 1 año

Juguetes apropiados para niños de 1 año
comparte

Desde que sopla su primera vela hasta que cumple los dos años, el niño experimenta uno de los periodos de más cambios en su vida. En este pequeño espacio de tiempo los bebés se desarrollan a una velocidad vertiginosa, aprenden a andar con seguridad, a arrastrar y a empujar cosas, a subir y bajar escalones, a utilizar sus manos para comer con cubiertos, a decir sus primeras palabras, a vaciar y llenar cajas, a jugar con pelotas, a hacer garabatos…

Así, fruto de este progreso, nace también su curiosidad y su capacidad de explorar todo lo que está a su alcance. A los pequeños de un año les llama la atención cualquier cosa que ven, todo les sorprende porque todo es nuevo, por eso son fáciles de entretener y no necesitan gran cantidad de juguetes, es más, ni siquiera necesitan juguetes, cualquier objeto les sirve para jugar: un cojín, una caja, un envoltorio, un plato, una revista, etc.

 

A esta edad, dentro de este proceso de aprendizaje, el juego tiene un papel importantísimo. A través de los juguetes aprende a mover su cuerpo para conseguir sus objetivos y a entender el concepto de causa-efecto o el de la permanencia de los objetos.

 

Los juguetes ideales para niños de un año son los que propicien su desarrollo óptimo, especialmente los que mejoren la coordinación de manos y ojos. Además es conveniente saber con qué actividades disfrutan y qué habilidades concretas perfeccionan a esta edad para elegir los juegos y juguetes apropiados.



Actividades que realizan los niños de un año

No te puedes perder ...

Juguetes apropiados para niños de 1 año

Juguetes apropiados para niños de 1 año

Desde que sopla su primera vela hasta que cumple los dos años, el niño experimenta uno de los periodos de más cambios en su vida. En este pequeño espacio de tiempo los bebés se desarrollan a una velocidad vertiginosa, aprenden a andar con seguridad, a arrastrar y a empujar cosas, a subir y bajar escalones, a utilizar sus manos para comer con cubiertos, a decir sus primeras palabras, a vaciar y llenar cajas, a jugar con pelotas, a hacer garabatos…

 

Alrededor de los 12 meses, algunos antes y otros después, los niños adquieren la habilidad de andar. Este es un buen momento para animarle a gatear, si aún no lo hace, o a caminar, poniéndole objetos atractivos a la vista pero alejados. Esto le obligará a desplazarse para tratar alcanzarlos. También hay muchos juguetes que pueden ayudarle a dar sus primeros pasos.

 

Igualmente está desarrollando el control de los movimientos de sus manos. Tirarle objetos para que intente atraparlos y sujetarlos o cualquier otro juego que requiera mover las manos le encantará. Asimismo están descubriendo su capacidad de lanzar cosas intencionadamente en una dirección y les divertirá lanzar todo objeto que caiga en su mano. Facilitarle una pelota y jugar a pasarla o cogerla al vuelo puede canalizar ese entusiasmo. Aunque al principio le resulta difícil atinar, poco a poco irá mejorando su precisión.

 

Ya es capaz de coger un lápiz y trazar sus primeros garabatos, generalmente circulares. Aunque todavía no es arte figurativo, no dudes en alabarlo, disfrutará escuchando los ánimos de sus padres.

 

Su capacidad de concentración aumenta. Ya se queda en un mismo lugar más tiempo y puede jugar durante varios minutos seguidos con el mismo juguete. Le gusta observar los objetos, y ya no se limita a morderlos sino que trata de averiguar cómo funcionan y qué son.

 

Estará empezando a balbucear sus primeras palabras. El juego es una excelente oportunidad para fomentar el lenguaje.

 

Los niños de un año ya reconocen a ciertas personas y muchos objetos. En este momento se inicia el juego simbólico, “jugar a ser otro”.

 

Sigue disfrutando con los objetos visuales y sonoros. Pero ahora además sabe que él mismo puede provocar ruido (dando golpes, con palmadas, gritando…). Muestra interés por la música escuchándola, bailando al son o intentando reproducir sonidos con su voz.

 

Le encanta experimentar encajando objetos (vasos, juguetes, piezas, cacerolas, etc.) o construyendo torres con ellos.

 

Pasa páginas con facilidad de una en una (o de 3 en 3 dependiendo del grosor de éstas) y en un orden lógico.

 

A partir de los dieciocho meses empieza a mostrar deseo de subirse en juguetes con ruedas y en poco tiempo será capaz de trasladarse él mismo impulsándose con los pies.



Juguetes idóneos para niños de un año

 

-  Carritos para empujar o arrastrar (sillitas de paseo de muñecos, carritos de la compra, correpasillos, coches, trenes…)

 

-  Pinturas de dedos, lápices, rotuladores, ceras, témperas, etc.

 

-  Bloques de construcción

 

-  Objetos para apilar o encajables (a mano o a golpe de martillo)

 

-  Puzles sencillos, rompecabezas y juegos de introducir formas

 

-  Tienda de campaña, tipi o casita para meterse dentro

 

-  Caja con arena

 

-  Piscina de plástico

 

-  Juguetes que imitan a los reales (coches, marionetas, muñecos, peluches, cocinitas, etc.)

 

-  Instrumentos musicales o juguetes sonoros

 

-  Cuentos

 

-  Coches, motos

 

Seguridad: A esta edad es muy importante prestar atención a la seguridad de los juguetes, observando en la etiqueta si son adecuados para menores 3 años. Los juguetes para niños de entre 0 y 3 años no deben contener piezas pequeñas que puedan desprenderse fácilmente y tragarse. Todos los juguetes deben, además, contar con el distintivo CE, que garantiza que cumplen con la normativa europea en materia de seguridad.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>