› 
 › 
Alimentación del bebé de 1 año

Alimentación del bebé de 1 año

Alimentación del bebé de 1 año
comentarios2 comentarios
comparte

Al cumplir su primer año, el bebé empieza una nueva etapa en su alimentación. A esta edad el niño ya puede comer todo tipo de alimentos, masticar comidas troceadas, compartir la mesa con los mayores...

Necesidades dietéticas a esta edad

Una dieta saludable debe cubrir las siguientes necesidades nutricionales:

- Calorías: 1.200 a 1300 Kcal/día

- Proteínas: 25 a 30 gr/día

- Hidratos de carbono: 100 a 160 gr/día

- Grasas: 35 a 45 gr/día

La distribución energética entre las diferentes comidas debe ser:

•  Desayuno: 25%

•  Comida: 30%

•  Merienda: 15%

•  Cena: 30%

La dieta debe ser equilibrada y variada en platos, sabores, texturas y consistencia e incluso colores, para acostumbrar al paladar y lograr un adecuado aporte nutritivo. El olor, el color, el sabor y la forma influyen en sus gustos personales.

Los sólidos adquieren importancia en la dieta del niño, y la leche debe dejar de ser la fuente principal de nutrientes. De hecho, los poslactantes necesitan solo 300 ml diarios, en vez de los 500-600 ml anteriores, que completarán con otros productos lácteos. Además, a partir de los 15 meses pueden comenzar a tomar leche de vaca normal. Si sigues amamantando, bastará con dos tomas al día, sumadas a los productos lácteos que ya debe comer.

Una dieta saludable de un poslactante difiere de la requerida para un adulto en que contiene menos alimentos voluminosos con alto contenido en fibra. El estómago del pequeño no puede tratar comidas como la pasta o el arroz integrales, y una dieta demasiado rica en fibra no es buena para él porque le llenará enseguida y puede reducir la cantidad de calcio y hierro absorbidos.

Además, es importante que sigas añadiendo la mínima cantidad de sal y azúcar en sus comidas, lo cual le beneficiará de mayor. En su lugar, puedes comenzar a añadir especias como ajo o hierbas aromáticas.

El hierro es muy importante a esta edad, con lo que debes incluir carne roja en su dieta.

Hay que poner especial cuidado en la conducta alimenticia del niño, la cual puede estar sujeta a determinadas aversiones y preferencias, lo que puede conducir en ocasiones a una dieta carente de algunos nutrientes. Aunque le cueste comer ciertos alimentos, en ningún caso debes permitirle que elimine de su dieta ciertos grupos alimenticios como verduras o pescados.

Los niños a estas edades son caprichosos y tienen tendencias hacia los dulces y golosinas que a veces se le ofrecen. La alimentación correcta a partir del año de edad se basa en el consumo de una dieta equilibrada que garantice los tres objetivos siguientes:

1.         Asegurar un crecimiento y desarrollo óptimos.

2.         Evitar carencias nutritivas.

3.         Prevenir enfermedades del adulto: cardiovasculares y obesidad.

 

¿Qué puede comer?

- 12-14 meses: Ya puede tomar chocolate y miel (sin abusar), alimentos que antes estaban prohibidos. Los platos se sirven cada vez menos triturados.

- 15-17 meses: El pequeño puede comer muchos platos de la mesa familiar: sopa de verduras, purés de legumbres, sopas de fideos, arroz en todas sus variedades (excepto con mariscos), carnes y pescados en salsa, tortillas.

- 18-19 meses: Ya puede comer quesos (a excepción de los muy pasados).

- 20-24 meses: Al acercarse al segundo cumpleaños, puede empezar a comer huevos fritos y verduras como las coles. Aún hay que tener cuidado con los mariscos, los embutidos y los condimentos fuertes.
 

Ejemplo de menú

Al año de edad se va estructurando la dieta propia de cada niño. Empieza a descubrir y aceptar los diferentes sabores de los nuevos alimentos que le son ofrecidos. A partir de ahora debe empezar a comer prácticamente de todo, aunque siempre de forma progresiva y con una dieta equilibrada. Su menú diario debe tener al menos 4 tomas: desayuno, comida, merienda y cena.

Durante esta época también debe producirse un cambio estratégico en su alimentación. Pasar de concepto de plato único a una comida compuesta por un primer plato (verduras, patatas, sopa, purés), un segundo plato (carne, pescado, huevo, todo ello acompañado de una guarnición) y finalmente un postre.
 

Desayuno

- Lactancia materna o una taza de leche.

- Entre 60 y 120 cc de cereales.

- Un vaso de zumo de naranja natural sin azúcar.
 

Media mañana

- Un yogur entero.

- ½ rebanada de pan integral o media pieza de fruta.
 

Comida

- Primer plato: Generalmente a base de arroz, pasta, verduras con patata, legumbres en puré, puré de verduras con carne o pescado (puedes introducir parte en el puré y dejar un poco fuera, trocearlo bien y dárselo para que vaya masticando).

- Segundo plato: Carnes, derivados cárnicos, pescado o huevos. Deben aparecer en cantidades moderadas. Pueden acompañarse de una guarnición de ensalada o verduras o patatas (asadas o cocidas o en puré, no siempre fritas). Conviene incluir al menos 3 veces por semana pescado (blanco y azul) y huevos, hasta tres veces por semana.

- Postre: Un yogur.
 

Merienda

- Papilla de frutas o un bol con trozos de fruta muy pequeños.

- Un par de galletas.

- Un zumo.
 

Cena

- Biberón de leche con cereales o lactancia materna.

- Media tortilla francesa, o una loncha de jamón cocido, o un par de croquetas de pollo o pescado.
 

Recetas para esta edad

- Verduras

Crema de calabaza

Ingredientes

500 g de calabaza

1 patata

1 puerro

1 litrode caldo vegetal o de agua

50 ml de aceite de oliva

Sal

La calabaza es muy dura de pelar, por lo que es mejor que la peles una vez cocida. Se pone la calabaza en un recipiente apto para el microondas, se tapa con film transparente al que le haces antes unos agujeros para que escape el vapor y la cueces durante diez minutos a máxima potencia. Cuando esté fría o tibia se le quita la piel. Después, echa un chorro de aceite en una cazuela grande, corta los puerros en pequeños trozos y sofríe a fuego lento durante unos diez minutos.

Echa la sal (poca) y añade la patata pelada y cortada en trozos. Remueve y deja cocer todo junto otros tres o cuatro minutos. Incorpora la pulpa de la calabaza ya cocida y el caldo caliente y deja cocer media hora. Por último, tritura bien hasta que quede una crema muy fina.

Para darle más untuosidad, puedes añadirle un par de quesitos a la crema antes de triturar.
 

Lasaña de verduras

Ingredientes

12 placas de lasaña de huevo

1 zanahoria

1 berenjena

2 chalotes

1 puerro

10 judías verdes

75 g de queso Emmental

Sal

Mantequilla

Para la salsa de tomate:

4 tomates maduros

1 diente de ajo

Aceite

Sal y azúcar

Para la bechamel:

50 g de mantequilla

50 g de harina

500 ml de leche

1 pellizco de nuez moscada

Sal

Empieza haciendo la salsa de tomate. Pela los tomates y córtalos en trozos menudos. En una cazuela plana unta aceite y el diente de ajo y añade los tomates. Alíñalos con una cucharadita de sal y una pizca de azúcar y déjalos cocer hasta que queden bien confitados. Tardarán unos tres cuartos de hora.

Para la bechamel, derrite la mantequilla en una cazuela, añade la harina y deja que la mezcla cueza hasta que se dore. Incorpora la leche de una sola vez y remueve sin dejar que se espese. Sala y aromatiza con nuez moscada. Mezcla la bechamel con la mitad de la salsa de tomate.

Cuece las placas de lasaña en agua hirviendo con sal durante quince minutos. Escúrrelas y extiéndelas sobre un trapo de cocina limpio. Lava bien las verduras y córtalas en trozos pequeños. Salpiméntalas y échalas en una sartén con aceite caliente y rehoga a fuego lento durante diez minutos como mínimo. Después, mézclalas con la otra mitad de salsa de tomate.

En una fuente para horno, pon una base de bechamel y tomate, y encima, una capa de placas de lasaña; sobre esta pon una capa de verduras y tomate y cubre con otra capa de lasaña. Repite la operación tantas veces como sea posible y acaba con una capa de pasta de lasaña. Cúbrelo todo con salsa bechamel y tomate y espolvorea el queso. Mete al horno con el gratinador encendido y cuando esté gratinado, ya se puede comer.
 

- Carnes:

Escalope con puré de calabacín

Ingredientes

500 g de espalda o de pierna de ternera cortada en filetes muy finos

50 g de pan rallado

2 huevos

250 ml de aceite

150 ml de leche

Para el puré de calabacín:

1 calabacín

Un poco de mantequilla

100 ml de agua

Sal

Empieza por el puré de calabacín. Córtalo sin pelarlo y sofríelo con un poco de mantequilla a fuego lento, durante unos quince minutos. Échale sal, ponlo en el agua y cuécelo durante una media hora. Tritúralo y lo reservas.

Pon los escalopes en remojo en leche y sal durante media hora. Reboza con huevo batido y pan rallado. Calienta el aceite en una sartén y fríelos. Cuando se hayan dorado, retíralos del fuego y colócalos sobre un papel de cocina absorbente. Sírvelos con el puré de calabacín.
 

Albóndigas guisadas

Ingredientes

150 g de carne picada de ternera

150 g de carne picada de cerdo

Unas cuantas hojas de perejil

1 huevo

30 g de miga de pan

Un chorro de leche

Harina

1 cebolla

2 tomates maduros pequeños

100  de guisantes

50 ml de vino blanco

200 ml de agua

Un poco de azúcar

Sal

Para el picadillo:

Unas briznas de azafrán

6 almendras

Un chorro de vino blanco

Pon la miga de pan en remojo con la leche. Mezcla en un bol las carnes picadas, el huevo, la miga de pan remojada, sal, pimienta y el perejil picado. Trabájalo con las manos hasta conseguir una masa homogénea. Haz bolas con ella, pásalas por la harina y fríelas en aceite muy caliente.

Pela y pica la cebolla y sofríela a fuego lento en una cazuela donde quepan después las albóndigas. Añade el tomate rallado, el azúcar y la sal y déjalo al fuego diez minutos. Debe quedar confitado. Tritura el sofrito y vuélvelo a poner en la cazuela con las albóndigas y el vino blanco. Cuece a fuego lento cinco minutos para que se evapore el vino. Añade agua y deja cocer otra media hora, también a fuego lento.

Mientras, prepara el picadillo y machácalo en el mortero. Échalo a la mezcla y espera unos minutos para que ligue la salsa.

 

- Pescados:

Atún con tomate natural rallado

Ingredientes

4 filetes de atún de tamaño individual

4 tomates maduros

100 g de champiñones

100 ml de aceite de oliva

Sal

Ralla los tomates y alíñalos con aceite de oliva y un poco de sal. Lava los champiñones, quítalos el pie y pícalos muy menudos. Mézclalos con los tomates rallados. Sala los filetes de atún y hazlos a la plancha, muy caliente, con un chorro de aceite de oliva. Solo se deben hacer un minuto por cada lado. Sírvelos acompañados del tomate y los champiñones.

Fuente: ¡Es fácil que coman de todo!, Ada Parellada. A comer, La guía para lograr que tu hijo coma de forma sana y feliz, Dra. Rana Conway.
Redacción: Irene García

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • ¿Cuándo puede un bebé comer miel?

    ¿Cuándo puede un bebé comer miel?

    La miel no se recomienda antes de los 12 meses ya que puede contener esporas de una bacteria llamada Clostridium botulinum que, en el sistema digestivo todavía inmaduro del bebé puede causar botulismo... (alimentacion bebe 1 año)

  • ¿Cuándo puede un bebé comer fresas?

    ¿Cuándo puede un bebé comer fresas?

    La fruta se introduce en la dieta del bebé en torno a los 6 meses, exceptuando algunas que pueden ser más alergénicas y no se recomienda dar hasta más tarde, como las fresas (alimentacion a partir del año)

  • Prevención de la obesidad infantil

    Prevención de la obesidad infantil

    Los primeros años de vida del bebé son importantes porque en este período se empiezan a adquirir los hábitos alimentarios del futuro. (alimentacion de un niño de 1 año)

2 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por: el día 22-01-2014
excelentes recomendaciones. muchas gracias.
Anónimo
Enviado por: el día 04-05-2013
Me encanta saber todo sobre bebes, ya que soy madre primeriza