¿Cuándo se recomienda que el bebé duerma solo?

¿Cuándo se recomienda que el bebé duerma solo?
comparte

Todos los pediatras recomiendan que, al menos durante los primeros 6 meses de vida, el bebé duerma con los padres, ya sea en una cuna al lado de su cama o en la misma cama. Sin embargo, a partir de esa edad, el momento de pasar al niño a su habitación depende de cada familia, no hay un mejor momento igual para todos.

Durante los primeros meses de vida del bebé es fundamental dormir a su lado ya que de esta forma se potencia la lactancia materna y se puede reducir la muerte súbita del lactante al estar al lado del bebé y poder escucharle y atenderle al momento si le ocurre cualquier cosa. Eso no significa que tengas que pasarte la noche mirándole por si acaso, pero te permitirá atenderle más pronto y oír hasta el más mínimo ruidito diferente que haga.


En cuanto a la forma de dormir en estos meses, puedes colocar a tu pequeño tanto en una cuna o minicuna al lado de la cama, como en una cuna de colecho o en tu cama. No importa la manera, los beneficios para la lactancia y el establecimiento del vínculo con el bebé son los mismos, lo importante es que estéis en la misma habitación.


Llegada a esta edad, algunos padres se plantean pasar al bebé a su propia cama, mientras que otros lo alargan hasta el año o incluso más tiempo. No hay ninguna recomendación de tiempo exacta, depende de cada familia y de sus necesidades, así como de la forma de dormir del bebé o de si sigue mamando por la noche, por ejemplo. Estos son algunos motivos que pueden hacer que quieras que tu bebé siga en tu habitación pasados los 6 meses:

¿Cuándo se recomienda pasar al bebé a su habitación?

¿Cuándo se recomienda pasar al bebé a su habitación?

Pasar de la habitación de los padres a la propia es uno de los primeros pasos en la independencia del bebé. En general, resulta más traumático para los padres que para el propio niño. Los temores por no escucharlo si tiene alguna necesidad o, simplemente, por oír su respiración hacen que se quede más tiempo a nuestro lado.


1- Continúa con las tomas nocturnas. Si tu bebé sigue despertándose a comer una o más veces por la noche, os será mucho más cómodo que siga en la habitación, así no tendrás ni que levantarte para darle el pecho.


2- Se despierta muy a menudo. Puede que tu pequeño ya no coma por la noche, pero sí tenga muchos despertares nocturnos y necesite que le calmes o le pongas el chupete, por lo que también te será más cómodo atenderle si le tienes al lado y no necesitas ni levantarte de la cama.


3- Os gusta dormir juntos. O puede que el único motivo por el que queráis seguir todos juntos es que os encanta dormir juntitos, por lo que, si eso os hace felices y os permite dormir bien ¿por qué cambiarlo?


¿Cómo saber cuándo cambiarle a su habitación?


El momento, como decíamos, depende de vosotros y del niño. Hay muchos motivos para decidir cambiarle a su habitación, y según cuándo se den estos, si se dan, el momento puede ser antes o después.


Por ejemplo, es posible que vayáis a tener otro hijo y cuatro en la habitación os parezca multitud. En ese caso, es mejor que le paséis a su habitación meses antes de que nazca el hermano para que no se produzcan tantos cambios juntos ni asocie el dejar de dormir con vosotros a su hermano, o puede causarle más celos.


Otra opción es que vuestro hijo haga muchos ruidos nocturnos que no os dejen dormir. Hay muchos bebés que hacen gemiditos y otros ruidos al dormir, lo cual puede despertaros e impediros descansar. En ese caso, una buena opción puede ser pasarle a su habitación para que todos descanséis mejor.


O puede que vuestra habitación sea muy pequeña y su cuna no quepa, por lo que no os quede más remedio que pasarle a su habitación cuando ya no quepa en la minicuna.


O quizá tu hijo ya sea mayor y pide él mismo que quiere independizarse de vosotros por la noche y dormir solo. En ese caso, aunque os dé pena, lo mejor es respetar sus deseos y pasarle a su cama en su propia habitación.


¿Cómo ayudarle a dormir solo?


Si la decisión la habéis tomado vosotros y no él, estos consejos pueden ayudaros a que acepte sin problemas su nuevo lugar de sueño:


- Si es un poco mayor, explicadle que ha llegado el momento de pasarle a su propia habitación porque “ya es grande” y, por lo tanto, puede dormir solo en otra habitación, pero siempre cerca de los papás. Hacedle ver que puede llamaros cuando lo necesite y que siempre iréis a su lado para que no se sienta rechazado.


- Si le da miedo dormir solo o la oscuridad los primeros días, puedes dejar encendida una luz del pasillo o poner una lucecita en su habitación.


- Si tiene un peluche o muñeco favorito, déjale que duerma con él para que se sienta más seguro y protegido.


- Si tiene más de 18 meses, déjale que elija su cuna o cama y la ropa de cama para que se sienta más a gusto y le haga más ilusión irse a su nueva habitación.


- Asocia su habitación con actividades divertidas para que no tenga reparos en irse a ella. Cuanto más a gusto se sienta en ella, mejor.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Sueño en los niños a partir del año", https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/sueno-en-ninos-partir-ano

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×